Marina J. Muñoz – Rivas (1), José Luis Graña (2), K. Daniel O`Leary (3) y Mª del Pilar González (4)

(1) Universidad Autónoma de Madrid, (2) Universidad Complutense de Madrid, (3) State University of New York at Stony Brook y (4) Centro de Apoyo a la Familia nº 1 del Ayuntamiento de Madrid (Área de Infancia y Familia)

Las estadísticas realizadas en los últimos años por organismos públicos y privados de diferentes países demuestran que el maltrato en las relaciones de pareja es un fenómeno frecuente y habitual, evidenciándose que la violencia no suele surgir de forma espontánea durante el matrimonio o cuando las relaciones son estables sino que, con frecuencia, se inicia durante el noviazgo.

Son muchos los estudios realizados en este campo que han venido señalando la existencia de comportamientos agresivos en población universitaria, obteniendo que uno de cada cinco jóvenes ha experimentado abusos físicos por parte de su pareja.

Además de la importancia de los datos relativos a la presencia habitual de este tipo actos violentos en las relaciones de los más jóvenes, también es importante señalar que los estudios realizados señalan que existe una reciprocidad de la agresión entre ambos sexos, y que tanto las mujeres como los varones consideran que la violencia es inevitable y que la agresión física es una práctica "normal" dentro de la pareja.

 

En cuanto a la tipología de las agresiones físicas más frecuentemente ejercidas dentro de las relaciones de pareja en población juvenil, los datos indican que éstas suelen tomar una forma más "leve" y de consecuencias menos llamativas, sin que por ello dejen de ser alarmantes.

En cualquier caso, sí parece que en este sector poblacional, las formas de violencia severa (ej., usar armas, ahogar, palizas) son muy infrecuentes. Más específicamente, los estudios realizados hasta la fecha han arrojado que en los patrones de convivencia, la violencia psicológica es considerada por los jóvenes como una práctica "normalizada", tomando la forma de: a) actitudes de hostilidad (ej., negarse a discutir un problema); b) dominar o intimidar a la pareja (ej., amenazar con hacer daño a los amigos/as de la pareja); c) degradar (ej., insultar) y, d) control restrictivo (ej., preguntar insistentemente a la pareja donde ha ido).

Partiendo de esta base y ante la escasez de trabajos en nuestro país, hemos realizado un estudio dirigido a analizar la presencia de comportamientos violentos de carácter físico y psicológico en las relaciones de noviazgo en una muestra de 1.886 jóvenes universitarios españoles de ambos sexos, con edades comprendidas entre los 18 y los 27 años.

 

Los resultados obtenidos señalan la clara presencia de actos agresivos dentro del seno de las relaciones afectivas de los jóvenes universitarios españoles como forma de resolver los conflictos generados en las mismas, a pesar de que el 42% de la muestra considera que la relación de noviazgo que mantiene es estable/seria y el 60% pronostica la continuidad de la relación en un futuro cercano.

Puede afirmarse que la violencia psicológica es la más frecuente, especialmente la agresión verbal (más de la mitad de la muestra afirma insultar a su pareja o verbalizar aquello que sabe que enfadará o fastidiará al otro/a) y las acciones celosas y tácticas de control, siendo éstas más "normativas" que las agresiones físicas en las relaciones de noviazgo.

Este hecho es especialmente relevante, puesto que es necesario recordar que la violencia psíquica puede causar tanto o más daño a la salud física y mental de la víctima, que los malos tratos físicos recibidos; así como que existe una relación estable entre el abuso verbal y psicológico y los episodios de violencia en parejas jóvenes.

De manera específica, se han encontrado diferencias importantes en cuanto a la tipología de la violencia observada entre sexos. Así, la emisión de conductas violentas de carácter psicológico, analizadas por la presencia de agresiones verbales (ej., decir algo con el fin de fastidiar/enfadar e insultar o "maldecir" al otro miembro de la pareja) y comportamientos coercitivos y celosos, resultó ser significativamente superior en el caso de las mujeres. Por el contrario, la agresión física fue un comportamiento más ampliamente exhibido por los varones (ej., sujetar, golpear y/o empujar) con peores consecuencias para la salud en las mujeres (especialmente cortes y contusiones leves en el 12% de la muestra femenina).

