COP Navarra

El Colegio de Psicología de Navarra celebró el pasado sábado, 22 de septiembre, las II Jornadas de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes, con el objetivo de mostrar al público la importancia de la actuación de los psicólogos con los intervinientes en estas situaciones: bomberos, policías, enfermeros etc.

Inauguraron las Jornadas Rosa Ramos, decana del Colegio de Psicología de Navarra; Dolores Escalante, coordinadora del Área de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes del Consejo General de la Psicología de España; e Izaskun Cibiriain, directora de la Escuela de Seguridad y Emergencias de Navarra.

A continuación, Javier Torres, decano del Colegio de Psicología de las Islas Baleares y coordinador del Área de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes del Consejo General de la Psicología, habló sobre la importancia que desde el Consejo se da a la disciplina de la Psicología en Emergencias. Torres afirmó que “los intervinientes en emergencias son las víctimas ocultas de las tragedias. Estas intervenciones no las puede hacer cualquiera, sino los profesionales de la psicología preparados para realizar esta tarea. No estamos ahí para dar una palmadita en el hombro y un abrazo. Quizá el abrazo sí que haya que darlo, pero nuestro trabajo es mucho más complejo que eso”.

Después fue el momento de la presentación del Grupo de Intervención Psicológica en Situaciones de Emergencias y Catástrofes (GIPEC) de Navarra a cargo de la psicóloga Lidia Rupérez, miembro de su comisión gestora. Rupérez presentó la labor y el ámbito de intervención del grupo, así como aportó datos de su creación en 2000 y citó cuáles son las principales actividades en las que trabajan: simulacros, convenios, intervenciones etc.

Algunos de los participantes y público general de las II Jornadas de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes que tuvo lugar en Pamplona

Natalia Lorenzo, psicóloga experta en emergencias, miembro del GIPEC Asturias y miembro de la junta directiva de SEPADEM (Sociedad Española de Psicología Aplicada a Desatres, Urgencias y Emergencias) habló a continuación sobre resistencia y resiliencia en personal interviniente. “Los intervinientes en estas situaciones también son víctimas, no solo las personas que sufren directamente la emergencia. Pero con los bomberos, policías o enfermeros se puede realizar una intervención previa al acontecimiento traumático, además de lógicamente después de la situación impactante para prevenir trastornos psicológicos”, dijo.

Tras un descanso llegó el turno de la intervención de tres psicólogas del GIPEC de Navarra que presentaron diferentes facetas de actuación. Marta Díaz de Rada habló sobre el estrés en personal interviniente; Sara Mendizábal de los primeros auxilios psicológicos; y Ana Ruiz del modelo y experiencias de intervención con personal interviniente.

Para concluir las Jornadas, se celebró una mesa de experiencias en la que participaron diferentes profesionales que intervinieron en estas situaciones: Roberto Valencia (labor policial), Elena Yanguas (enfermería), Diego Mariezcurrena (bombero, Help-Na), José María Cambra (Protección Civil de Milagro) y Maite Armiño (Psicología). Esta mesa estuvo moderada por la psicóloga Silvia Galarreta, miembro también de la Comisión Gestora del GIPEC de Navarra.

Artículos Relacionados
Curso intervención psicológica con profesionales que trabajan en emergencias
El rol de los psicólogos de emergencias es fundamental, según una PNL
Presentación de la Red Iberoamericana de Psicología de Emergencias en la Conferencia de Decanos de Facultades de Psicología
El COP aplaude la moción que insta al Estado a regular la figura del profesional de la psicología en emergencias
El COP participa en la primera reunión previa al simulacro de catástrofe tecnológica y ambiental de la UME
Primeros auxilios psicológicos y de salud mental para todos, día Mundial de la Salud Mental