La política universitaria de los últimos cinco años ha carecido de objetivos claros, provocando que el sistema universitario español haya retrocedido en sus logros, que el Personal Docente e Investigador haya tenido que asumir su labor en condiciones adversas y que muchos estudiantes hayan tenido que abandonar sus estudios, o ni siquiera hayan podido acceder a la enseñanza universitaria.

Así lo advierte el Grupo Parlamentario Socialista en una Proposición No de Ley presentada a la Mesa del Congreso de los Diputados, sobre un Programa específico para la mejora y promoción del Personal Docente e Investigador (PDI) universitario.

Tal y como afirma en su exposición de motivos, los fuertes recortes sufridos han generado una situación preocupante y han puesto en riesgo la calidad del sistema y del trabajo del PDI. A este respecto, el PSOE deplora “la incapacidad del gobierno para gestionar los asuntos claves para el funcionamiento del sistema universitario español”, tales como la indefinición del sistema de acceso de los estudiantes a la Universidad o la reforma del sistema de acreditación del profesorado universitario, que, en palabras del Grupo Socialista, ha endurecido el procedimiento de acreditación de tal forma, que el acceso a los cuerpos docentes universitarios resultará “enormemente complicado, con las consecuencias que ello puede traer para que las Universidades puedan seleccionar su profesorado”.

La iniciativa enumera una serie de problemas actuales que perjudican la calidad del sistema, entre ellos, la congelación de la tasa de reposición en los últimos años, cuyas consecuencias se aprecian en el cambio estructural en la composición y ordenación de las plantillas docentes, así como la evidente reducción del número de personal PDI en las universidades públicas españolas; todo ello, en opinión del PSOE, causará “enormes problemas” a las Universidades para llevar a cabo el relevo generacional en las mismas, teniendo en cuenta que es necesario planificar dicho relevo, dado el número de años que se precisan para formar a un profesor universitario. A esto, se añade el abuso y el fraude de Ley a la hora de incorporar profesorado contratado, que “pervierte su formulación original y genera ineficiencias, al tiempo que impide una carrera docente e investigadora en condiciones adecuadas al profesorado más joven”. Por ende, el Grupo Socialista censura el “ninguneo” realizado a la labor del profesorado, “responsabilizándole de un bajo rendimiento en la investigación”, lo que conlleva una dedicación docente mucho mayor.

Asimismo, la pérdida de talento y la "fuga" de jóvenes investigadores, la desaparición del Programa Campus de Excelencia internacional y la falta de dotación de los distintos programas del Plan Nacional han traído consigo un retroceso que será difícil de paliar en un futuro próximo.

Por todo lo anterior, presenta su propuesta, a través de la cual el Congreso insta al Gobierno a:

“1. Impulsar, previo acuerdo del Consejo de Universidades y de la Conferencia General de Política Universitaria, un Programa específico para la mejora y promoción del Personal Docente e Investigador (PDI) universitario que permita:

a) El aumento de la oferta de plazas de personal docente e investigador convocadas por las universidades para satisfacer las necesidades docentes actuales y futuras, tanto de las dirigidas a nuevo ingreso en la carrera docente e investigadora como de las orientadas a la promoción, como vía para concluir con la inestabilidad, regenerar y promover el reequilibrio de las distintas figuras existentes y corregir los efectos de los recortes presupuestarios y las limitaciones de la contratación establecidas en los últimos años, recuperando los principios esenciales para la calidad docente e investigadora del Sistema Universitario Español.

b) La creación de programas específicos que reconozcan en los procesos de acreditación y los concursos de acceso los méritos de los jóvenes profesores e investigadores que se encuentran en el extranjero para la atracción de su talento y retorno, con el fin de incorporar el conocimiento y la experiencia adquiridos a nuestro sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación.

2. Acompañar este Programa de un plan de financiación estable que garantice el presupuesto suficiente para abordar el desarrollo de las medidas en él contempladas, incluyendo un programa de Incentivos financieros para promover el retorno de talento docente e investigador.

3. Recuperar el diálogo con las Comunidades Autónomas, las Universidades y las Organizaciones Sindicales para definir, acordar y aprobar el Estatuto del Personal Docente e Investigador

4. Suspender la aplicación de los nuevos criterios de acreditación de la ANEGA e iniciar un proceso de negociación y diálogo con el Consejo de Universidades, la Conferencia General de Política Universitaria y la ANEGA para alcanzar unos criterios de acreditación adecuados al sistema universitario español.”

La propuesta, que ha quedado pendiente de debate en el Pleno, se encuentra disponible en el Boletín Oficial del Congreso, o bien directamente a través del siguiente enlace (pág.3):

PNL sobre un Programa específico para la mejora y promoción del Personal Docente e Investigador (PDI) universitario

Artículos Relacionados
Nueva Guía de adaptaciones en la Universidad
El BOE publica los criterios para evaluar la actividad científica del personal investigador
Psicofundación convoca la VII Edición del Premio Jóvenes Psicólogos Emprendedores 2017