El suicidio constituye un grave problema de salud pública en todo el mundo, especialmente en algunos grupos vulnerables como los adolescentes y adultos jóvenes. Este subgrupo suele presentar de manera prevalente comportamientos como lesiones autoinfligidas o autolesiones no suicidas que han recibido poca atención por parte de la literatura científica. Por este motivo, un grupo de investigadores ha analizado las variables sociodemográficas y la comorbilidad psicopatológica previa en una muestra de 176 adolescentes y adultos jóvenes de entre 15 y 25 años, con el objetivo de identificar las variables predictoras de autolesión futura a lo largo de 12 meses. Los resultados del estudio muestran un perfil sociodemográfico específico caracterizado por mujeres de 21 a 22 años y estudiantes, que pueden autoinfligirse una nueva autolesión después de 12 meses, así como un perfil de comorbilidades psicopatológicas previas donde varios trastornos son predictores de una nueva autolesión después de 12 meses. Los resultados resultan de interés para la elaboración de protocolos de salud específicos de prevención del suicidio y para el establecimiento de medidas de alerta de salud pública en determinados pacientes.

Fuente: www.pexels.com Artista:
Hakeem James Hausley Fecha descarga: 22/09/2020

Enlace:

Sánchez-Teruel, D., Robles-Bello, M. A., & Camacho-Conde, J. A. (2020). Self-inflicted injuries in adolescents and young adults: A longitudinal approach. Psicothema, 32(3), 322-328

Artículos Relacionados
En la prevención del suicidio es fundamental erradicar los mitos en torno al mismo, según Mental Health Europe
Recomendaciones para el tratamiento de suicidio en los medios de comunicación, del Ministerio de Sanidad
La reducción del suicidio en los planes estratégicos frente a la COVID-19, Día Mundial para la prevención del suicidio
La prevención del suicidio es fundamental durante la pandemia del COVID-19
La importancia de reducir el riesgo de suicidio entre el personal médico