Bajo los auspicios de la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), hoy, 14 de noviembre, se celebra el Día Mundial de la Diabetes, que en esta nueva edición, estará centrado en los niños y adolescentes con diabetes.

Día señalado por primera vez en 1991, con el objetivo de incidir en la concienciación de la diabetes como un problema de salud pública y dirigir la atención hacia sus causas, síntomas, complicaciones y tratamientos, este año la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) se une al reconocimiento de la amenaza global que supone esta enfermedad en todo el mundo.

 

Según datos proporcionados por la Fundación para la Diabetes en su página Web, en la actualidad más de 240 millones de personas padecen esta enfermedad en todo el mundo. Se estima, además, que en los próximos 20 años los afectados de diabetes ascenderán a 380 millones. Por otra parte, el aumento de la diabetes Tipo1 y Tipo 2 en población infanto-juvenil está aumentando alarmantemente, calculándose, la aparición de unos 70.000 nuevos casos de diabetes Tipo 1 en niños y jóvenes menores de 15 años cada año.

Al aumento de esta enfermedad entre la población más joven se le unen otras dificultades que vienen a agravar el problema. En este sentido, una de las principales dificultades con las que se encuentra el menor diabético y su familia es que, en un porcentaje muy elevado, la enfermedad pasa desapercibida o se diagnostica tardíamente, cuando el infante sufre alguna complicación de diversa gravedad. Es por ello que el diagnóstico temprano y una educación adecuada, ajustada a las necesidades del niño o adolescente son cruciales para reducir las posibles complicaciones y mejorar su calidad de vida.

 

Además, la presencia de una enfermedad crónica, como es la diabetes, supone un hecho decisivo que influye de manera significativa en la vida tanto de los niños y adolescentes afectados como de sus familiares, generando una serie de necesidades específicas a las que hay que atender: monitorizar los niveles de glucosa en sangre, tomar determinados medicamentos, controlar la alimentación y el ejerció físico, etc. son sólo algunas de ellas. En este sentido, el abordaje psicológico se torna imprescindible para favorecer un buen afrontamiento a la enfermedad por parte de los menores y fomentar una adecuada adherencia al tratamiento.

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Diabetes, Infocop Online ha querido entrevistar para sus lectores a Iñaki Lorente Armendáriz, especialista en la atención psicológica en la diabetes y psicólogo clínico de la Asociación Navarra de Diabetes Tipo 1. Coordinador de sendas Escuelas de Padres de Adolescentes en diferentes centros educativos de la Comunidad Foral de Navarra, Lorente Armendáriz es autor de diversas publicaciones sobre el tema, entre las que destacan los libros Controla tu diabetes y Te acaban de decir que tienes diabetes.

JÓVENES Y DIABETES – ENTREVISTA A IÑAKI LORENTE ARMENDÁRIZ

Artículos Relacionados
JÓVENES Y DIABETES – ENTREVISTA A IÑAKI LORENTE ARMENDÁRIZ
DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES: LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN
DIABETES EN NIÑOS Y ADOLESCENTES: ASPECTOS PSICOLÓGICOS
ATENCIÓN PSICOLÓGICA EN LA DIABETES INFANTOJUVENIL – ENTREVISTA A F. JAVIER HURTADO