La resiliencia es un factor protector que se relaciona con la promoción del bienestar y la prevención de problemas emocionales, como señalan estudios realizados tras el confinamiento en la pandemia del COVID-19. Si bien tendemos hacia la resiliencia, ante un evento masivo como el COVID-19, la prevención es un reto necesario a abordar.

Así lo afirman investigadores de la Universidad de Murcia y el Centro de Psicología Sander Psicólogos: Bienestar & Ciencia, en un estudio publicado en la Revista de Psicoterapia, bajo el título Eficacia y Satisfacción del Programa Resiliencia y Bienestar: Quédate en casa. La Psicología en tiempos de Cuarentena y Pandemia, a través del cual aborda la eficacia de esta intervención psicoeducativa -cuya finalidad es la de promocionar el bienestar y prevenir problemas emocionales-, aplicada durante el confinamiento y desescalada.

Tal y como señalan los autores del estudio, diversas investigaciones ponen de relieve el impacto psicológico negativo que ha tenido en la población la cuarentena y la pandemia del COVID-19, siendo probable que, como resultado de un aumento de los factores de riesgo vinculados a la pandemia (entre ellos, el aislamiento social, el desempleo, las preocupaciones económicas, el estrés, la violencia de pareja, el estrés laboral, la incertidumbre, el dolor y la pérdida), muchos países experimenten una “ola” de problemas de salud mental.

Autor: Anna Svets Fuente: pexels Fecha descarga: 16/12/2020

Partiendo de la premisa de que la Psicología, al igual que la medicina, debe responder a todos los niveles necesarios (promoción del bienestar, prevención de problemas emocionales y detección e intervención precoz), este estudio pretende dar respuesta a dicho reto llevando a cabo el Programa Resiliencia y Bienestar: «Quédate en Casa» (Sánchez-Hernández y Canales, 2020), una intervención psicoeducativa desarrollada durante el confinamiento y la cuarentena, con el objetivo de prevenir problemas emocionales que podría producir esta situación en la población (según las últimas revisiones científicas), promover el bienestar de las familias y la detección precoz, y derivar a asociaciones y organizaciones que ofrezcan tratamiento psicológico gratuito en caso de que fuera necesario.

El programa se basa en la evidencia de investigaciones previas sobre la prevención de problemas emocionales y la promoción del bienestar, así como en estudios e intervenciones orientados a evitar los efectos negativos de procesos de confinamiento en otros contextos, por ejemplo, los entrenamientos de los astronautas con dinámicas de la Psicología, en general, y de la Psicología Positiva en particular para fomentar sus emociones positivas ante las dificultades emocionales que supone un confinamiento.

De acuerdo con los autores, el enfoque es familiar -siendo adaptable a los más pequeños y las más pequeñas-, y se ofrece apoyo psicológico gratuito con tres sesiones de videollamada por persona (20-30 minutos cada sesión) y envío de 7 píldoras de bienestar mediante correo electrónico en la línea de otras intervenciones (pueden escucharse las recomendaciones de cada píldora de bienestar en Radio UM.es, la radio de la Universidad de Murcia: https://www.ivoox.com/podcast-programa-resiliencia-bienestar-emocional-queda_sq_f1884376_1.html).

Tal y como recogen en su estudio, la intervención psicoeducativa propuesta integra diversos enfoques de la Psicología:

  1. Psicoeducación para buscar información procedente de fuentes fiables, fomento de la motivación altruista para comprometerse con las recomendaciones sanitarias, cuentoterapia para los y las menores e información sobre la resiliencia (Píldora de Bienestar 1).

  2. Enfoque Cognitivo-Conductual y Activación Conductual con las técnicas de planificación de actividades agradables y saludables (Píldora de Bien-estar 2), respiración profunda, imágenes positivas (Píldora de Bienestar 3) estilo de comunicación asertivo y habilidades de resolución de problemas (Píldora de Bienestar 4).

