Manuel Muñoz López y Berta Ausín Benito

Editorial: Pirámide

184 páginas

Aunque en la actualidad existen tratamientos efectivos para los trastornos mentales más importantes, la mayoría de los afectados por problemas de salud mental tardan entre ocho y quince años en solicitar ayuda profesional o no llegan a pedirla. En muchos de esos casos es debido al desconocimiento y la falta de información especializada sobre la cuestión. Desde este punto de vista, es muy importante que distintos profesionales que trabajan en la salud o en cualquiera de los distintos ámbitos de actividad humana (psicólogos, profesores, médicos de atención primaria y otras especialidades, personal de enfermería, trabajadores sociales, abogados, entrenadores deportivos, coaches, etc.) sean capaces de detectar problemas psicológicos en las personas con las que trabajan para poder orientarlas mejor. No se trata, ni mucho menos, de suplantar a los profesionales de la salud mental, sino de optimizar un proceso que, de facto, ya ocurre. Los primeros que identifican los síntomas iniciales de los trastornos mentales suelen ser los seres más próximos, por supuesto los familiares, pero inmediatamente después se sitúan los profesionales de todo tipo que interactúan con los afectados.

El presente volumen tiene como principal objetivo el de dotar a todos los profesionales (y estudiantes) que trabajan con personas (especialistas o no en salud mental) de estrategias útiles y prácticas para detectar problemas psicológicos y de salud mental y ayudarles a disponer de habilidades y estrategias que colaboren a eliminar el estigma de la enfermedad mental y garanticen el mejor tratamiento para todas las personas, en todas las etapas de la vida y en todas las situaciones biográficas y sociales.