Luis Miguel Ruiz, Mauro Sánchez, Concepción Jiménez y Jesús Patricio Durán

Universidad de Castilla La Mancha

Los últimos acontecimientos deportivos nos han vuelto a mostrar, de forma clara y rotunda, que para llegar a lo más alto en el deporte, además de poseer unas cualidades fisiológicas y técnicas sorprendentes, lo que diferencia a los que consiguen el éxito de los que no lo consiguen es su capacidad psicológica para mantenerse fríos en situaciones en las que los otros se vienen abajo, y para saber lo que tienen que hacer en cada momento y, además, hacerlo.

El artículo publicado en el último número de Anales de Psicología (Ruiz, Sánchez, Durán y Jiménez, 2006) nos presenta un interesante panorama de la investigación psicológica de la pericia y excelencia en el deporte, mostrando la relevancia que la dimensión psicológica juega en el rendimiento deportivo.

A diferencia de lo que inicialmente pudiera creerse, la investigación psicológica no se ha centrado única y exclusivamente en los aspectos que la Psicología del deporte ha venido estudiando tradicionalmente: Control de la ansiedad, Estrategias de afrontamiento, establecimientos de objetivos, etc., sino que el estudio de la dimensión psicológica ha profundizado en los aspectos perceptivo-cognitivos que han diferenciado y diferencian a los expertos y excelentes de quienes lo son menos.

 

De todos son conocidas las grandes diferencias que existen entre los distintos deportes y, por lo tanto, lo diferentes que deben ser sus exigencias psicológicas. Así, frente a un deporte como el taekwondo en el que domina la intuición para poder decidir y responder a los ataques del oponente de forma rápida y precisa, los deportes colectivos permiten el reparto de responsabilidades pero eso sí, compartiendo todos los componentes del equipo un modelo mental de juego que les hace ser mucho más que la suma de sus componentes.

Los enfoques y estrategias de investigación, así como los procedimientos de intervención para mejorar el rendimiento deportivo han sido variados. El deseo de conocer donde miran los deportistas cuando deciden y, por lo tanto, poder inferir las zonas de mayor riqueza informativa, ha generado una abundante investigación en la que los procedimientos oculométricos han sido los predominantes en situaciones cada vez más cercanas a la realidad. Destacan de estos estudios que los deportistas excelentes suelen: 1) ser más sensibles al reconocimiento de los patrones de juego de su deporte, y solucionan de forma rápida los problemas de juego; 2) detectan y localizan mejor las informaciones relevantes de su deporte; 3) conocen mejor, y anticipan mejor, las acciones de sus oponentes, de los objetos o de las situaciones; 4) manifiestan unas estrategias más elaboradas de búsqueda visual; 5) son planificadores oportunistas; 6) poseen refinadas habilidades de autocontrol y un mayor conocimiento metacognitivo.

Los estudios de corte más cualitativo han tratado de conocer cómo los deportistas expertos se representan las situaciones de juego y el conocimiento que poseen, para lo cual se han empleado los protocolos verbales como estrategia investigadora.

En la última década, el interés se ha centrado en conocer qué practican y cuánto practican, de ahí que expresiones como "práctica deliberada" formen parte del leguaje común de los especialistas, y los esfuerzos se centren en analizar el itinerario de práctica que los expertos han tenido a lo largo de los años de entrenamiento.

 

Pero estas cualidades perceptivo-cognitivas no tendrían sentido si no estuvieran coloreadas por el deseo de ser excelente, en la motivación, que les permite horas y horas de entrenamiento, sin la capacidad para aguantar psicológicamente estables las exigencias de un partido, de un encuentro o de un combate. La dimensión emocional se convierte en la dinamizadora del deseo de excelencia, y en ello la Psicología juega un papel muy relevante.

El papel de los padres y de los otros significativos, lejos de ser considerado como un epifenómeno ha pasado a ser resaltado como elemento capital para el desarrollo de la excelencia en el deporte, y las consecuencias para la intervención psicológica en las edades de formación son manifiestas (Sánchez, 2001; Durán, 2003; Jiménez, 2004).

Son muchos los asuntos que quedan por analizar y abundantes los procedimientos de mejora que están pendientes de ser desarrollados. Conocer el rendimiento experto en el deporte puede permitir el desarrollo de estrategias de intervención que favorezcan el proceso de formación deportiva en aspectos que son reconocidos como fundamentales, como es el caso de la toma de decisiones (Ruiz y Arruza, 2005).

El artículo original puede encontrarse en la revista Anales de Psicología: Ruiz, L.M., Sánchez, M., Durán, J.P. y Jiménez, C. (2006) Los expertos en el deporte: Su estudio y análisis desde una perspectiva psicológica. Anales de Psicología, 22 (1), 132-142.

Sobre los autores:

Luis Miguel Ruiz es Doctor en Psicología. Profesor en la Universidad de Castilla La mancha y en el Master de Alto Rendimiento Deportivo del Comité Olímpico Español. Es responsable del "Grupo de Estudio y Análisis de la Competencia Motriz y Pericia en el Deporte" de la Facultad de Ciencias del Deporte de Toledo y responsable del Laboratorio de Competencia motriz y pericia en el deporte en el que en la actualidad se vienen desarrollando proyectos relacionados con el estudio de la excelencia deportiva.

Mauro Sánchez es Doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad de Granada y ejerce como Profesor de Baloncesto de Alto rendimiento en la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Castilla La Mancha y componente del "Grupo de Estudio y Análisis de la Competencia Motriz y Pericia en el Deporte" de la Universidad de Castilla La Mancha en su Facultad de Ciencias del Deporte de Toledo.

Concepción Jiménez es Doctora en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad de Castilla La Mancha y Profesora de Baloncesto en la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad Politécnica de Madrid y Coordinadora y Directora Técnica de las Escuelas de Baloncesto de la Fundación Real Madrid

Jesús Patricio Durán es Doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad de Castilla La Mancha es Profesor de Teoría y Práctica del Entrenamiento Deportivo en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid y coordinador de las categorías inferiores de la Real Federación Española de Atletismo.

Artículos Relacionados
“COMPETICIÓN Y RENDIMIENTO”: ENTREVISTA A JOAQUÍN DÍAZ - III JORNADAS DE PSICOLOGÍA Y DEPORTE
PRÁCTICA DEPORTIVA EN PREADOLESCENTES
EL AFRONTAMIENTO DEL ESTRÉS EN EL ÁMBITO DEPORTIVO
ANSELMO VICIOSO-ARAGONÉS NO SE ENCUENTRA HABILITADO PARA EL EJERCICIO DE LA PSICOLOGÍA