Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el impacto de la COVID-19 sobre las mujeres en la industria de la confección ha empeorado enormemente su situación, debido a los desafíos subyacentes que ya presentaba este sector, como la discriminación por razones de género y problemas de acoso, la representación insuficiente de la voz de las mujeres, las brechas salariales y las dificultades en materia de conciliación de la vida familiar y laboral. Así se recoge en el nuevo informe que ha publicado la OIT y que tiene por título Impactos de género de la COVID-19 en el sector de la confección, cuyo objetivo es aumentar la concienciación social sobre la desigualdad de género en el contexto de la COVID-19 y analizar cómo la pandemia está afectando a las mujeres trabajadoras del sector de la confección.

Tal y como señala el documento, las mujeres representan aproximadamente el 80% de la fuerza laboral del sector de la confección, un sector que ha sufrido especialmente los estragos de la paralización del mercado en el contexto de la pandemia. Así, según el estudio realizado por la OIT, durante los primeros meses de la crisis sanitaria se han reducido un 70% las importaciones de los principales países compradores de prendas de vestir de Asia, lo que ha obligado a un aumento de los despidos laborales y a una reducción de las plantillas, de forma que la mayoría de las industrias del sector han reanudado su actividad con una capacidad laboral reducida.

Fuente: www.pexels.com Artista:
Ksenia Chernaya Fecha descarga: 14/12/2020

Los países de la región de Asia y el Pacífico son los más castigados, puesto que en el año 2019 emplearon a unos 65 millones de trabajadores del sector de la confección, lo que representa el 75% de todos los trabajadores de la confección en todo el mundo.

El informe destaca los impactos a corto, medio y largo plazo de la crisis en las trabajadoras de este ámbito laboral e incluye una serie de recomendaciones para ayudar a construir una industria de la confección más justa y resiliente, que apueste por una mayor igualdad de género.

Entre las recomendaciones se encuentran medidas destinadas a mitigar el impacto de la reducción de personal, medidas de apoyo en los cuidados informales que recaen sobre las mujeres de ese sector, acciones para reducir la violencia y el acoso en estos contextos laborales, así como de apoyo para las mujeres trabajadoras que durante la pandemia se han visto sometidas a situaciones de violencia de género en el hogar. Según la OIT, la actual crisis sanitaria exige una respuesta más contundente por parte de los gobiernos para garantizar la igualdad de género en el ámbito laboral, y especialmente en el sector de la confección, donde las mujeres necesitan disponer de una representación y liderazgo en la toma de decisiones para garantizar una recuperación económica plena y sensible al género tras la pandemia.

El informe puede descargarse en el siguiente enlace:

Gendered impacts of COVID-19 on the garment sector

 

Artículos Relacionados
Acoso sexual en la industria del ocio y entretenimiento, informe de la OIT
Manejo de los riesgos psicosociales relacionados con el trabajo durante la pandemia de COVID-19, guía de la OIT
Herramientas de la OIT para recopilar datos en materia de salud y seguridad del trabajo
Informe sobre Estrés en el trabajo de la OIT- Día de la Salud y Seguridad en el Trabajo, 2016
La lucha contra las enfermedades profesionales, en un punto decisivo – Día Mundial de la Salud en el Trabajo
Las empresas españolas no cuentan con personal especializado en la gestión de los riesgos psicosociales en el trabajo – Encuesta ESENER