De acuerdo con diversos estudios, la incidencia de la discapacidad es elevada entre las personas en situación de sinhogarismo. Según datos de una investigación llevada a cabo por HOGAR SÍ, con la colaboración de la Fundación ONCE, Plena Inclusión y el Ayuntamiento de Barcelona, las personas que perciben tener una discapacidad intelectual son las que con mayor frecuencia carecen del certificado de discapacidad.

Teniendo en cuenta lo anterior, la entidad HOGAR SÍ -cuyo objetivo es generar soluciones frente al fenómeno del sinhogarismo-, ha diseñado una guía a través de la cual pretende mejorar la información sobre posibles discapacidades en personas en situación de exclusión social y residencial, así como facilitar su detección por parte de los y las profesionales de los ámbitos sociosanitarios. Asimismo, busca brindar datos y apoyos precisos para conocer y completar los trámites necesarios para obtener el certificado de discapacidad en los casos en los que la persona atendida lo considere oportuno y beneficioso.

Si bien la guía va dirigida a todo el equipo profesional en intervención de HOGAR SÍ, especialmente a aquellas personas del equipo que realizan las entrevistas de entrada en los diferentes recursos, puede resultar de gran utilidad a equipos profesionales externos a la propia organización dentro del ámbito de exclusión social

Foto: Sergio Omassi Fuente: pexels Fecha descarga: 08/02/2021

La necesidad de este documento surge de la falta de conexión entre los sistemas de atención a la discapacidad y la exclusión social y de la existencia de demandas de información por parte de profesionales que desconocen los procesos o carecen de formación específica sobre diferentes discapacidades y los procedimientos que llevan aparejados.

Mediante esta guía, se facilitan los apoyos precisos para que la trabajadora o trabajador social que realiza la acogida en el recurso cuente con las herramientas necesarias para actuar con mejor información. Orientando, mediante un flujograma, sobre los posibles caminos a seguir y ofreciendo un checklist, proporcionado por Plena Inclusión, que permita guiar al equipo profesional sobre posibles indicios de presencia de una discapacidad intelectual. La finalidad del protocolo es ayudar al equipo profesional a acompañar a la clientela en el acceso a derechos priorizando la autonomía de la persona. Cabe señalar que, más allá del certificado de discapacidad, las personas tienen necesidades de apoyo, de modo que es fundamental conocer qué adaptaciones del servicio son necesarias para apoyarlas de manera integral.

Se puede acceder directamente a la guía a través del siguiente enlace:

Guía de acción discapacidad. Herramientas para la mejora del proceso de detección y valoración de la discapacidad 

Artículos Relacionados
La APA crea una red internacional para luchar contra el estigma y discriminación durante la pandemia
La ONU realiza un llamamiento para garantizar los derechos humanos durante la pandemia
La creación de un Plan de Atención Integral a las Personas Sin Hogar: un objetivo aprobado en el Congreso
Se aprueba la primera Estrategia Nacional Integral para las Personas sin hogar
Riesgo de suicidio en población sin-hogar