En el último número de la revista The Spanish Journal of Psychology, se recoge una investigación relacionada con la capacidad de la inteligencia emocional (IE) para predecir la salud mental, social y física en estudiantes universitarios.

Los autores de la investigación, Natalio Extremera y Pablo Fernández-Berrocal, ambos pertenecientes a la Universidad de Málaga, indican en su estudio que la inteligencia emocional ha despertado un enorme interés entre los investigadores y los profesionales de la salud mental. La inteligencia emocional proporciona una nueva perspectiva en el estudio de las emociones, que han pasado de estar consideradas como elementos distractores de los procesos cognitivos, a ser consideradas como fenómenos centrales del ser humano.

 

De hecho, resaltan los autores, desde esta nueva perspectiva, el uso inteligente de nuestras emociones se considera esencial para la adaptación psicológica y física. Según Extremera y Fernández- Berrocal, entre las numerosas definiciones de inteligencia emocional que se han ofrecido, la propuesta por John Mayer y Meter Salovey, quienes consideran la inteligencia emocional como una capacidad para procesar información emocional, es la que cuenta con mayor aceptación entre la comunidad científica. Estos autores conciben la inteligencia emocional como "la habilidad para percibir, evaluar y expresar con exactitud la emoción; para acceder y/o generar sentimientos cuando elicitan el pensamiento; para entender la emoción y el conocimiento emocional; y de regular las emociones para promocionar el crecimiento emocional e intelectual".

El estudio de los investigadores de la Universidad de Málaga analizó, concretamente, la relación existente entre la inteligencia emocional de 184 universitarios, sus niveles de sintomatología ansiosa y depresiva y su nivel de salud mental, social y física. Con el objetivo de medir la IE, los autores utilizaron el cuestionario Trait Meta-Mood Scale, de Salovey, Mayer, Colman, Tuvey y Palfai (1995), que evalúa tres dimensiones básicas relacionadas (Atención, Claridad y Reparación Emocional).

Como hipótesis de trabajo, los autores se plantearon que el uso de las habilidades emocionales tendría efectos diferenciales en las variables relacionadas con salud física, mental y social. Los resultados confirmaron, efectivamente, estas diferencias individuales, lo que apunta a que existe una relación positiva entre las capacidades emocionales y la salud mental, social y física, o lo que es lo mismo: unas mayores capacidades emocionales parecen estar relacionadas con una mejor salud mental, social y física.

 

De manera específica, el grupo de investigación observó que una puntuación alta en Atención Emocional se relacionaba significativa y positivamente con una mayor sintomatología ansiosa y depresiva, y con puntuaciones más bajas en Rol emocional, Funcionamiento social y Salud mental. Este resultado revela la naturaleza desadaptativa y nociva de atender demasiado a las propias emociones, especialmente cuando se trata de emociones negativas.

Una explicación a este efecto negativo reside en el hecho de que la gente que presta demasiada atención a sus emociones y que tiene puntuaciones bajas en Claridad y Reparación Emocional, tiende a iniciar ciclos rumiativos que pueden perjudicar su bienestar emocional y su funcionamiento interpersonal. Por el contrario, mayores niveles de Claridad y Reparación Emocional se relacionaron con menores niveles de Ansiedad y Depresión y mayor puntuación en Rol físico, Funcionamiento social, Salud mental, Vitalidad y Percepción de salud, es decir, niveles altos en ambas escalas predicen un mejor ajuste psicológico y físico.

El artículo original, en inglés, puede encontrarse en la revista The Spanish Journal of Psychology: Extremera, N. y Fernández-Berrocal, P. (2006): Emocional Intelligence as Predictor of Mental, Social, and Physical Health in University Students. The Spanish Journal of Psychology, Vol. 9 (1), pp. 45-51.

Artículos Relacionados
EMOCIONES POSITIVAS: HUMOR POSITIVO
SE ROMPE LA TRADICIONAL DICOTOMÍA ENTRE "CABEZA" Y "CORAZÓN"
¿CÓMO CONOCER LAS TEORÍAS SOBRE LA INTELIGENCIA QUE TIENEN LOS PROFESORES?
INTELIGENCIA EMOCIONAL: ENSEÑAR HABILIDADES
IMPULSIVIDAD, INTELIGENCIA Y RENDIMIENTO ACADÉMICO
USOS Y ABUSOS DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL