“En los países en los que se han desarrollado políticas de prevención, las tasas de suicidio han descendido claramente”. Así lo afirmaba el Grupo Parlamentario Mixto, a instancia de los Diputados de Unión del Pueblo Navarro/UPN, Íñigo Alli Martínez y Carlos Salvador Armendáriz, para justificar la presentación, el pasado mes de abril, de una Proposición no de Ley relativa a la creación de un Plan nacional de prevención contra el suicidio (http://www.infocop.es/view_article.asp?id=6793&cat=44).

Esta propuesta ha sido finalmente debatida y aprobada en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales, celebrada el 14 de noviembre.

Como bien señalaba el Grupo Mixto en su exposición de motivos, el suicidio es, además de un drama personal y familiar, un importante problema de salud pública. Este grave problema produce “no solo muertes, sino graves consecuencias físicas y emocionales derivadas de los intentos autolíticos”.

Según estima la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 800.000 personas mueren por suicidio anualmente, una cifra que se multiplica por 20 si se tienen también en cuenta las tentativas.

A este respecto, los últimos datos del INE pertenecientes al año 2015, situarían en 3.602 el número de fallecidos, una cifra que, si bien sigue siendo elevada –manteniéndose como la primera causa de muerte externa-, ha experimentado una ligera pero importante reducción con respecto al año 2014 (308 muertes menos), que podría deberse “a las diferentes acciones preventivas que se están realizando en España a nivel autonómico y local”.

Tal y como indica la iniciativa en su texto, para abordar correctamente el fenómeno del suicidio, es indispensable la atención tanto de diferentes administraciones públicas -no sólo sanitarias-, como de las organizaciones de la sociedad civil. Asimismo, atendiendo a las investigaciones actuales, la prevención del suicidio requiere de una serie de acciones “que van desde la provisión de las mejores condiciones posibles para la educación de jóvenes y niños y el tratamiento eficaz de los trastornos mentales, hasta el control medioambiental de los factores de riesgo”.

Atendiendo a lo anterior, si bien “no hay evidencia sobre la eficacia diferencial de los distintos programas preventivos”, el Grupo Mixto recuerda que en los países en los que se han desarrollado políticas de prevención, las tasas de suicidio “han descendido claramente”.

Sin embargo, lamenta que pese a que la OMS recomendó en su primer informe global sobre el suicidio de 2014, que “una manera sistemática de dar una respuesta nacional al suicidio es establecer una estrategia nacional de prevención”, nuestro país aún no ha desarrollado ninguna estrategia ni plan nacional e interestatal al respecto.

Por todo lo anterior, el Grupo Mixto presentaba su Proposición no de Ley por la cual la Comisión Nacional de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados insta al Gobierno de España a “desarrollar, en el plazo de seis meses, un Plan Nacional de Prevención contra el Suicidio con medidas, políticas y programas concretos actualmente inexistentes en España, con especial incidencia en la población adolescente y anciana así como en las personas que presentan algún trastorno mental, proporcionando pautas prácticas de actuación a educadores, familiares, agentes sociales, cuidadores y profesionales sanitarios, difundiendo una información veraz y científica permitiendo, a su vez, la disminución del estigma asociado al suicidio”.

Durante el debate de la iniciativa, los diferentes Grupos Parlamentarios mostraron su acuerdo con la misma. El Grupo Ciudadanos, manifestó tajantemente que “la salud mental en este país está abandonada hace tiempo”, y reconoció la importancia del grave problema del suicidio, cuya magnitud justificaría el que se le dedique un plan específico destinado a su prevención.

A su juicio, dicho plan debería centrarse en la detección de situaciones de riesgo, con el fin de actuar proactivamente en aquellos casos “en los que es más común tomar la decisión de hacer un intento autolítico, tanto en la depresión mayor como en las situaciones de riesgo social, en las que se dan con más frecuencia estos casos”.

Por su parte, el Grupo Parlamentario Socialista deploró a lo largo de su intervención, los “importantes retrocesos” sufridos por la salud mental en los últimos años –caracterizados por fuertes recortes, privatizaciones y externalizaciones de los servicios, etc.-, a los que se suma “una política de incremento de medidas de coerción frente al desarrollo de la reinserción social”. Asimismo, manifestó la urgencia de una mayor dotación económica y humana, con mejor formación para los profesionales sanitarios, sinergia entre Comunidades y una mayor concienciación social en los problemas de salud mental.

También el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea subrayó la trascendencia de promover información veraz ajustada a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, y de desarrollar políticas de salud pública que “consigan llegar a las personas que no tienen contacto con el sistema sanitario”, como objetivos básicos para el éxito de las estrategias de prevención, considerando clave también la “correcta dotación de recursos de los dispositivos de salud mental y comunitaria”.

Tras la votación, la Proposición No de Ley quedó aprobada por unanimidad, con una enmienda transaccional firmada por los Grupos Parlamentarios Popular, Ciudadanos, Socialista, Mixto y Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

Para ver la iniciativa, pincha el siguiente enlace:

Proposición no de Ley para la creación de un Plan nacional de prevención contra el suicidio

Para acceder a la sesión de debate, pincha el siguiente enlace:

PNL Relativa a la creación de un plan nacional de prevención contra el suicidio. Presentada por el Grupo Parlamentario Mixto

Artículos Relacionados
La necesidad de un Plan Integral de Prevención del Suicidio en la Comunidad de Madrid, aprobada en la Asamblea
La identificación temprana y una acción efectiva son vitales en la prevención del suicidio, según la BPS
El peligro de los juegos en las redes sociales que incitan a conductas de riesgo y autolesivas en jóvenes - Día Mundial para la Prevención del Suicidio
El Teléfono de la Esperanza pone en marcha un teléfono para prevenir el suicidio
Claves para la prevención del suicidio de adolescentes
Conectar. Comunicar. Cuidar-Día Mundial de la Prevención del Suicidio, 10 de septiembre
La EFPA se adhiere a la iniciativa “tendiendo la mano y salvando vidas” para prevenir el suicidio