  3. Educación Emocional con técnicas centradas en percepción, expresión, comprensión y regulación emocional (Píldora de Bienestar 3 y 4).

  4. Terapia Cognitiva con técnicas de reestructuración cognitiva y afrontamiento de las rumiaciones (Píldora de Bienestar 6).

  5. Terapia de Aceptación y Compromiso, Mindfulness y Terapia Centrada en la Compasión con técnicas de atención plena, defusión cognitiva, compromiso con los valores y técnicas centradas en la compasión (Píldoras de Bienestar 3, 4, 5, 6 y 7).

  6. Técnicas corporales (Píldoras de Bienestar 3).

  7. Terapia de Apego centrada en recomendaciones sobre el Círculo de Seguridad (Píldoras de Bienestar 4).

  8. Psicología Positiva Aplicada con las técnicas de identificación y desarrollo de fortalezas psicológicas, esperanza, saboreo, optimismo resiliente y sentido vital (Píldoras de Bienestar 2, 4, 5, 6 y 7).

Para llevar a cabo el estudio, se contó con una muestra formada por 80 participantes, 68,8% mujeres y un 31,2% hombres, con una media de edad de 36,04 años, principalmente con un nivel socioeconómico medio (88,8%) y bajo en un 11,2%. La mayoría de la muestra tiene estudios universitarios (66,3%) y un 24,3% de la muestra recibió apoyo psicológico en el último mes de forma simultánea al programa.

Los resultados del estudio muestran lo siguiente:

  • Los participantes a los que se les aplicó el Programa Resiliencia y Bienestar “Quédate en casa” informaron de una alta satisfacción con el programa. La satisfacción con el programa se relacionaba con el desarrollo de las habilidades del programa y haber seguido sus consejos.

  • Seguir comportamientos prudentes y saludables (quedarse en casa, uso de mascarillas, distancia social, lavado de manos y seguir recomendaciones sanitarias en general) se relaciona con la satisfacción con el programa y con el desarrollo de las habilidades del programa, específicamente con, seguir fuentes fiables de información y evitar el exceso de información, uso de fortalezas, relaciones positivas y apego seguro, esperanza y agradecimiento, optimismo resiliente, sentido vital y llevar un diario resiliente.

  • Los análisis señalan una mejora estadísticamente significativa en la facilidad de sobrellevar la pandemia, bienestar psicológico, síntomas de estrés postraumático, resiliencia y estado de ánimo. Esta mejora se registró también en aquellos y aquellas participantes que no habían realizado otra intervención psicológica en el último mes (para descartar que la mejora fuera por otra intervención psicológica que hubieran recibido). El desarrollo de habilidades del programa predice una mayor facilidad de llevar la pandemia y del bienestar psicológico.

Los autores concluyen recomendando la promoción de la Educación en Resiliencia, tanto reactiva como proactiva, teniendo en cuenta los efectos positivos en la promoción del bienestar y la prevención de problemas emocionales. Estas medidas, afirman, “deben de ir acompañadas de la detección precoz y tratamiento psicológico de las personas que lo necesiten, atendiendo especialmente a los grupos más vulnerables”. Asimismo, aconsejan implementar medidas sociales “que ayuden a amortiguar los efectos de esta crisis”.

Fuente: Sánchez-Hernández, O. y Canales, A. (2020). Eficacia y Satisfacción del Programa Resiliencia y Bienestar: Quédate en casa. La Psicología en tiempos de Cuarentena y Pandemia. Revista de Psicoterapia, 31(117), 381-398. https://doi.org/10.33898/rdp.v31i117.389 

Artículos Relacionados
La salud mental, prioritaria dentro del nuevo Plan de Acción sobre Integración e Inclusión 2021-2027 de la Comisión Europea
La humanidad necesita Psicología y psicólogos ahora más que nunca, según la EFPA
La Psicología: fundamental para facilitar la resiliencia de las personas ante la pandemia del COVID-19
Mi heroína eres tú, un cuento para ayudar a los niños a luchar contra la COVID-19