Los niños con trastorno del espectro del autismo (TEA) presentan una alta vulnerabilidad y riesgo de fracaso escolar o abandono temprano del sistema educativo. Estas son algunas de las conclusiones del estudio elaborado por la Confederación Autismo España, titulado “El alumnado con trastorno del espectro del autismo en España. Análisis de la distribución autonómica y de los modelos educativos existentes”.

En el informe se evalúan las distintas fórmulas educativas existentes en el territorio español para ofrecer una respuesta a los alumnos con trastorno del espectro del autismo dentro de la educación obligatoria (Primaria y Secundaria), así como se recogen los datos estadísticos disponibles sobre este grupo de alumnos y su distribución.

A pesar de la variabilidad de datos disponibles sobre alumnos con TEA, el análisis refleja que el perfil de este alumno es mayoritariamente masculino (85% de los casos), escolarizado en Educación ordinaria (75%) y presente en mayor medida en los niveles de Educación Primaria frente a Secundaria, lo que refleja el fallo del sistema educativo en dar una respuesta adecuada en estos niveles superiores.

En lo que respecta a la adaptación de los centros para los alumnos con TEA, el sistema educativo español cuenta con diferentes fórmulas de educación para estos alumnos e incluso algunas regiones han llegado a implantar modelos de atención específicos para los niños con trastorno del especto del autismo que incluyen apoyos especializados en las aulas, equipo de apoyo educativo capacitado en la atención a alumnos con trastornos del espectro del autismo, aulas de educación especial en centro ordinarios que atienden específicamente a sus alumnos con TEA y servicios educativos de atención a la diversidad. No obstante, existe una enorme disparidad entre las comunidades y se evidencia una falta de respuesta adecuada en lo que respecta al apoyo de estos alumnos en los niveles de educación secundaria.

Según concluyen los autores del informe, aunque se han producido avances todavía se requiere la planificación y diseño de políticas públicas que garanticen la calidad de la educación para todo el alumnado con TEA, independientemente de su lugar de residencia, y que tengan en cuenta el uso de los recursos existentes, así como la implementación de buenas prácticas que garanticen la igualdad de oportunidades de estos alumnos y el éxito en sus procesos de aprendizaje.

Se puede acceder al informe en el siguiente enlace:

El alumnado con trastorno del espectro del autismo en España

 

Artículos Relacionados
Guía del NICE para el manejo y apoyo a niños y adolescentes con trastorno del espectro autista
El NICE rechaza el uso de fármacos para el manejo de los síntomas centrales del autismo
Programa RELATEA. Desarrollo de categorías conceptuales en estudiantes con trastornos del espectro autista
Protocolo para que las personas con autismo puedan usar mejor el sistema sanitario público