“Hay una serie de problemas de salud mental comunes en niños y niñas y jóvenes, que ponen de relieve la necesidad urgente de incorporar psicólogos cualificados en las escuelas de Educación Primaria”.

Así lo afirma la Sociedad Australiana de Psicología (APS-Australian Psychological Society) en una nota de prensa, a través de la cual subraya la evidencia de que los niños en edad escolar primaria necesitan apoyo para la salud mental e insta a invertir en la implementación de psicólogos educativos cualificados en Educación Primaria, en la misma línea de lo que ha venido planteando el Consejo General de la Psicología en los últimos años. 

Tal y como señala la directora general de la APS, Frances Mirabelli, "La escuela primaria es donde comienzan muchos problemas de salud mental, y es donde necesitamos intervenir", ante esto, subraya la trascendencia de que los Gobiernos inviertan en psicólogos “que estén capacitados para brindar las intervenciones basadas en la evidencia que, según las investigaciones, son la mejor respuesta a los problemas graves de salud mental".

Asimismo, indica que los psicólogos tienen la capacidad de evaluar las dificultades de aprendizaje o la discapacidad intelectual, y trabajar con el personal docente y las familias para ayudar a los niños con problemas de conducta.

De acuerdo con la Sociedad Australiana, la evidencia muestra que muchos problemas de salud mental comienzan en la infancia y en la edad adulta temprana. La exposición al trauma, los problemas de desarrollo, la violencia familiar y la pobreza son factores de riesgo significativos para desarrollar problemas de salud mental.

Concretamente en Australia, aproximadamente el 10% de los niños de 6 a 7 años muestran signos de estrés socioemocional, y 1 de cada 5 niños (21,7%) que comenzaron la escuela en 2018 fueron identificados como vulnerables en el desarrollo.

De hecho, según el último informe australiano sobre salud mental y bienestar de niños y adolescentes, casi 1 de cada 7 niños y jóvenes (de 4 a 17 años) se ven afectados por problemas de salud mental.

A este respecto, la directora general de la Sociedad Australiana recuerda que el 50% de los problemas de salud mental crónicos comienzan antes de los 14 años, y, dado que la mayoría de los y las jóvenes asisten a la escuela, este sería el contexto idóneo para detectar signos precoces y brindar una intervención temprana.

El estrés, el bullying, la ruptura familiar, el hecho de presenciar violencia doméstica o vivir con el trauma del abuso sexual o psicológico, son solo algunas de las razones expuestas por las que los estudiantes “requieren una intervención psicológica experta”.

Ante esto, Mirabelli concluye recordando que "nunca como hasta ahora, ha habido una mayor necesidad de proporcionar intervenciones psicológicas basadas en la evidencia para apoyar a los estudiantes de Primaria".

Fuente: Australian Psychological Society

Artículos Relacionados
Los centros escolares precisan incorporar psicólogos educativos para una ratio de 200 alumnos
Estudio revela que el 35% de psicólogos educativos discrepa de diagnósticos de TDAH realizados en escuelas
Pasado, presente y futuro del Psicólogo/a educativo – Entrevista a Juan Fernández, coordinador de la Comisión de Psicólogos Educativos
Un sistema educativo incapaz de responder eficazmente a la violencia escolar - Entrevista a María Pérez Solís
Propuestas para la mejora de la calidad del Sistema Educativo-Conclusiones del XII Desayuno de Infocop
El sector educativo reclama la necesidad de profesionalizar los servicios de orientación educativa - Conclusiones del IX Desayuno de Infocop