Finalmente, la globalidad de los resultados obtenidos señala la importancia de considerarlos no sólo como datos aislados propios de jóvenes adultos, sino entenderlos también dentro de un continuo de violencia, fuertemente asociado a las creencias y actitudes aprendidas y generadas en etapas evolutivas tempranas; las cuales, necesariamente, deben ser detectadas tempranamente y modificadas a través de estrategias preventivas que puedan llegar a ser una verdadera alternativa de solución.

El artículo original puede encontrarse en la revista Psicothema: Muñoz – Rivas, M., Graña, J.L., O`Leary, K. D., González, P. (2006): Agresión física y psicológica en las relaciones de noviazgo en universitarios españoles. Psicothema, 19 (1), 102-107.

Sobre los autores y autoras:

Marina J. Muñoz – Rivas es Doctora en Psicología y Profesora Contratada Doctora del Departamento de Psicología Biológica y de la Salud de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid. Su líneas de investigación principales se centran en el estudio de los factores de riesgo y protección relacionados con el consumo de drogas adolescente, y en el análisis y prevención de la violencia en las relaciones de noviazgo.

José Luis Graña es Doctor en Psicología y Profesor Titular del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad Complutense de Madrid. Es Director del Máster y Doctorado en Psicología Clínica Legal y Forense de dicha universidad. Sus investigaciones se circunscriben principalmente en el campo de las drogodependencias y en el de la agresión en adolescentes y de las relaciones de pareja en adultos.

Daniel O`Leary es Doctor en Psicología, Profesor distinguido de Psicología y Director del Programa de Formación en Psicología Clínica en el Departamento de Psicología de la State University of New York at Stony Brook. O`Leary es uno de los cien psicólogos americanos más citados por sus contribuciones en el campo de la intervención clínica con parejas y el campo de la agresión en la convivencia familiar.

Mª del Pilar González es Psicóloga del Centro de Apoyo a la Familia nº 1 del Ayuntamiento de Madrid (Área de Infancia y Familia) y responsable del Programa de Atención Especializada de la Violencia en el ámbito Familiar (PAEVAS).

Artículos Relacionados
RELACIONES DE PODER DENTRO DE LA PAREJA. UN ANÁLISIS PSICOSOCIAL
LAS CREENCIAS Y ACTITUDES SOBRE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN LA PAREJA: DETERMINANTES SOCIODEMOGRÁFICOS, FAMILIARES Y FORMATIVOS
UN ACERCAMIENTO A LA TERAPIA INTEGRAL CONDUCTUAL DE PAREJA
LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN LA PAREJA: CREENCIAS Y ACTITUDES EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS/AS
CADA 3,8 MINUTOS SE ROMPE UNA PAREJA: EL PAPEL DEL PSICÓLOGO
LAS ESTRATEGIAS DE VIOLENCIA PSICOLÓGICA Y SUS APLICACIONES EN LOS ÁMBITOS DE LA PAREJA, DEL TRABAJO Y DE LOS GRUPOS MANIPULATIVOS
MUJERES MALTRATADAS POR SU PAREJA. Guía de tratamiento psicológico
LOS HOMBRES VIOLENTOS SEGÚN SUS PAREJAS
VIOLENCIA DE GÉNERO. GUÍA ASISTENCIAL – ENTREVISTA CON LA DIRECTORA DE LA OFICINA DE ASISTENCIA A VÍCTIMAS DEL DELITO DE NAVARRA
UNA INVESTIGACIÓN DE LA UGR RECIBE EL II PREMIO A LA MEJOR TESIS DOCTORAL DEL CENTRO DE ESTUDIOS ANDALUCES
PRESENTACIÓN DEL LIBRO: VIOLENCIA DE GÉNERO. GUÍA ASISTENCIAL
LOS PADRES ANTE EL TRADICIONALISMO DE GÉNERO: PERCEPCIÓN DE DESIGUALDAD Y ROLES VITALES
DÍA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER: PSICOLOGÍA Y GÉNERO
INTERVENCIÓN PSICOSOCIAL ESPECIALIZADA EN VIOLENCIA DE GÉNERO – ENTREVISTA A PATRICIA FLORES CERDÁN
¿EXISTE RELACIÓN ENTRE LA ATRACCIÓN SEXUAL Y EL GÉNERO?
INICIACIÓN SEXUAL ADOLESCENTE: DIFERENCIAS DE GÉNERO
LOS AFECTOS: DIFERENCIAS ENTRE GÉNEROS
DIFERENCIAS DE GÉNERO Y ATRIBUCIONES DE LA VIOLENCIA DOMÉSTICA
VIOLENCIA EN RELACIONES ÍNTIMAS