El Pleno de la Asamblea de Madrid, en su sesión ordinaria celebrada el día 19 de octubre, aprobó una Proposición No de Ley, presentada por el Grupo Parlamentario Ciudadanos, relativa a la elaboración de un Plan Integral de Prevención del Suicidio en la Comunidad y a la petición al Gobierno Nacional para crear un Plan Estatal de Prevención del Suicidio.

En su exposición de motivos, Ciudadanos alertaba del incremento a nivel mundial en las tasas de suicidio en los últimos 45 años (un 60%), suponiendo, según la Organización Mundial de la Salud, unas 800.000 muertes anuales en el mundo.

En nuestro país concretamente, si bien es difícil “contar con información fiable”, la última estadística publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) advierte del elevado número de personas fallecidas por este grave motivo, considerándola, en base a sus datos, como la principal causa externa de muerte en España. De forma específica, la Comunidad de Madrid, a pesar de representar una tasa inferior al resto de Comunidades - con 327 suicidios en 2015-, supone, en palabras de Ciudadanos “una magnitud suficientemente elevada para requerir toda nuestra atención”.

El texto de la iniciativa definía el suicidio como un fenómeno complejo que no puede atribuirse a una sola causa concreta, y en el que intervienen factores psicológicos, sociales, biológicos, culturales y ambientales. Si bien se puede prevenir, a nivel Estatal se da un problema fundamental, esto es, la inexistencia de un programa de Prevención del Suicidio comparable a las Campañas de Tráfico (en línea con las recomendaciones de la OMS), y que, tal y como recordaba Ciudadanos en su propuesta, pese a las iniciativas aprobadas en el Congreso y en el Senado en este sentido, aún hoy día no se ha materializado, un hecho que clama por la necesidad de contar “de manera urgente con un Plan nacional de prevención del suicidio”.

En el caso de la Comunidad de Madrid, aunque se han dado pasos positivos durante los últimos años mediante la implementación de diversas iniciativas y programas, hasta la fecha no se dispone de una estrategia integral de abordaje del suicidio.

Teniendo en cuenta que el suicidio es un grave problema de salud pública, cuyo abordaje precisa que se involucre a toda la sociedad (ya que, por su propia complejidad “excede el ámbito sanitario, e implica una necesaria aproximación integral desde ámbitos tan diversos como el educativo, social, laboral, judicial, policial, religioso, político, legal y de los medios de comunicación”), el Grupo Ciudadanos presentó su Proposición No de Ley, mediante la cual la Asamblea de Madrid instaba al Gobierno de la Comunidad a:

1. Elaborar en el plazo de 6 meses un Plan integral de Prevención del suicidio en la Comunidad de Madrid, con dotación presupuestaria suficiente y que cuente con la participación de las Consejerías de Sanidad, Políticas Sociales y Familia, Educación y Presidencia y Justicia, y que recoja al menos los siguientes ejes de actuación:

- Sensibilización y disminución del estigma asociado a la conducta suicida: campañas de concienciación y elaboración de guías de estilo para medios de comunicación.

- Establecimiento de acciones de prevención y abordaje de la conducta suicida, con especial incidencia en los colectivos más vulnerables (adolescentes y mayores), centradas en la detección del riesgo de conducta suicida y en la mejora de los ratios de psicólogos por paciente.

- Formación de profesionales de todos los ámbitos en prevención e intervención en conducta suicida.

- Medidas específicas de apoyo y atención a las personas que hayan realizado una tentativa suicida.

- Atención psicológica y social a las familias que han perdido un ser querido por suicidio.

- Fomentar el asociacionismo de las entidades de prevención de suicidio que vienen participando de manera activa con la Comunidad de Madrid.

- Poner en marcha un adecuado sistema de información e investigación epidemiológica de la conducta suicida en la Comunidad de Madrid.

2. Instar al Gobierno de la Nación a que elabore un Plan Estatal de Prevención del Suicidio.

Tras el debate de esta iniciativa, la misma quedó aprobada, con la incorporación de dos nuevos ejes de actuación en el punto 1:

“- Elaborar protocolos e instrumentos de coordinación entre el Sistema Sanitario, el Ámbito Educativo, el Ámbito Social, la Administración de Justicia, los Medios de Comunicación y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

- El plan deberá incorporar una sistematización de las buenas prácticas y de las posibilidades de extensión de las experiencias desarrolladas en el Hospital 12 de Octubre, Fundación Jiménez Díaz y Hospital Gregorio Marañón”.

La iniciativa puede descargarse desde la Web de la Asamblea de Madrid (pág. 17936), o bien a través del siguiente enlace:

PNL Plan Integral de Prevención del Suicidio

Artículos Relacionados
La identificación temprana y una acción efectiva son vitales en la prevención del suicidio, según la BPS
El peligro de los juegos en las redes sociales que incitan a conductas de riesgo y autolesivas en jóvenes - Día Mundial para la Prevención del Suicidio
El Teléfono de la Esperanza pone en marcha un teléfono para prevenir el suicidio
Es necesario conceder más prioridad a la salud mental en colegios y universidades, según un informe
El suicidio es la principal causa de muerte entre los adolescentes europeos – Informe de la OMS
El suicidio en jóvenes en España: cifras y análisis de un fenómeno preocupante
Claves para la prevención del suicidio de adolescentes
El suicidio sigue siendo la principal causa de muerte no natural en España