Entre los días 11 y 14 de julio de 2007 se celebrará en la ciudad condal, en el Centro Internacional de Convenciones de Barcelona, el V Congreso Mundial de Terapias Cognitivo-Conductuales, bajo los auspicios de la Asociación Europea de Terapias Cognitivo-Conductuales (EABCT) y la organización de la Sociedad Catalana de Investigación y Terapia del Comportamiento (SCRITC).

Con motivo de la celebración de este evento, espacio único para el encuentro de investigadores y psicólogos de reconocido prestigio internacional, Infocop Online ha querido entrevistar a Xavier Pellicer, Presidente de la SCRITC y del Comité Organizador Local del congreso.

 

Xavier Pellicer

ENTREVISTA

Ésta es la quinta edición de este prestigioso encuentro científico y profesional. ¿Cuáles son los objetivos principales que persigue la organización?

El objetivo en un congreso de estas características es que sirva de punto de encuentro de los profesionales de la terapia cognitivo-conductual (TCC) de todo el mundo, con la intención de promover el intercambio de conocimientos y experiencias; permitiendo así la actualización de nuestro saber dentro de esta disciplina al llevarse a cabo una difusión de los últimos hallazgos realizados.

¿Qué posibilidades ofrece a los psicólogos y psicólogas españoles la celebración del V Congreso en Barcelona?

Es evidente que el hecho de que el congreso se lleve a cabo en España y en una ciudad atrayente como Barcelona es un reclamo importante para los profesionales de nuestro país, pues se trata de una oportunidad excepcional para encontrar reunidas cerca de tu casa a las figuras más destacadas de la TCC a nivel mundial.

Pero en esta ocasión, además, el congreso mundial de terapia cognitivo-conductual tiene una característica que lo hace único. Como es sabido, la lengua oficial y única en los congresos internacionales es el inglés. Pero en esta ocasión, y de forma excepcional, aproximadamente el 15 % del amplio programa científico previsto será en español o contará con traducción simultánea del inglés al español. Este hecho permitirá que puedan asistir y beneficiarse de un congreso mundial aquellos profesionales españoles con un nivel insuficiente de inglés. Beneficio, además, que se apreciará no sólo en lo referente a la participación en los talleres, simposios o conferencias sino también en cuanto a la posibilidad de poder presentar sus trabajos de investigación en español.

Cualquier persona que lea el programa científico, podrá observar la variedad de temas y enfoques terapéuticos que se abordarán en el congreso, pero, ¿qué novedades se podrá encontrar un profesional que esté interesado en acudir a este congreso? ¿Qué temáticas o nuevos enfoques nos podremos encontrar en esta quinta edición?

En el congreso se abordará un amplio repertorio de temas relativos a salud mental en adultos, medicina conductual, infancia y adolescencia, psicosis y trastorno bipolar, trastornos de la alimentación, adicciones, procesos básicos, trastornos del desarrollo, Psicología transcultural o formación de terapeutas.

Pensamos que uno de los temas más destacados será el de las denominadas terapias de tercera generación, nuevos desarrollos terapéuticos surgidos en los últimos años desde la terapia de conducta, tales como la Terapia Dialéctico-Comportamental, de Marsha Linehan, o la Terapia de Aceptación y Compromiso de Steven Hayes, con cuya presencia podremos contar.

Las terapias cognitivo-conductuales han demostrado su efectividad en el tratamiento de la mayoría de los trastornos psicológicos. De manera muy general, ¿cuáles son los resultados más destacados que el empleo de estas actuaciones terapéuticas están ofreciendo, frente a trastornos de una alta prevalencia como pueden ser los trastornos del estado del ánimo, de ansiedad, etc.?

