Esta semana ha finalizado la atención proporcionada en la última UCI del Proyecto de Intervención Psicológica en las UCI durante la crisis del COVID-19, por parte de Proyecto HU-CI. Dicho Proyecto, del que ya se habló en Infocop (ver aquí), ha tenido como finalidad disminuir y aliviar la sobrecarga de estrés y sufrimiento psicológico que están experimentando todos los agentes implicados en las UCI, en relación con la situación actual de crisis sanitaria derivada del COVID-19. Para ello, se ha realizado tanto intervención presencial a los profesionales de UCI que están en la primera línea de intervención y a los familiares de pacientes con COVID-19, como intervención a través de telepsicología a los grupos anteriormente mencionados junto a otros profesionales de UCI que están en situación de baja laboral o en situación de aislamiento y a los propios pacientes ingresados en estas unidades.  

Gracias a la puesta en marcha de este proyecto, de abril a julio se han llevado a cabo más de 700 intervenciones individuales y más de 200 intervenciones grupales, beneficiándose más de 2.000 personas, entre pacientes, familiares y, sobre todo, profesionales de los equipos de cuidados intensivos en Castilla-La Mancha, Cataluña y Madrid. Unos datos que ponen en evidencia la pertinencia y el acierto de adoptar medidas para mitigar los efectos del estrés y la sobrecarga emocional en las unidades de cuidados intensivos.

Gabriel Heras, médico intensivista del Hospital Universitario de Torrejón y Director de Proyecto HU-CI -el Proyecto Internacional de Humanización de las Unidades de Cuidados Intensivos, que cuenta actualmente con presencia en más de 25 países-, ha mostrado su agradecimiento todos los psicólogos expertos en crisis y emergencias que han participado en el proyecto, así como “a los colegios de Psicología, a todos los hospitales y gerentes que han creído en el proyecto, a todas las personas que lo han hecho posible con sus recursos económicos y, especialmente, a Macarena Gálvez por idear y coordinar este maravilloso proyecto puesto al servicio de la Sanidad Pública y Privada, y que ha ayudado a mitigar los terribles efectos psicológicos de este desastre que nos tocó vivir”.Gabriel Heras se siente orgulloso de que el Proyecto HU-CI haya estado “sobre el terreno”, en estos momentos críticos de pandemia sanitaria. Según sus palabras, “es una intervención pionera en el mundo y que ha de servir para que el cuidado emocional sea una realidad en las UCI del mundo. Seguiremos luchando para que así sea, aun sabiendo de las dificultades y los diferentes intereses que rodean a la Salud Mental de este país”.

Miembros de los diferentes equipos asistenciales

Foto: de izqda. a dcha.: Gabriel Heras y Macarena Gálvez

Artículos Relacionados
La integración de los psicólogos en las UCI es una necesidad – Entrevista a los responsables del Proyecto HU-CI
Castilla-La Mancha, primera Comunidad que incorpora atención psicológica en las Unidades de Cuidados Intensivos
La necesidad urgente de prestar atención psicológica en las Unidades de Cuidados Intensivos
La importancia de reducir el riesgo de suicidio entre el personal médico