Un año después de la aprobación por parte de la Organización de Naciones Unidas de la Estrategia para la Inclusión de la Discapacidad, se ha presentado el informe sobre los avances realizados por el sistema de las Naciones Unidas para transversalizar la inclusión de la discapacidad y aplicar dicha Estrategia. La estrategia se presenta como una hoja de ruta para asegurar que todos los programas y sistemas vinculados a la ONU incorporan medidas de inclusión de la discapacidad.

Tal y como se presenta en el informe, la incorporación de esta Estrategia se ha materializado en avances positivos y en un cambio de mentalidad y de valores hacia la comprensión de la discapacidad en toda su diversidad. “La adopción de la Estrategia ha impulsado un mayor compromiso de las entidades de las Naciones Unidas con la inclusión de la discapacidad y ha aportado algunos avances iniciales tangibles”, señala el texto. Asimismo, ha supuesto un aliciente para aquellas entidades que no tenían experiencia en la inclusión de la discapacidad, iniciando las primeras medidas en esta dirección. No obstante, el avance es lento y se necesitan acciones que permitan acelerar este progreso, obstaculizado además por la pandemia mundial.

Fuente: www.pexels.com Artista:
ELEVATE Fecha descarga: 06/12/2020

En este sentido el informe presentado subraya la importancia de elaborar planes de recuperación a la emergencia sanitaria que incorporen un enfoque más inclusivo, que pueda dar respuesta a las diversas formas de discriminación de las personas con discapacidad, asegurando que “los grupos más marginados entre ellos, por ejemplo, las mujeres con discapacidad, los niños con discapacidad y las personas con discapacidad en instituciones o entornos humanitarios, no se queden atrás”.

De las cuatro líneas de acción principales de la estrategia (liderazgo, inclusividad, programación y cultura institucional), la esfera del liderazgo, la planificación estratégica y la gestión han sido objeto de atención prioritaria en los países evaluados, que cumplen o superan los requisitos establecidos en el 56 % de los casos. Por el contrario, la esfera de la inclusión (que contempla aumentar las consultas y la participación de las personas con discapacidad en la toma de decisiones sobre su atención), ha obtenido los indicadores más bajos de progreso, de forma que los equipos de los países no cumplieron los requisitos en el 47 % de los casos.

De acuerdo con las recomendaciones establecidas en el informe, se necesita prestar más atención a la promoción del empleo de personas con discapacidad y al desarrollo de la capacidad del personal, “que son fundamentales para garantizar un cambio de cultura y de mentalidad para la inclusión de la discapacidad en todas las esferas de la Estrategia”.

De esta manera, en el informe se definen algunas medidas concretas para apoyar a los Estados Miembros en la aplicación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, contribuyendo así a que las Naciones Unidas sean más inclusivas para todos..

Se puede acceder al documento en el siguiente enlace:

Informe sobre la aplicación de la estrategia de la ONU para la inclusión de la Discapacidad

Artículos Relacionados
¿Cuáles son las necesidades del alumnado con discapacidad?
Buenas prácticas en la inclusión de mujeres y niñas con discapacidad
El Senado aprueba impulsar medidas para mejorar la accesibilidad cognitiva a personas con discapacidad intelectual
Guía para el acompañamiento del duelo en personas con discapacidad intelectual
Las personas con discapacidad intelectual reclusas en España, los excluidos entre los excluidos
Eliminar el estigma y la discriminación: clave para mejorar la accesibilidad a personas con discapacidad psicológica y social, según Mental Health Europe
Únete a la Campaña "Fin a la Discriminación COVID-19" de la Alianza Internacional de Discapacidad y del IDDC
Derechos de las personas con discapacidad durante la pandemia, informe mundial
La APA crea una red internacional para luchar contra el estigma y discriminación durante la pandemia