 

La terapia cognitivo-conductual ha demostrado su efectividad en un amplio rango de trastornos en los que ha sido aplicada. Los primeros estudios controlados que demostraron su eficacia se centraban en los problemas de conducta en niños, en trastornos de ansiedad, o depresión. Pero en los últimos años se ha demostrado también su utilidad y eficacia en distintos trastornos orgánicos funcionales (por ejemplo, el caso del colon irritable), en los procesos de adaptación a la enfermedad, adicciones, trastornos de la conducta alimentaria, o en algunos trastornos de la personalidad, por citar algunos ejemplos.

Considero que la Psicología Clínica tiene que basarse en el método científico, o aproximarse a él lo más posible. No se trata tanto de la adscripción a un modelo teórico determinado (conductual, cognitivo, psicoanalítico, etc.), sino tal vez de practicar un eclecticismo empírico y emplear sólo aquellas técnicas terapéuticas que hayan demostrado su eficacia en estudios controlados. De hecho, es hacia donde nos dirigimos y el ejemplo lo tenemos, desde hace algunos años ya, en países como Estados Unidos, donde las compañías aseguradoras de sanidad especifican para cada trastorno psicológico qué tratamientos psicológicos se deben aplicar. Y la sanidad británica va en la misma dirección.

Entiendo, además, que es una cuestión de ética profesional. Es decir, un terapeuta no debería ofrecer un tipo de intervención cuya eficacia no haya sido probada de antemano. No es suficiente con que el modelo teórico en el que se basa el profesional muestre una validez aparente.

Por último, el factor económico juega también un papel muy importante. Si bien el usuario o paciente debe sentirse libre de invertir su dinero en las terapias que considere adecuadas a sus preferencias, la sanidad pública, es decir el dinero de los contribuyentes, debería invertirse exclusivamente en aquellos tratamientos de probada eficacia.

¿Cómo ve el futuro desarrollo de la Psicología Cognitivo-Conductual en España?

Como consecuencia de lo que he manisfestado en la pregunta anterior, auguro un futuro esperanzador a la TCC en España, pues estoy convencido de que los dirigentes de la sanidad española acabaran entendiendo la necesidad de incorporar a más psicólogos en los centros de salud del país, exigiendo además el uso de terapias basadas en la evidencia. Y en este caso, la TCC es la que ocupa un lugar más destacado dentro de este particular ranking.

Artículos Relacionados
TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL, DELIRIOS Y ALUCINACIONES
LOS ÚLTIMOS DESARROLLOS DE LA TERAPIA DE CONDUCTA – ENTREVISTA A JORGE BARRACA MAIRAL
UN ACERCAMIENTO A LA TERAPIA INTEGRAL CONDUCTUAL DE PAREJA
TERAPIA DIALÉCTICO-COMPORTAMENTAL PARA EL TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD
LA TERAPIA DE ACEPTACIÓN Y COMPROMISO COMO DESARROLLO DE LA TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL
LA ACTIVACIÓN CONDUCTUAL: UNA ALTERNATIVA EFICAZ
ACT Y LA IMPORTANCIA DE LOS VALORES PERSONALES EN EL CONTEXTO DE LA TERAPIA PSICOLÓGICA
TERAPIA DE INTERACCIÓN RECÍPROCA
LA TERAPIA DE ACEPTACIÓN Y COMPROMISO: UNA NUEVA FORMA DE ENTENDER LOS PROBLEMAS Y SU SOLUCIÓN - ENTREVISTA
NUEVAS TERAPIAS Y TÉCNICAS CLÍNICAS
9º CONGRESO EUROPEO DE PSICOLOGÍA, GRANADA: ENTREVISTA A LARRY BEUTLER
CONFERENCIA SOBRE "PSICOTERAPIA INTEGRATIVA: "UNA PERSPECTIVA RELACIONAL"
ESTUDIAR LA PERSONALIDAD DESDE LA TEORÍA DE LA CONDUCTA: ¿UNA ABERRACIÓN O UN DESAFÍO?
PSICOLOGÍA Y CONDUCTA HUMANA: VIII CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE EL ESTUDIO DE LA CONDUCTA