'Competición y rendimiento' es el título de las III Jornadas de Psicología y Deporte que, los días 5 y 6 de mayo, se celebran en el pabellón Vicente Trueba. Han sido organizadas por la Asociación Cántabra de Psicología del Deporte y el Colegio Oficial de Psicólogos de Cantabria, en colaboración con la Consejería de Educación, el Ciefp de Torrelavega y el Instituto Municipal de Deportes.

El evento, de asistencia gratuita, está orientado a padres, monitores de clubes deportivos, profesores de Educación Física y Psicología, técnicos de deportes y público en general. El programa, de alto nivel técnico y científico, analizará aspectos tan relevantes como el control de la ansiedad, el liderazgo o la cohesión de equipo.

Con motivo de su celebración, Joaquín Díaz Rodríguez, habla para Infocop Online sobre la situación actual de la Psicología del Deporte en España.

Joaquín Díaz Rodríguez es Presidente de la Asociación Cántabra de Psicología del Deporte, Vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Iberoamericana de Psicología del Deporte (SIPD) y Coordinador de la Comisión de Deportes del COP-Cantabria. Es, así mismo, entrenador nacional e internacional de Voleibol y profesor de Psicología del Comité Nacional de Entrenadores en los Cursos Nacionales de Nivel III de la Federación Española de Voleibol. Además de colaborar de forma regular con varias revistas, ha participado como ponente y conferenciante en diversos Congresos Nacionales e Internacionales, Cursos, Seminarios y Jornadas.

¿Cuál está siendo, en la actualidad, el papel de la Psicología dentro del ámbito deportivo en España?

En la actualidad en España, y con algunas diferencias significativas en ciertas esferas de trabajo en las Comunidades Autónomas, nos encontramos en un periodo en el que los psicólogos del deporte están aumentando de forma perceptible las actuaciones e intervenciones en diferentes campos del deporte y de la actividad física. Aunque el deporte de competición es el campo más conocido, no es el ámbito en el que más profesionales están trabajando. Sin embargo, sí es cierto que, en general, la intervención psicológica directa para mejorar el rendimiento de los deportistas, tanto en especialidades individuales, como en deportes de equipo es el papel fundamental de los psicólogos del deporte.

Otro de ámbitos de actuación general de los psicólogos del deporte es el de la formación y asesoramiento psicológico a entrenadores, padres, entidades deportivas... Ésta es una intervención indirecta que persigue mejorar la práctica deportiva general.

Diferente campo de actuación de los psicólogos del deporte es el de la aplicación de la Psicología del Deporte en el arbitraje y en la mejora de la actuación de los jueces deportivos. En este área de actuación, la Psicología del Deporte colabora con otros profesionales para introducir, cambiar o adaptar los reglamentos deportivos, para adecuarlos a la evolución de cada deporte. En esta faceta del arbitraje, realiza también la preparación psicológica de los jueces y árbitros durante la competición para mejorar su rendimiento.

Así mismo, se están comenzando a desarrollar intervenciones y programas de actuación en nuevas áreas, entre las que cabe reseñar la promoción y mejora de hábitos de vida saludables que promuevan la actividad física y el deporte como forma de combatir el sedentarismo y la obesidad en todos los sectores de población; pero, principalmente, en los jóvenes, sin olvidar otra preocupación actual de la Psicología del Deporte, que es la del abandono de la práctica deportiva y de la actividad física en edades tempranas.

¿Por qué es importante la participación del psicólogo en el ámbito deportivo?

La actividad física y el deporte, como facetas del comportamiento humano, implican muchas dimensiones y se ha evolucionado de considerar al deportista como un ser eminentemente físico, a entenderle en un sentido más amplio. Los psicólogos del deporte aportan su formación y conocimientos a un contexto multidisciplinar y participan, junto con los entrenadores, médicos, fisioterapeutas y otros técnicos, en la mejora general del individuo deportista, no sólo en sus prestaciones y mejora deportiva, sino en velar por su calidad de vida y por su bienestar psicológico.

La labor profesional del psicólogo del deporte va ampliando sus campos de actuación e intervención a medida que se generan nuevas demandas sociales, no únicamente en la intervención directa sobre el deportista en los diversos deportes; sino que, sin olvidar y conceder la máxima importancia a la preparación psicológica de los deportistas, amplia su actuación profesional a los entrenadores, directivos, familiares, de los deportistas dentro de los clubes y/o entidades deportivas. La actuación profesional de los psicólogos del deporte dentro de las entidades deportivas está asumiendo una función de relevancia en el asesoramiento a técnico y directivos en la selección y contratación de jugadores, en los tipos de contratos y tiempos de contratación que es más conveniente realizar, en la conexión con el entorno social. Éstas, entre otras, son las actuaciones que están realizando psicólogos del deporte en las entidades y clubes deportivos. La importancia queda clara.

Cuando se habla de la aplicación de la Psicología al ámbito deportivo, no sólo se está haciendo referencia al deporte de competición, sino también a su aplicación en áreas como la Educación Física. ¿Qué puede ofrecer la Psicología a cada uno de estos ámbitos?

Los programas de Psicología de la actividad física y el deporte acentúan la importancia de los aspectos psicológicos de la actividad física y deportiva. Enfatizan sobre el desarrollo social y cooperativo, sobre los valores morales y afectivos y sobre la mejora de los niveles cognitivos. En definitiva, inciden sobre el desarrollo integral del individuo deportista que le permita conseguir un adecuado desarrollo físico, intelectual y social.

 

Este desarrollo integral implica un mayor conocimiento general, tanto de sus posibilidades físicas, de las cualidades de la actividad o el deporte que practica; así como de su personalidad. Este desarrollo redundará en la mejora de su salud, de su calidad de vida y de su bienestar psicológico.

La Psicología del Deporte, por tanto, ofrece un salto cualitativo en la forma de realizar una actividad física o deportiva, que consiste en desarrollar todas las cualidades personales. La enseñanza y la práctica física y deportiva han de tener en cuenta no solamente los aspectos de desarrollo motor y evolutivo, sino también los psicológicos. Los técnicos deben recibir una adecuada e intensa formación en Psicología de la actividad física y deportiva, que incida en la mejora de las habilidades para relacionarse, en el incremento de la identidad personal, el autoconcepto, la autoestima, la manifestación de las relaciones de amistad y de adaptación a las realidades cambiantes. Es ésta, entre otras, una de las aportaciones más relevantes de la Psicología del deporte al desarrollo de una actividad física y deportiva de mayor calidad. 

Artículos Relacionados
PRÁCTICA DEPORTIVA EN PREADOLESCENTES