La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) ha presentado los primeros resultados de la Encuesta europea de empresas sobre riesgos nuevos y emergentes (ESENER) correspondientes al año 2019. Se trata de la tercera edición de esta Encuesta (la primera se realizó en el año 2009 y la segunda en el año 2014), siendo su principal objetivo analizar las medidas que se están implementando en materia de seguridad y salud en el trabajo y, de esta manera, proporcionar recomendaciones para el desarrollo de nuevas políticas dirigidas a gestionar eficazmente los riesgos a los que se enfrentan los trabajadores en Europa.

En esta ocasión, la encuesta ha sido aplicada a más de 45.000 empresas repartidas en 33 países y se ha centrado especialmente en la evaluación de los riesgos psicosociales, como el estrés o el acoso laboral.

Fuente: www.pexels.com Artista:
Brett Sayles Fecha descarga: 04/06/2020

Los datos de ESENER 2019 muestran que las mayores preocupaciones en las empresas europeas son los trastornos musculoesqueléticos y los riesgos psicosociales. Específicamente, los tres riesgos más prevalentes informados por los participantes son los movimientos repetitivos de las manos o de los brazos (señalados por el 65% de los encuestados), tener que tratar con clientes, pacientes o alumnos difíciles (61%) y levantar o mover personas o cargas pesadas (54%).

En lo que respecta al desarrollo de medidas para proteger la seguridad y salud de los trabajadores, y a pesar de la tendencia al alza registrada en la prevalencia de los riesgos anteriormente mencionados, los datos de la Encuesta revelan un ligero descenso en el número de empresas con políticas de prevención. Otros resultados señalan que tan sólo el 29% de las empresas y organizaciones entrevistadas aseguró que realizaría acciones para prevenir la sobrecarga laboral de sus empleados o controlar los posibles riesgos psicosociales a los que se vean expuestos. Asimismo, los resultados revelan una invisibilización o negación de los riesgos psicosociales por parte de los responsables y líderes de las organizaciones, de forma que, muchas empresas, sobre todo las de menor tamaño, declararon no presentar ningún factor de riesgo a nivel psicológico. Así, según establece el informe de la EU-OSHA, “el mayor obstáculo para abordar estos riesgos parece ser la renuencia a hablar abiertamente sobre ellos”.

Las empresas y organizaciones muestran además otras carencias que evidencian la desprotección de los empleados, entre las que cabe destacar que más de un tercio de las plantillas no tiene ninguna forma de representación sindical y que el mismo porcentaje de empresas señala no disponer de tiempo o suficiente personal para dedicarlo a la gestión de la seguridad y salud laboral. En lo referente a la gestión de riesgos psicosociales, sólo el 18% de los establecimientos entrevistados informan de disponer de psicólogos para la gestión de estos riesgos, si bien en algunos países como Finlandia o Suecia, este porcentaje se eleva al 71% y el 57% respectivamente.

En definitiva, la Encuesta ESENER ha puesto de manifiesto que la seguridad y salud laboral no es un tema al que las empresas y organizaciones dediquen todavía la atención que se merece. Esta falta de sensibilización sobre la importancia de adoptar medidas de prevención de riesgos es un asunto preocupante dado que, según ha apuntado Nicolas Schmit, Comisario de Empleo y Derechos sociales de la UE, con seguridad los riesgos observados en esta Encuesta se han exacerbado en el año 2020 con la aparición del nuevo coronavirus y su impacto en el sector laboral. A este respecto, ha advertido que necesitamos redoblar nuestros esfuerzos para abordar los asuntos relativos a la salud mental de los trabajadores y ocuparnos de los retos que plantea la digitalización, dado el reciente y brusco aumento del teletrabajo”.

Por su parte, la directora ejecutiva de la EU-OSHA, Christa Sedlatschek ha recordado que el establecimiento de medidas de planificación del impacto de los riesgos laborales por parte de las organizaciones y empresas debe ser un asunto esencial y que cuanta más atención presten las empresas al desarrollo de este aspecto, más rápidamente se recuperarán de los posibles efectos de la actual pandemia asociada al COVID-19.

Más información aquí.

Artículos Relacionados
Decálogo de recomendaciones para los profesionales que siguen atendiendo al público y trabajando para dar servicio a otras personas
Prevención y tratamiento del síndrome de quemarse por el trabajo (burnout)
Una cultura organizacional adecuada potencia el bienestar y el rendimiento de los empleados-Nueva Encuesta de trabajo y bienestar 2018 de la APA
¿La autonomía del trabajador influye en el estrés laboral?
El burnout en los docentes: Factores de vulnerabilidad y factores protectores
¿Cómo manejar el estrés laboral?-Recomendaciones de la APA
Nuevos recursos sobre estrés laboral de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo
La mitad de los trabajadores europeos soporta estrés laboral
Las empresas europeas no están preparadas para hacer frente a la violencia, acoso y estrés laboral
El estrés laboral puede causar enfermedades cardiovasculares en mujeres