El Foro Europeo de Discapacidad, junto con otras asociaciones  europeas –en concreto, la European Network of (ex-) Users and Survivors of Psychiatry, Autism Europe, Inclusion Europe, Mental Health Europe e International Disability Alliance-, han remitido una carta al Secretario General del Consejo de Europa en la que expresan su intensa preocupación y oposición a la aprobación del proyecto de “Protocolo Adicional a la Convención de Oviedo sobre Derechos Humanos y Biomedicina sobre la protección de los derechos humanos y la dignidad de las personas con trastornos mentales respecto a ingresos y tratamiento involuntarios”.

El objetivo de dicho protocolo es establecer normas para el establecimiento de medidas forzadas en salud mental (tratamiento o ingreso involuntario) y hacerlas parte de las normas de derechos humanos establecidas por el Consejo de Europa, de tal manera que este texto se establezca como documento jurídicamente vinculante.

El origen para la elaboración del Protocolo Adicional se remonta al año 2004, cuando el Consejo de Europa observó lagunas legales en ciertos Estados miembros en relación con el ingreso o tratamiento forzado en salud mental. No obstante, el establecimiento de los derechos de las personas con discapacidad psicosocial fue tratado en la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) en el año 2006. En dicha CPDD se reconoce el derecho de las personas con discapacidad y trastorno mental a la libertad y seguridad, a la libertad de tortura o de tratos crueles o degradantes, a la protección de la integridad de la persona y al derecho a la salud.

Tal y como consideran las asociaciones y organizaciones anteriormente mencionadas, cualquier autorización de tratamiento involuntario o institucionalización de personas con discapacidad constituye una violación de la CDPD, y puede servir de respaldo para cometer abusos en ciertos servicios o instituciones, por lo que el borrador del Protocolo Adicional a la Convención de Oviedo, “debe ser retirado de manera inmediata” y así lo han trasmitido a través de una carta abierta, que se ofrece a continuación:

Carta abierta al Secretario General del Consejo de Europa sobre el proyecto de protocolo adicional al Convenio de Oviedo

Estimados miembros del Comité de Bioética del Consejo de Europa,

Previendo que la sesión de la 13ª reunión plenaria del Comité de Bioética se centrará en el reevaluación del proyecto de protocolo adicional relativo a la "protección de los derechos humanos y la dignidad de las personas con trastornos mentales respecto a ingresos y tratamiento involuntarios”, con vistas de enviarlo a otros órganos/comités del Consejo de Europa, nosotros European Network of (ex-) Users and Survivors of Psychiatry, Autism Europe, Inclusion Europe, Mental Health Europe e International Disability Alliance , continuamos transmitiendo nuestras más profundas preocupaciones y nuestra oposición a su adopción.

A pesar de la oposición del Comité de la CDPD de la ONU, el Relator Especial sobre los derechos de las personas con discapacidad, el Relator Especial sobre el derecho de todos al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental, el Grupo de Trabajo sobre detención arbitraria y organizaciones de las personas con discapacidad, incluidas las organizaciones que representan a las personas con discapacidades psicosociales e intelectuales, que sufrirán el mayor impacto, el proyecto de protocolo adicional sigue descuidando tanto la letra como el espíritu de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, hasta la fecha ratificada por 46 de los 47 Estados miembros del Consejo de Europa. Toda autorización de tratamiento involuntario e institucionalización de personas con discapacidad constituye una violación de la CDPD, en particular de los artículos 14 (libertad y seguridad de la persona) 15 (libertad de la tortura o de los tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes), 17 (proteger la integridad de la persona) y 25 (derecho a la salud) de la Convención. Además, al seguir adelante con el proyecto, el Consejo de Europa olvida las preocupaciones planteadas por su propia Asamblea Parlamentaria, que declaró que: "Ignorar la interpretación de la CDPD por parte de su organismo de supervisión establecido en virtud del derecho internacional no solo socavaría la credibilidad del Consejo de Europa como organización regional de Derechos Humanos, sino también correría el riesgo de crear un conflicto explícito entre las normas internacionales a nivel global y europeo".

La Estrategia de Discapacidad del Consejo de Europa 2017-2023 reconoce el derecho a la libertad de explotación, violencia y abuso como un aspecto prioritario y llama a una integración de los derechos de las personas con discapacidad en las actividades y el trabajo de los órganos del Consejo, incluida la Convención de Oviedo. Por lo tanto, el borrador actual del protocolo adicional no refleja la Estrategia al ignorar los derechos de las personas con discapacidad.

Finalmente, en términos de las consecuencias, la adopción del proyecto de protocolo adicional en lugar de ayudar crearía dos pistas contradictorias de la legislación de derechos humanos que causarían mucha confusión y pondrían en peligro las reformas que ya comenzaron en muchos países.

En estas circunstancias, estamos obligados a reiterar nuestra posición expresada en la carta conjunta al Comité de Bioética del 14 de noviembre de 2015, escrita junto con European Network of (ex-)Users and Survivors of Psychiatry, Mental Health Europe, Autism Europe, the Europe Office of the UNHCHR, Mental Disability Advocacy Centre, the Centre for Disability Law & Policy National University of Ireland Galway  y le instamos a que retire el borrador de la propuesta.

Aprovechamos también esta oportunidad para mencionar que nuestras organizaciones no asistirán a la reunión del jueves 24 de mayo de 2018. A pesar de nuestra participación activa previa en estas reuniones, nuestros aportes han sido sistemáticamente ignorados y el proceso no ha sido completamente transparente, ya que nosotros, sociedades civiles, nunca apoyamos ningún aspecto de este proyecto de protocolo adicional. Es muy preocupante que las organizaciones de personas con discapacidad no sean consultadas de manera significativa en este proceso, de conformidad con el artículo 4.3 de la CDPD de las Naciones Unidas sobre "los procesos de toma de decisiones sobre cuestiones relacionadas con las personas con discapacidad".

Finalmente, observamos y lamentamos profundamente la disminución generalizada del compromiso del Consejo de Europa de respetar, proteger y promover los derechos de las personas con discapacidad, como se refleja en la reciente decisión del Comité de Ministros de suspender todos los trabajos y actividades del Comité Especial de expertos en los derechos de las personas con discapacidad.

Fuente:

Foro Europeo de Discapacidad

Artículos Relacionados
Aún se vulneran los Derechos Humanos de las personas con trastorno mental en España, según un informe
La vulneración de los derechos humanos de las personas con trastorno mental en Europa
La necesidad de adaptar la legislación española a la Convención de Derechos de las personas con discapacidad, nuevo informe
Andalucía aprueba una Ley para garantizar los derechos, la igualdad de trato y no discriminación de las personas LGTBI y sus familiares
Los Psicólogos de la EFPA advierten sobre las violaciones de Derechos Humanos- Día de los DDHH
Informe sobre los derechos humanos de las personas con trastorno mental
Experto pide a los Estados un compromiso firme para el abandono del modelo biomédico en salud mental
Organizaciones europeas se unen por la mejora de la Salud Mental en Europa