Coincidiendo con el Día Mundial Sin Tabaco y la implantación, hace cinco meses, de la "Ley Antitabaco" (Ley 28/2005 de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco), Infocop Online entrevista a Elisardo Becoña Iglesias.

Elisardo Becoña Iglesias es Catedrático de Psicología Clínica del Departamento de Psicología Clínica y de la Salud de la Universidad de Santiago de Compostela. Desempeña su principal línea de investigación, el tabaquismo, en la Unidad de Tabaquismo de la misma Universidad.

 

ENTREVISTA

El 31 de mayo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco. ¿Cuál o cuáles son los tratamientos recomendados para abordar la adicción al tabaco y qué profesionales están desarrollando esos tratamientos en la actualidad?

Los tratamientos recomendados para dejar de fumar son el consejo médico sistemático, el tratamiento psicológico, algunos fármacos que han mostrado ser eficaces para dejar de fumar y los manuales de autoayuda de tipo profesional. En casi todos los tratamientos anteriores, el papel del tratamiento psicológico (por ejemplo, en los manuales de autoayuda) o componentes derivados del mismo (por ejemplo, las estrategias de prevención de la recaída, las estrategias motivacionales, etc.) son esenciales a cualquier tipo de tratamiento, sea éste psicológico o de otro tipo.

Ahora bien, lo que ya no va en la misma línea de lo anterior es el tema de los profesionales que tratan a los fumadores, ya que, ciertamente, se precisan más psicólogos en el tratamiento de los mismos; así como que las administraciones sanitarias reconozcan nuestro papel. Por esta razón, se ve necesario la creación de más plazas para psicólogos en el tratamiento de esta adicción, especialmente en atención primaria. También es cierto que hay que incrementar las plazas de otros profesionales para tratar a los fumadores, o aquellos que ya lo están realizando puedan hacer con más tiempo, como ocurre en atención primaria. Por suerte, muchos psicólogos de los centros de drogodependencias vienen desde hace años tratando a muchos fumadores con éxito y otros muchos psicólogos vienen haciendo una importante labor en distintas unidades de tabaquismo.

Desde su punto de vista, ante un problema de salud en el que la Psicología tiene tanto que aportar, ¿se está contando suficientemente con la participación del psicólogo para su abordaje a todos los niveles?

Lo cierto es que no. El papel del psicólogo es esencial en el tratamiento de los fumadores. Estamos hablando de una adicción o dependencia en la que el tratamiento psicológico por sí solo ha mostrado ser eficaz y eficiente y tiene un excelente relación coste-eficacia. Cuando se utilizan tratamientos combinados, el papel del psicólogo es esencial, ya que una dependencia implica factores fisiológicos, psicológicos y sociales.

 

O dicho de otro modo, no sólo hay que intervenir en la dependencia de la nicotina, sino en otros problemas frecuentemente asociados en aquellas personas que acuden a tratamiento, como problemas de depresión, ansiedad, estrés, etc. Por ello es tan importante, necesario y eficaz el tratamiento psicológico, porque se evalúa y se interviene en todos estos factores.

Hace ahora cinco meses que entró en vigor la conocida "Ley Antitabaco" (Ley 28/2005 de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco). ¿Cuál es la influencia que la implantación de la Ley ha tenido hasta el momento en la reducción del consumo de tabaco? ¿Qué influencia se prevé que tenga de cara al futuro en la evolución de este consumo?

Desde la entrada en vigor de esta ley, se está produciendo un fenómeno muy deseable para la salud: miles y miles de fumadores ya han dejado de fumar y otros miles y miles han reducido el consumo de tabaco. Restringir los lugares de compra de una sustancia y los lugares donde se puede consumir la misma lleva a un descenso en el consumo. Estamos hablando sencillamente de una técnica de control de estímulos, como bien sabemos los psicólogos. Por ello, el descenso en el consumo va a seguir a buen ritmo en los próximos años y a miles de fumadores les podemos ayudar a acelerar su abandono con nuestros tratamientos.

¿Considera que se han puesto al servicio de los ciudadanos los recursos necesarios para afrontar la deshabituación? De no ser así, ¿qué otro tipo de recursos o dispositivos deberían promocionarse desde el Ministerio de Sanidad y las Consejerías de Sanidad de las Comunidades Autónomas?

De momento hay pocos recursos disponibles. Es necesario incrementar el número de recursos, pero debe hacerse de modo racional.

 

En este sentido, sólo deben financiarse aquellos tratamientos que hayan demostrado ser eficaces, como ocurre con los psicológicos de tipo conductual, y no financiar finalmente unos (los farmacológicos) y dejar sin financiar otros (los psicológicos).

Los recursos que deben financiarse deben ir desde potenciar lo existente en el Sistema Nacional de Salud (Atención Primaria, Centros de Salud Mental, Centros de Drogodependencias), como crear algunos específicos (Unidades de Tabaquismo) si la demanda lo exige. En todos los casos debe haber psicólogos porque su papel es esencial.

Participa usted en el Grupo de Tabaquismo del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos. ¿En qué dirección se está trabajando desde el grupo?

En crear un documento que permita orientar una política global de abordaje del tabaquismo, desde lo que puede aportar la Psicología, y nosotros los psicólogos, en el tratamiento de fumadores; y de modo especial, cuál debe ser nuestro papel en el sistema sanitario para conseguir reducir la epidemia del tabaquismo. Llevamos un buen ritmo de trabajo y estamos finalizando el documento que creemos que será muy útil, no sólo para los psicólogos, sino también para la administración sanitaria. En el mismo aparece claro el papel de liderazgo que la Psicología como ciencia ha tenido en el tratamiento del tabaquismo en los últimos 50 años. También el papel de muchos psicólogos españoles expertos en el tratamiento de los fumadores con técnicas eficaces, que han ayudado a dejar de fumar a miles y miles de nuestros ciudadanos. Sólo nos falta que esta labor se reconozca como debe dentro del sistema sanitario. 

Artículos Relacionados
DÍA MUNDIAL SIN TABACO - ENTREVISTA A TERESA SALVADOR
DÍA MUNDIAL SIN TABACO - COMUNICADO DEL CONSEJO GENERAL DE COLEGIOS OFICIALES DE PSICÓLOGOS
DÍA MUNDIAL SIN TABACO - LA EXPERIENCIA DE LA ASOCIACIÓN DE EX-FUMADORES DE ALICANTE
ESPACIOS LABORALES LIBRES DE HUMO