A nivel anímico, si bien los millennials son una generación caracterizada por la felicidad, el optimismo y la motivación, los datos muestran que 2 de cada 10 se sienten pesimistas, desmotivados y cansados, siendo el estrés un problema para 3 de cada 10. De hecho, el 85% de los millennials revela haber padecido algún problema del estado del ánimo en algún momento a lo largo del año.

Esta es una de las conclusiones del informe “Millenials y Salud”, un documento fruto de una investigación desarrollada por Fundación MAPFRE, en colaboración con Salvetti & Llombart, con el fin de arrojar información relevante sobre cómo percibe y entiende la salud, la llamada Generación Millennial.

Tal y como señala el informe, los llamados millennials son aquellas personas nacidas entre los años 1981 y 1993, cifrándose en España en 8,2 millones de personas (el 17,6% del total de la población). Esta generación, la primera de nativos digitales, ha cambiado la forma de relacionarse entre ellos, con el trabajo, con el ocio, y también con su propia salud.

Foto: Dana Shevtsova Fuente: pexels Fecha descarga: 18/02/2020

Los datos del informe se basan en los resultados de una encuesta online realizada a una muestra de 1.600 personas, de entre 20 y 35 años, para conocer su opinión y comprensión en torno a distintos aspectos tales como, salud, la alimentación, la actividad física, el descanso, el bienestar emocional o el rol de otros hábitos.

A continuación, recogemos las conclusiones principales de la encuesta:

  • La generación millennial se caracteriza por su alto nivel de estudios (51% tiene estudios universitarios o superiores), donde 1 de cada 3 continua viviendo con sus padres y conforman la “generación mileurista” (en torno a 1.000€ de renta).

  • Se caracterizan por ser la primera generación nativa digital y ello se corrobora en la tenencia de gadgets -donde “el smartphone es su dispositivo estrella” (lo tienen el 99% de ellos)- y de acceso a los contenidos digitales (RR.SS, streaming, etc.). El mayor poder adquisitivo de los millennials más adultos se traduce en una mayor tenencia en dispositivos como tablets (la tienen el 58%) o smarts TV (el 59%).

    Destaca el mayor uso que hacen los hombres de las consolas. El tiempo medio de conexión a Internet es de 6 horas diarias, siendo incluso superior entre los más jóvenes (7 horas de media). Es una generación que duplica su conexión a Internet respecto a las horas de visionado a TV, lo que supone una ruptura en los hábitos de ocio y entretenimiento frente a generaciones anteriores.

  • La salud es un concepto que ha evolucionado con el tiempo: se ha pasado de unas generaciones en las que la salud era un concepto muy físico e individual, a otras en las que es un concepto más emocional y aspiracional. La percepción sobre su propia salud es buena: el 91% se encuentra bien mentalmente, el 86% físicamente y el 85% afirma encontrarse bien emocionalmente.

    Los millennials apuestan rotundamente por la salud y unos hábitos saludables: 8 o más de cada 10 considera muy importante en su vida la salud, suelen llevar un estilo de vida que consideran saludable o intentan llevarlos a cabo. Esta implicación les lleva a estar informados al respecto.

  • Uno de los rasgos que caracteriza a los millennials es su dicotomía, detectada al analizar la importancia que conceden a cada gran área relacionada con la salud, durante la semana y el fin de semana. Mientras la alimentación y la actividad física (especialmente entre los hombres) están muy presentes para el mantenimiento de la salud de lunes a viernes, durante el fin de semana estas dos áreas pierden atención frente al descanso.

  • Hay un consenso unánime sobre los beneficios que aporta la actividad física, tanto a nivel físico (81% opina que les permite encontrarse bien físicamente), como de aspecto/apariencia (70% opina que les ayuda a tener un buen físico/apariencia) e incluso desde su vertiente social/lúdica (58% lo hace con amigos/familiares).

  • El descanso no lo entienden como algo circunscrito únicamente al dormir sino, y en gran medida, a la desconexión de las obligaciones diarias y, especialmente, a los momentos de relax en casa (aspecto que tienden a adquirir más relevancia a medida que aumenta la edad: 62% entre los más jóvenes vs. 70% entre los más adultos).

    De manera general, 3 de cada 4 millennials suele llevar a cabo algún tipo de rutina para la conciliación del sueño, principalmente, mantener unos horarios estables a la hora de irse a dormir (el 32% de ellos) o realizar cenas ligeras para evitar digestiones pesadas (el 27%).

    A pesar de realizar un número adecuado de horas de descanso, 4 de cada 10 Millennials indica que suele tener, o bien insomnio, o bien algún tipo de problema para conciliar el sueño (sólo un 17% como algo frecuente). Afecta más a mujeres que a hombres, y la causa más señalada es el estrés (57%) o la preocupación (53%) por algún aspecto de sus vidas, dos detonantes significativamente mayores también entre mujeres que entre hombres.

  • El 80% considera que el rol del bienestar emocional es tan importante como el bienestar físico y mental. El bienestar emocional para los millennials se basa en tres pilares fundamentales: la felicidad, el equilibrio entre lo físico y emocional y el sentirse a gusto no sólo con uno mismo sino con el entorno.

    A nivel anímico, si bien es una generación caracterizada por la felicidad, el optimismo y la motivación, los datos muestran que 2 de cada 10 millennials se sienten pesimistas, desmotivados y cansados, siendo el estrés un problema para 3 de cada 10. De hecho, el 85% de los millennials revela haber padecido algún problema del estado del ánimo en algún momento.

    En esas situaciones, afirman recurrir en primer lugar a su entorno más cercano (la pareja, la familia y los amigos próximos). Tan solo el 12% de los hombres y el 10% de las mujeres ha acudido al/a la psicólogo/a en busca de ayuda; empero, 3 de cada 10 no recurre a nadie y decide sobrellevar su mal momento anímico en solitario.

  • En relación con los problemas emocionales más frecuentes, el estrés destaca como la “dolencia” emocional con más incidencia entre los millennials, donde el 54% de ellos indica haber padecido algún episodio durante el último año. El desánimo o la ansiedad son estados emocionales con alta incidencia en el último año (44% y 39%, respectivamente). En los tres casos, la incidencia en mujeres es superior a los hombres, especialmente la ansiedad.

    Las causas por las que surgen los estados de estrés o ansiedad son varias, siendo las principales el ámbito laboral/académico.

  • 1 de cada 3 millennials declara haber tomado drogas en algún momento de su vida, especialmente, para evadirse de los problemas diarios, y 4 de cada 10 se declaran fumadores (más hombres que mujeres), aunque 3 de cada 10 lo hace de manera habitual.

  • 6 de cada 10 millennials se consideran satisfechos con su vida sexual, más las mujeres que los hombres, existiendo una alta preocupación por las ETS, aunque nuevamente surge la polaridad de la generación pues la mitad de ellos “conoce gente que practica sexo sin protección”. Las apps de contactos empiezan a estar integradas en el hábito de ligar, muy especialmente entre los hombres.

Se puede acceder al informe desde la página Web de MAPFRE, o bien directamente a través del siguiente enlace:

Millennials y salud

Artículos Relacionados
Los y las jóvenes en España afirman tener buen estado de salud y pocos problemas psicológicos, según un estudio
El 57% de las mujeres jóvenes sufre violencia sexual en los espacios de ocio nocturno
7 de cada 10 jóvenes se han sentido discriminados en algún momento-nuevo barómetro juventud y género 2019