El pasado mes de diciembre, el Pleno del Congreso de los Diputados, acordó aprobar con modificaciones una Proposición no de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, sobre el Plan de prevención y erradicación del maltrato a las personas mayores.

Tal y como señalaba el PSOE en su exposición de motivos, los malos tratos a las personas mayores son considerados por la OMS un problema importante de salud pública, que incluye el maltrato físico, sexual, psicológico o emocional, la violencia por razones económicas o materiales, el abandono, la negligencia, y el menoscabo grave de dignidad y la falta de respeto.

A este respecto, se hacía eco del alarmante incremento de casos sobre malos tratos a mayores en residencias públicas gestionadas por empresas privadas y en centros de gestión pública, principalmente en la Comunidad de Madrid, donde se han denunciado malos tratos físicos y psicológicos.  

Para justificar su argumento, exponía una serie de datos preocupantes, como los extraídos de un estudio publicado en la revista The Lancet Global Health y financiado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que revelan que, en 2017, una de cada seis personas de edad avanzada sufrió algún tipo de maltrato en todo el mundo, “lo que supone aproximadamente unos 141 millones de afectados (en España, alrededor de 520.000 maltratados mayores de 65 años)”. Un riesgo que, según la Fundación ONCE, se multiplica por 10 cuando el afectado presenta discapacidad.

Sin embargo y a pesar de su gravedad, el Grupo Socialista recordaba que, según datos del IMSERSO, únicamente se notifica uno de cada 24 casos de maltrato a personas mayores. Las razones, a su juicio, son diversas: falta de conciencia de maltrato, desconocimiento en torno a cómo denunciarlo cuando son conscientes de ello, temor ante las posibles consecuencias de una denuncia, etc.

Dado lo anterior, el PSOE ponía de relieve la necesidad de concienciar a la sociedad sobre la vulnerabilidad de esta parte de la población, así como emprender medidas para prevenir y abordar los malos tratos a las personas mayores.

Tras un intenso debate, la iniciativa se votó en los términos de una enmienda transaccional presentada por los grupos parlamentarios Popular, Socialista, Ciudadanos y Mixto, quedando aprobada con 332 votos a favor y 7 abstenciones, en los siguientes términos:

“El Congreso de los Diputados insta al Gobierno, en coordinación con las Comunidades Autónomas en el ámbito de sus competencias, a elaborar en el marco del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, un Plan de prevención y erradicación del maltrato a las personas mayores, que aborde todos los tipos de malos tratos en los diferentes entornos en que se producen, teniendo en cuenta el enfoque de género, así como las situaciones de discapacidad o dependencia.

Dicho Plan deberá tener en cuenta, entre otras, las siguientes medidas:

- La elaboración y mantenimiento de una estadística actualizada, completa y fiable, que ofrezca información sobre los casos de maltrato a personas mayores, su alcance y tipos.

- La habilitación de un teléfono 24 horas de atención a personas mayores, donde puedan comunicarse con profesionales que atiendan sus denuncias de maltrato, soledad o abandono, prestándoles servicios de Psicología y Servicios Sociales.

- La puesta en marcha de los mecanismos que fuesen necesarios para llevar a cabo el seguimiento de aquellos mayores que denunciasen su abandono y no contasen con posibilidades para el desarrollo de su vida, brindándoles seguridad y protección ante sus maltratadores.

- El desarrollo de campañas informativas y formativas, así como educación en valores para la prevención de los malos tratos en las personas mayores a nivel estatal, para la concienciación social y el conocimiento de los nuevos mecanismos para su denuncia.

- El establecimiento de un programa, tras acuerdo en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, de instauración progresiva de eliminación de las sujeciones mecánicas, mediante la adopción de incentivos para aquellas residencias o centros que se inclinen por un sistema libre de sujeciones.

Dichos incentivos incluirán la priorización de dichas residencias en los conciertos, así como, si fuera el caso, mejoras en las condiciones económicas de los mismos.

- La elaboración de un Protocolo que permita coordinar y unificar criterios y actuaciones a la hora de que los profesionales en situación de detectar los posibles casos de malos tratos, puedan actuar con rapidez para prevenir y denunciar estos casos.

Este Plan se evaluará y revisará periódicamente en función de sus resultados y de las conclusiones que se extraigan a raíz de la elaboración de una estadística actualizada, completa y fiable.

En la elaboración de dicho Plan se contará con la participación de las organizaciones de defensa de los Derechos de las personas mayores y dará continuidad a la Declaración Política y el Plan de Acción Internacional sobre el Envejecimiento, aprobados por la Asamblea Mundial de la ONU (Madrid, 2002) así como a los acuerdos de la Conferencia Ministerial sobre Envejecimiento (León, 2007).”

Para acceder a la sesión del Pleno, pincha el siguiente enlace:

Proposición No de Ley sobre el plan de prevención y erradicación del maltrato a las personas mayores 

Artículos Relacionados
La Psicología, esencial en el abordaje del maltrato a mayores, según una PNL aprobada
Día Mundial para la concienciación sobre el abuso y maltrato a las personas mayores
El Congreso pide elaborar una estadística actualizada y completa sobre los casos de maltrato a personas mayores
Es fundamental cuidar a los cuidadores de personas con demencia para prevenir el maltrato
Medidas para evitar el maltrato a las personas mayores