La elevada carga de los trastornos mentales en Atención Primaria y la importante brecha para su tratamiento ponen de relieve la importancia de incorporar la salud mental en este primer nivel asistencial.

Así lo afirma el Colegio Oficial de Médicos Generalistas de Reino Unido (Royal College of General Practitioners -RCGP) en su nueva Declaración de posicionamiento sobre la Salud Mental y su abordaje en Atención Primaria.

Esta Declaración revisada ha sido celebrada por la Sociedad Británica de Psicología (BPS-British Psychological Society), quien ha manifestado en numerosas ocasiones su disconformidad con la anterior Declaración y la necesidad de actualizarla, recordando para ello, el papel fundamental de los psicólogos como un elemento central de los equipos multidisciplinarios que, junto con otros profesionales y desde una perspectiva holística, brindan apoyo y atención centrada en la persona.

Partiendo de la manifestación de que la salud mental es una parte importante de la práctica general, el Colegio de Médicos exige un cambio radical en el modelo actual del Sistema de Salud, integrando de forma eficaz los servicios de salud mental con la Atención Primaria.

Entre las razones por las cuales la salud mental debería integrarse en este primer nivel asistencial, destacan la elevada carga de los trastornos mentales y la importante brecha para su tratamiento, así como la estrecha relación entre los problemas de salud mental y física (Paridad de Estima), la mejora de la accesibilidad a los servicios de salud mental, una mayor asequibilidad y rentabilidad, y resultados más exitosos en el tratamiento de los problemas de salud mental.

De forma específica, ponen de relieve la notable demanda de consultas en Atención Primaria por problemas de salud mental, así como el ingente aumento en la prescripción de antidepresivos durante la última década, haciendo hincapié en la falta de claridad en relación con los roles y responsabilidades en la atención de pacientes con este tipo de problemáticas, y evocando el debate existente sobre la tendencia a sobremedicalizar “una respuesta emocional normal” y sus riesgos.

Asimismo, dado que “el 50% de los problemas de salud mental aparecen a los 14 años y el 75% a los 24 años”, subrayan la trascendencia de llevar a cabo una intervención temprana, ayudando de este modo, a la prevención de los problemas y/o cronificación de los síntomas, y reduciendo, a su vez, la carga de trabajo en general.

El Colegio Oficial de Médicos Generalistas expone la evidencia existente en torno a las ventajas de recibir la atención a la salud mental lo más cerca posible del hogar del paciente, en un ambiente menos estigmatizante, para recordar, una vez más, que “la Atención Primaria se encuentra en una posición única para brindar atención a la Salud Mental, al ser el primer punto de contacto del paciente ante el inicio de los síntomas”.

Tal y como afirma en su declaración, esta atención debe ser integral, basada en un modelo biopsicosocial, y dejando atrás el modelo médico tradicional. Manifiesta en este punto la relevancia de contar con equipos multiprofesionales capacitados, entre los que incluye a médicos generalistas, psicólogos clínicos, psiquiatras, enfermeras de salud mental, etc.

El RCGP reconoce la trascendencia de que todas las personas puedan acceder a la atención primaria de la salud mental y los recursos por igual, evitando las posibles barreras de acceso a estos servicios, especialmente en el caso de los grupos de pacientes especialmente vulnerables.

Por ende, siguiendo los principios de paridad de estima, indica el importante papel de los médicos a la hora de reconocer un problema psicológico y evitar la sobremedicalización, derivándolo a tratamientos psicológicos. En esta línea, recomienda que los problemas de salud mental comunes, como la ansiedad y la depresión, se manejen atendiendo a las directrices NICE.

A este respecto, subraya también la relevancia de que las personas que presentan este tipo de problemáticas tengan un rápido acceso al tratamiento, en el hogar (mediante terapia online) y/o en Atención Primaria, referenciando en este punto al Programa de acceso a tratamientos psicológicos IATP (Improving Access to Psychological Therapies), y la necesidad de seguir integrándolo de forma paulatina en el primer nivel asistencial del Sistema de Salud, dada su eficacia.

Para tal fin, pide a los responsables de políticas legislativas una mayor inversión y recursos, así como el impulso a la investigación para el desarrollo de un conjunto de medidas de basadas en la evidencia para la salud mental en Atención Primaria, que sigan estándares similares a los establecidos en las guías NICE.

La Declaración de Posicionamiento se encuentra disponible a través del siguiente enlace:

RCGP position statement on mental health in primary care

Fuente: British Psychological Society

Artículos Relacionados
La Rioja aprueba favorecer el acceso a la atención psicológica de trastornos emocionales en Atención Primaria
La presencia de los psicólogos en Atención Primaria, cada vez más cerca en Navarra
Estudio de derivaciones de Atención Primaria a centros de Salud Mental en pacientes adultos en la Comunidad de Madrid
Organizaciones europeas se unen por la mejora de la Salud Mental en Europa
La OCU reclama que los psicólogos estén presentes en los servicios de Atención Primaria
Navarra aprueba implementar la atención psicológica en Atención Primaria
La Comunidad de Madrid incluirá 21 psicólogos en centros de Atención Primaria
Presentación de los resultados preliminares del Ensayo Clínico PsicAP
Cada vez más Comunidades Autónomas se suman a la demanda de psicólogos en AP
Psicología Clínica en Atención Primaria de Salud: ¿Por qué, para qué y cómo?