Sufrir acoso físico o verbal en las calles de Madrid capital es habitual, especialmente en el grupo de mujeres. Esta es una de las conclusiones del informe Movilidad desde una perspectiva de género, realizado con más de 1.500 madrileños encuestados y más de 17.000 observaciones de comportamiento en hora punta en la red de transporte público de Madrid.

Según los datos recogidos en el informe, el 40% de las mujeres manifestó haber sufrido acoso físico o verbal y el porcentaje se eleva más (al 52%) si se añade la incidencia de robo, hurto o agresión al desplazarse por la capital en pleno día, frente al 31% de los hombres. La percepción de la inseguridad en cuanto a los desplazamientos nocturnos es del 40% en el caso de las mujeres frente al 14% de los hombres.

Fuente: www.pexels.com Artista:
Daniel Reche Fecha descarga: 15/10/2020

Asimismo, el informe señala que las mujeres suelen utilizar con más frecuencia el transporte público frente a los hombres, lo que les hace más vulnerables a sufrir este tipo de violencia, si bien estas situaciones no se producen tan sólo en el transporte público. De hecho, los resultados muestran que las situaciones de acoso son más frecuentes en los desplazamientos en moto, donde el 38% de las mujeres manifiesta haber sido acosada y el 21% de los hombres, seguidos del metro (35% de las mujeres y 11% de los hombres), y el tren (21% de las mujeres y 8% de los hombres).

Para mejorar su percepción de seguridad, los participantes encuestados afirman haber adoptado diferentes medidas como cambiar su medio de desplazamiento, ir acompañados o realizar llamadas de teléfono en sus desplazamientos. En concreto, un 60% de las mujeres se ha visto obligada a cambiar su forma habitual de desplazamiento por las calles de la ciudad debido a su sensación de inseguridad frente al 30% de los hombres y casi la totalidad de las mujeres (90%) intenta salir a la calle acompañada de noche (frente al 57% de los hombres). Asimismo, la sensación de ir hablando con el móvil mientras realiza los desplazamientos es una medida adoptada principalmente por las mujeres, al aumentar su percepción de seguridad (más del 50% de las mujeres frente al 10% de los hombres).

Independientemente del sexo, el 80% de los encuestados considera necesario mejorar la protección frente a este tipo de situaciones de acoso en las calles de Madrid, como por ejemplo, endureciendo las sanciones a los acosadores, mejorando la iluminación nocturna y aumentando el personal de seguridad en las estaciones de metro.

Además de estas medidas, los autores del informe recomiendan realizar una evaluación de los espacios públicos para evaluar el riesgo en las diferentes zonas y adoptar medidas de protección adaptadas a las necesidades de cada espacio, así como desarrollar aplicaciones de móvil que permitan dar aviso inmediato a las fuerzas de seguridad, ampliar las paradas en el transporte público en las rutas nocturnas o áreas periféricas según demanda del usuario.

Fuente:

Movilidad desde una perspectiva de género

Artículos Relacionados
En uno de cada 3 casos, el acoso escolar se produce en el aula, nuevo informe de Fundación ANAR
1 de cada 2 mujeres ha sufrido algún tipo de violencia a lo largo de sus vidas en España
Incrementan los casos de violencia de género en España, según el INE
La recuperación psicológica en violencia de género y la retirada de la denuncia en las etapas iniciales del procedimiento judicial
Medidas urgentes para la protección y asistencia a víctimas de violencia de género
Recursos para mujeres víctimas de violencia de género en estado de alarma por COVID-19