Un trabajo británico, publicado recientemente en The Lancet indica que un 14% de los casos de psicosis en el Reino Unido se asocia con el consumo habitual de cannabis.

En este estudio, realizado por investigadores de las universidades de Bristol y Cardiff, se pretendía ver si existía evidencia que relacionara directamente el consumo de cannabis con la incidencia de ciertos trastornos psicóticos.

En el metaanálisis realizado a partir de 35 estudios, datados hasta 2006, los autores hallaron que los sujetos que consumían esta droga tenían un 41% más de posibilidades de desarrollar un trastorno psicótico, frente a los pacientes no consumidores.

Como era de esperar, este riesgo dependía también de la dosis consumida a lo largo del tiempo, ya que aquellos consumidores más frecuentes presentaron el doble de posibilidades de sufrir una psicosis en relación con los no habituales.

 

Partiendo de las últimas estimaciones realizadas en el Reino Unido con respecto al consumo de cannabis, las cuales apuntan a que el 40% de la población joven y adolescente del país consume esta droga, los autores deducen que el 14% de los casos de psicosis que se dan en el país podría evitarse si estos pacientes no consumieran esta droga. En este sentido, los autores instan a las autoridades competentes a que informen a la población de los efectos del consumo del cannabis y su relación con el desarrollo de problemas de salud mental.

Este trabajo puede encontrase en la revista The Lancet, 2007; 370: 319-328.

Artículos Relacionados
CONSUMO DE ALCOHOL Y TABACO, VARIABLES DE PERSONALIDAD Y PATRONES DE INTERACCIÓN SOCIAL EN LA ADOLESCENCIA
DEPRESIÓN, ANSIEDAD Y ESQUIZOFRENIA: ¿SE ESTÁ DANDO RESPUESTA DESDE LOS SISTEMAS NACIONALES DE SALUD?