1 de cada 2 mujeres ha sufrido algún tipo de violencia a lo largo de sus vidas por ser mujer. Este es uno de los resultados de la macroencuesta de Violencia contra la Mujer, que la Subdirección General de Sensibilización, Prevención y Estudios de la Violencia de Género de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género acaba de dar a conocer.

La macroencuesta se viene realizando cada 4 años desde el año 2002 para conocer la evolución y el estado actual sobre violencia contra la mujer en nuestro país e identificar a los colectivos de mujeres especialmente vulnerables, siendo uno de los estudios más relevantes a nivel estadístico que se realiza en España sobre este tema.

Fuente: www.pexels.com Artista: 
cottonbro Fecha descarga: 11/09/2020

Respecto a la edición anterior del año 2015, la macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2019, ha introducido algunas mejoras con el objetivo de precisar la evaluación de las diferentes formas de violencia ejercidas contra la mujer, incorporando preguntas sobre acoso sexual y sobre acoso reiterado (también conocido como stalking), así como sobre todas las posibles formas de violencia sexual más allá de las relaciones de pareja o la satisfacción con la ayuda percibida en el caso de las mujeres que han denunciado las agresiones, entre otras. Asimismo, la macroencuesta ha incluido indicadores más actualizados sobre violencia sexual, psicológica y económica en la pareja y las consecuencias de la violencia sufrida en términos de discapacidad, lesiones, ingresos hospitalarios, bajas laborales y salud mental.

De esta manera, en el estudio actual han participado 9.568 mujeres residentes en España de más de 16 años, a las que se les ha realizado una entrevista para conocer las diferentes formas de violencia a las que han sido expuestas y sus implicaciones. Específicamente, el informe recoge datos sobre violencia en pareja actual o en parejas pasadas, violencia física y sexual fuera de la pareja, acoso sexual y acoso reiterado e impacto de la violencia sufrida.

Los datos recogidos muestran que la prevalencia de la violencia contra la mujer es elevada, de forma que el 57,2% (1 de cada 2 mujeres de 16 años o más) residentes en nuestro país), ha sido víctima de algún tipo de violencia a lo largo de su vida, lo que equivale a 11.688.411 mujeres. En el último año, 1 de cada 5 mujeres entrevistadas (19,8%) ha informado de sufrir algún tipo de violencia por su condición de género, es decir, más de 4 millones de mujeres afectadas. Por grupos de edad, las mujeres jóvenes son las más expuestas a la violencia. En concreto, el 71% de las mujeres entre 16 y 24 años frente al 68% de las mujeres entre 25 y 34 años y al 42% de las mujeres de 65 o más años, informó de este tipo de violencia.

Tal y como se detalla en el documento, los principales resultados del estudio muestran que:

  • En las relaciones de parejas, la violencia física o sexual ha estado presente en el 14,2% de los casos (2.905.489 mujeres) a lo largo de su vida, y el 1,8% en el último año. Este tipo de violencia se ha caracterizado por ser repetida (75% en el caso de la violencia física y 86,2% en el caso de la violencia sexual). Asimismo, en el contexto de relaciones de pareja, la violencia psicológica ha sido informada por el 31,9% de las mujeres entrevistadas (el 10,6% en los últimos doce meses), siendo también recuerrente según el 91,3% de los casos.
  • Más allá de este tipo de interacciones, el 6,5% de las mujeres entrevistadas informó de haber sufrido violencia sexual por otras personas fuera de su pareja en algún momento de su vida y el 0,5% en el último año. Los datos son especialmente preocupantes en lo que respecta a la violencia sexual en la infancia, informada por 3,4% de las mujeres entrevistadas. En este tipo de violencia, el agresor fue un hombre en el 99,6% de los casos, que además era amigo o conocido de la víctima (49%). Asimismo, más del 49% informaron que los episodios de violencia sexual habían sucedido en más de una ocasión. En el caso de las violaciones, las mujeres informan en un 59% de los casos, haberlas sufrido en su domicilio.
  • El 84,1% de las víctimas de violencia sexual y el 67,2% de las mujeres que han sufrido una violación no han buscado ayuda formal tras lo sucedido, mientras que el 26,6% afirma que no se lo contó a nadie.
  • La violencia física fuera de las relaciones de pareja fue informada por el 13,4% de las mujeres, siendo sufrida antes de los 15 años en el 8,7% de los casos (lo que equivale a 1.778.550 mujeres). A este respecto, si bien el agresor más frecuente ha sido el padre (23,4%), las mujeres informan también de violencia física ejercida por desconocidos (17,5%), la madre (16%), las compañeras de clase (14,8%) y los compañeros de clase (11,6%).
  • En relación con las situaciones de acoso sexual, el 40,4% de las participantes señaló haberlo sufrido en algún momento de su vida y el 10,2% en el último año.
  • Los comportamientos violentos repetidos en forma de llamadas telefónicas obscenas o amenazantes, daño intencionado a sus pertenencias o propuestas inapropiadas a través de internet o las redes sociales, entre otros, han sido informados por el 15,2% de las mujeres a lo largo de su vida y por el 3% en el último año.

Los resultados evidencian que la victimización por violencia es muy prevalente entre las mujeres residentes en España. Si tenemos en cuenta que sólo el 21,7% de las mujeres que sufrió violencia por parte de su pareja y el 8% de las mujeres que sufrieron violencia sexual fuera de la pareja informó de haber denunciado estas agresiones, el nivel de desprotección en el que se encuentran las mujeres es extremo. El motivo más frecuentemente informado al preguntarlas sobre por qué no denunciaron las agresiones sexuales en el caso de la violencia por parte de parejas pasadas o actuales fue el haberlo resuelto sola (en torno a la mitad de los casos) y en el caso de violencia perpetrada fuera de las relaciones de pareja, fue el ser menores de edad y sentirse desprotegidas (35% de los casos), seguido de la normalización de la conducta violenta (30%), la vergüenza (25,9%) o el temor a no ser creídas (20,8%).

En definitiva, la macroencuesta revela que todavía queda mucho por avanzar para erradicar la violencia ejercida contra la mujer en nuestro país y señala la necesidad urgente de mejorar las campañas de prevención de la violencia entre los jóvenes y adultos, los procedimientos para la protección de menores en riesgo de sufrir violencia, la concienciación pública sobre la violencia contra la mujer, la especialización y formación de los equipos asistenciales y de fuerzas de seguridad que atienden este tipo de problemas, la promoción de programas de parentalidad positiva, y un largo etcétera.

Fuente:

Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2019

Artículos Relacionados
El Gobierno acepta las recomendaciones del Defensor del Pueblo sobre la protección de menores víctimas de violencia de género
Incrementan los casos de violencia de género en España, según el INE
La recuperación psicológica en violencia de género y la retirada de la denuncia en las etapas iniciales del procedimiento judicial
Proyecto de Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la violencia
La OMS alerta de un incremento de la violencia contra las mujeres y sus hijos/as durante la pandemia por COVID-19