El Instituto Nacional de Excelencia para la Salud y los Cuidados (National Institute for Health and Care Excellence, NICE) ha elaborado la guía para la atención y apoyo de adultos con problemas de aprendizaje a medida que van creciendo (Care and support of people growing older with learning disabilities; NG96). La guía recoge las recomendaciones para la identificación de los cambios en las necesidades, la planificación del futuro y la prestación de servicios sanitarios, sociales y de vivienda a las personas con problemas de aprendizaje a medida que van envejeciendo.

Los principios generales de actuación de acuerdo a la guía del NICE son los siguientes:

Acceso a servicios de atención centrada en la persona

Tal y como señala el NICE es fundamental asegurar que las personas con problemas de aprendizaje, a medida que se van haciendo mayores, obtienen el mismo acceso a atención y apoyo que cualquier otra persona, independientemente de su edad, discapacidad, género, estado civil, religión, orientación sexual, etc. Asimismo, una de la claves del éxito es asegurar que la atención y el apoyo que se proporcionan se adecuan a las necesidades, fortalezas y preferencias de la persona a la que van dirigidos, es decir, que no se realiza una intervención genérica, basada únicamente en la edad o el tipo de problema de aprendizaje que presenta la persona.

Comunicación e información accesible

Respetar este principio implica buscar consejo de un terapeuta experto en habla y lenguaje o referir al usuario a este profesional en caso necesario, proporcionar un intérprete independiente (es decir, alguien que no tenga una relación con la persona) para que se pueda comunicar en su primer idioma, conocer antes de la cita cómo la persona prefiere comunicarse y recibir información, ampliar los horarios de las citas para dar más tiempo para la comunicación, dar información escrita a las personas (como cartas y recordatorios de citas) en diferentes idiomas o en un formato accesible a su elección, usar ayudas visuales y frases cortas y claras durante las consultas y conversaciones, hablar con los miembros de la familia de la persona y los cuidadores, si corresponde, contando con el consentimiento del implicado, etc.

En esta línea, la guía del NICE insiste en la necesidad de realizar una revisión periódica de las necesidades de comunicación de las personas con problemas de aprendizaje y proporcionar información accesible y de manera personalizada a las personas con problemas de aprendizaje sobre el alcance y función de los diferentes servicios de salud (como controles sanitarios, detección de enfermedades, etc.), forma de acceso y disponibilidad de los servicios (sanitarios, de apoyo y de asistencia social), opciones posibles de vivienda para el futuro, planificación de cuidados al final de la vida, resolución de problemas financieros, testamento, etc.

Toma de decisiones, capacidad mental y consentimiento

Los profesionales que trabajan en este ámbito deben tener presente que la persona tiene la capacidad mental de participar en la toma de decisiones a menos que se establezca que no tiene dicha capacidad por vía legal.

En relación con la toma de decisiones, el NICE aconseja conocer los puntos de vista del usuario, así como alentarle a participar en el proceso de toma de decisiones, garantizando que se hayan tomado todas las medidas necesarias para ayudarle a expresar su punto de vista y tomar sus propias decisiones.

Involucrar a personas, familiares, cuidadores y otras figuras involucradas

Tal y como sugiere el NICE, los profesionales de la salud y de asistencia social deben escuchar, involucrar activamente y considerar a los miembros clave de la red de apoyo de la persona en la planificación e implementación de las ayudas y apoyos actuales y futuros, siempre que la persona muestre su acuerdo. Asimismo, es aconsejable preguntar a los propios usuarios quiénes quieren involucrar en la planificación y el apoyo, independientemente de si tienen familiares cercanos. El NICE insiste en la necesidad de identificar y priorizar las necesidades y preferencias del usuario, para evitar que tomen decisiones según las preferencias de los demás y en tener en cuenta que las personas con problemas de aprendizaje pueden necesitar ayuda para comunicar sus necesidades o preferencias.

La guía, que está dirigida a los diferentes profesionales que trabajan con usuarios con problemas de aprendizaje y sus familias, así como a los proveedores de salud y el propio colectivo de implicados, puede consultarse gratuitamente a través de la Web del NICE.

Las personas interesadas pueden acceder al recurso a través del siguiente enlace:

Care and support of people growing older with learning disabilities; NG96

Artículos Relacionados
Evaluación, tratamiento y apoyo a las personas con demencia y sus cuidadores, guía del NICE
El NICE señala la importancia del apoyo psicológico en los casos de cáncer de mama
Guía del NICE de prestación de servicios para personas con problemas de aprendizaje y conducta desafiante
Guía del NICE sobre intervenciones para dejar de fumar
Estándares de calidad del NICE en prevención de drogas
Atención de adultos en servicios sociales, guía del NICE
Nueva guía del NICE sobre depresión en adultos
Actualizada la guía del NICE sobre atención de la salud mental en el embarazo y posparto