Entre un 20-30% de las personas con psoriasis considera que la enfermedad tiene un impacto relevante sobre su calidad de vida. Por ello, sienten con frecuencia vergüenza, falta de autoestima, ansiedad y un mayor riesgo de depresión.

Así lo afirma el informe sobre Necesidades actuales y Expectativas de futuro en psoriasis en España, publicado por la Asociación de pacientes de psoriasis y artritis psoriásica y familiares-ACCIÓN PSORIASIS, con el fin de analizar las necesidades actuales de los pacientes con psoriasis en España, el impacto de su enfermedad y las expectativas futuras con respecto a la misma.

Tal y como indica el documento, la psoriasis en una enfermedad sistémica inmunomediada crónica, cuya prevalencia en nuestro país es de aproximadamente un 2,3%, afectando a más de un millón de personas. De acuerdo con los datos, es la enfermedad inflamatoria inmunomediada más prevalente, y su prevalencia se está incrementando, convirtiéndola en un creciente problema de salud en todo el mundo.  

Foto: C Technical Fuente: pexels Fecha descarga: 21/01/2021

El proceso inflamatorio que se produce en la psoriasis podría estar asociado con el desarrollo de otras enfermedades concomitantes, siendo las más prevalentes la artritis psoriásica, el sobrepeso, la ansiedad, la hipertensión y la depresión.

Esta enfermedad supone una gran carga física, emocional y social, y conlleva un impacto negativo en la salud, reduciendo de forma significativa la calidad de vida del paciente. La afectación es mayor en los pacientes con psoriasis moderada-grave. Suelen sentirse estigmatizados y excluidos, sobre todo cuando se presenta en áreas visibles (cara o manos). Paralelamente, la percepción negativa de la calidad de vida puede relacionarse con la falta de adherencia al tratamiento, conllevando una exacerbación de los síntomas.

Asimismo, la psoriasis se asocia con una carga socioeconómica adicional, como consecuencia de la discapacidad y pérdida de productividad laboral asociada a la enfermedad.

El importante impacto de esta enfermedad en la vida de las personas que la sufren pone de relieve la trascendencia de diseñar estrategias terapéuticas más eficaces, para dar respuesta a las necesidades de los pacientes con psoriasis y reducir el impacto en su calidad de vida.

El informe recoge los resultados de una encuesta llevada a cabo por la asociación, respondida por una muestra de 1.265 pacientes residentes en todas las comunidades autónomas que forman parte del territorio nacional. Para el diseño y análisis del estudio, se ha contado con un comité científico multidisciplinar integrado por profesionales en Psicología, Dermatología, Enfermería y Farmacia, junto con pacientes, miembros y representantes de Acción Psoriasis.

Algunas de las principales conclusiones del estudio son las siguientes:

  • El 72% de las personas encuestadas fueron diagnosticadas hace más de 10 años.

  • Un 53% de los pacientes presenta psoriasis moderada-grave.

  • 1 de cada 4 pacientes diagnosticados con psoriasis en España está actualmente sin tratamiento. De ellos, el 52% corresponde a pacientes con una severidad moderada-grave.

  • La insatisfacción con el tratamiento constituye un reto significativo en el cuidado de la psoriasis. Se observa cómo muchos pacientes continúan en tratamiento durante demasiado tiempo, aunque este sea ineficaz o estén insatisfechos con el mismo.

    Aproximadamente, un 31% de los pacientes en tratamiento revela no estar satisfecho con él. Este porcentaje asciende a un 47% en el caso de pacientes con severidad moderada-grave.

  • El principal profesional implicado en el abordaje de la psoriasis es el dermatólogo.

  • El informe pone de relieve una serie de áreas de mejora asistencial: en 1 de cada 4 casos el paciente no es tratado por un dermatólogo. El apoyo en el cuidado por parte de profesionales de la Psicología y la Enfermería es prácticamente residual: tan solo un 3% recibe apoyo psicológico y un 1% apoyo del personal de Enfermería.

  • La encuesta pone de manifiesto que solo 1 de cada 10 pacientes considera que tiene los brotes bajo control.

  • Entre un 20-40% de los encuestados y las encuestadas afirma que la psoriasis tiene un gran impacto en su calidad de vida. Por este motivo, sienten vergüenza, falta de autoestima, ansiedad y un mayor riesgo de depresión.

    Las áreas más afectadas son: la esfera de lo físico (39%), seguida de la esfera emocional (34,6%), el tiempo libre (26,1%), la calidad del sueño (25,6%), las relaciones familiares y/o de pareja (24,4%) y el ámbito académico o laboral (22,7%).

  • Las expectativas de futuro con respecto a la medicación son una duración del efecto positivo larga (36,6%), sin preocuparse por los posibles efectos adversos (33,5%), ni por la posibilidad de que estos sean graves (29,3%), con poca cantidad de medicamentos (27,3%), y un efecto rápido de la medicación (25,4%).

Se puede acceder el informe a través del siguiente enlace:

NEXT PSORIASIS by Acción Psoriasis - Issuu 

Artículos Relacionados
El NICE recomienda la evaluación del impacto psicológico de la psoriasis en las personas afectadas
Meta-análisis sobre la eficacia de las terapias psicológicas en algunos trastornos dermatológicos
UN TERCIO DE LOS AFECTADOS DE PSORIASIS DESARROLLA PROBLEMAS DE DEPRESIÓN
Un informe evidencia la importancia de la intervención psicológica a pacientes con enfermedades de la piel