El pasado mes de abril, la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados acordó aprobar con modificaciones una Proposición no de Ley relativa a promover políticas de envejecimiento activo, presentada en junio de 2017 por el Grupo Parlamentario Popular.

La iniciativa ponía de relieve la necesidad de que los poderes públicos redefinan sus políticas teniendo en cuenta el progresivo envejecimiento de la población, de cara a “mejorar la calidad de vida de las personas mayores, garantizar su participación activa en la sociedad, prevenir las situaciones de dependencia y lograr una verdadera solidaridad intergeneracional, todo ello garantizando el Estado del Bienestar”.

A este respecto, el PP mencionaba el compromiso existente en la actualidad, tanto a nivel nacional como internacional, con la creación de una cultura del envejecimiento activo basada en una sociedad para todas las edades.

No obstante, pese a la proliferación de medidas y a la mayor conciencia social sobre los beneficios de unos “verdaderos hábitos de envejecimiento activo” en cuanto a la mejora de la salud, el bienestar y la calidad de vida, la propuesta incidía en la importancia de seguir profundizando en políticas que promuevan el envejecimiento activo como “la mejor herramienta para la prevención de situaciones de dependencia”, apostando por potenciar las capacidades de la persona cuando se hace mayor, y eliminando así los estigmas asociados a la vejez.

Tras un intenso debate, en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales, la iniciativa quedó aprobada con 17 votos a favor, 12 en contra y 7 abstenciones, en los términos de una transaccional presentada por los grupos parlamentarios Popular y Ciudadanos, quedando redactada tal y como sigue a continuación:

“El Congreso de los Diputados insta al Gobierno, en el marco de las políticas de envejecimiento activo y en colaboración con las Comunidades Autónomas, entes locales y los medios de comunicación social, a:

1. Promover la realización de campañas que promuevan la imagen positiva de las personas mayores, desechando estereotipos negativos y actitudes discriminatorias, para garantizar la igualdad de derechos para las personas de mayor edad y dando a conocer a la sociedad el valor de envejecimiento activo.

2. Incluir en el borrador de la Estrategia Nacional de personas mayores para un envejecimiento activo y para su buen trato en el período 2018-2021 medidas para sancionar el abandono de personas mayores en centros sociosanitarios.

3. Aprobar en el plazo más breve posible la Estrategia Nacional de Personas Mayores para un Envejecimiento Activo y para su buen trato en el período 2018-2021.”

La sesión de debate se encuentra disponible en el Diario de Sesiones del Congreso, o bien directamente a través del siguiente enlace:

Proposición no de Ley relativa a promover políticas de envejecimiento activo

Artículos Relacionados
Se publica el proyecto de Estrategia Nacional de Personas Mayores para un Envejecimiento Activo 2018-2021
Es fundamental promover políticas de envejecimiento activo, según una PNL
La importancia de la Psicología en el Envejecimiento Activo- Entrevista a M. Pérez Salanova, II Jornadas Nacionales Psicología y Envejecimiento
El 84% de los españoles piensa que potenciar el envejecimiento activo significa potenciar el bienestar mental
SE ORGANIZAN LAS JORNADAS NACIONALES DE PSICOLOGÍA Y ENVEJECIMIENTO
EL PAPEL DE LA PSICOLOGÍA EN EL ENVEJECIMIENTO ACTIVO