Diversos medios de comunicación se hacían eco días atrás de los resultados extraídos de un estudio realizado por el Consell Assessor de Salut Mental i Addiccions de la Conselleria de Salut de la Generalitat de Catalunya, en el que se concluye que el 30% de los pacientes atendidos en los centros de Atención Primaria de Cataluña padecen algún problema de salud mental.

En este estudio, que ha tenido una duración de tres años, se ha concluido también que la depresión es la enfermedad mental más frecuente y la tercera causa de discapacidad en los países desarrollados. Una cifra que, lejos de estabilizarse, parece seguir en aumento pues se estima que para el año 2020 este trastorno del estado del ánimo se convertirá en la segunda causa de discapacidad. De hecho, en palabras de Cristina Molina, Directora del Plan Director de Salud Mental y Adiciones, la depresión es considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el trastorno mental que más afecta a la calidad de vida de las personas. Además, supone una de las enfermedades que produce mayor número de bajas en el ámbito laboral, según apuntaba Molina en la presentación de los resultados del estudio días atrás.

Según el estudio, la depresión (que supone el 9,6% de los pacientes atendidos en los ambulatorios catalanes), los trastornos de ansiedad y las fobias (con un 7% y un 6,6% respectivamente) o el abuso de alcohol y otras adicciones (con un 3,2%), son los problemas psicológicos más frecuentes en los centros de salud; el 3,6% restante se refiere a pacientes que presentan alguna otra psicopatología. En el estudio se han separado los datos en función de diferentes dolencias, diferenciándose entre trastornos de la ansiedad y fobias. No obstante, si incluyéramos en una misma categoría estas patologías, nos encontraríamos con una prevalencia mucho mayor para el caso de los problemas relacionados con la ansiedad que con los trastornos del estado del ánimo.

 

Sea como fuere, el estudio no deja lugar a dudas del alto porcentaje de personas que acuden a los centros de Atención Primaria por problemas de naturaleza psicológica y social. En esta misma dirección, el periódico La Vanguardia se hacía eco de las palabras de Matt Muijen, uno de los responsable de salud mental de la OMS, quien en un congreso celebrado la semana pasada en Barcelona expresaba que "los factores que influyen en el bienestar son el trabajo, la relación de pareja, los ingresos económicos, la etnia, el país, ningún aspecto estricto de salud; la salud mental tiene más que ver con la existencia".

Por otra parte, la investigación revela también que el número de trastornos mentales se distribuye de manera desigual entre los géneros, llegándose a duplicar en el caso de las mujeres frente a los hombres. Concretamente, el porcentaje de trastornos mentales que afecta anualmente a la población catalana es de un 7% cuando hablamos de los varones y de un 14% cuando nos referimos a las mujeres.

Si bien estos datos están referidos a Cataluña, los responsables de la investigación concluyen que, tal y como apuntan otros estudios e informes, en el resto de Europa se sigue el mismo patrón en cuanto a la prevalencia e incidencia de los trastornos mentales.

Teniendo en cuenta tanto estos datos, como los proporcionados por otras investigaciones y documentos, las diferentes comunidades autónomas vienen desarrollando diferentes planes y acciones específicas encaminadas a paliar esta situación en todo el territorio español. De hecho, la Estrategia de Salud Mental 2007 del propio Ministerio de Sanidad y Consumo (MSC), apunta muchas de estas cuestiones en sus páginas. Este documento ministerial fue precisamente el objeto de debate del V Desayuno de Infocop, celebrado recientemente en la sede del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos (CGCOP) y al que asistieron tanto el coordinador científico de esta estrategia como diferentes personalidades de la vida política española y la investigación e intervención psicológicas de nuestro país.

Entre las mayores preocupaciones manifestadas por los participantes en este debate, la que ocupó mayor espacio fue la referida a los nuevos retos que tiene que afrontar la Atención Primaria española en materia de salud mental, tal y como está estructurada en estos momentos y según el modelo de atención del que se parte. La ausencia de profesionales de la Psicología en el primer nivel de atención del sistema público, que puedan dar cuenta y atender de manera eficiente a buena parte de los pacientes con trastornos psicológicos que llegan a los ambulatorios; o el modelo de enfermedad mental que actualmente prima en el sistema sanitario (excesivamente biomédico y farmacológico), fueron dos de las grandes limitaciones que, a juicio de muchos de los asistentes, estarían provocando algunos de los problemas de atención en el sistema sanitario español.

En este sentido, los datos de estudios como el del Consell Assessor de Salut Mental i Addiccions de la Conselleria de Salut de la Generalitat de Catalunya podrían estar relacionados con algunas de estas circunstancias. Tanto la prevalencia y la incidencia de los problemas psicológicos que actualmente llegan a Atención Primaria, como la saturación de los profesionales de la salud mental en el nivel de especialización podrían estar relacionados directamente con la atención que se les está dando a los pacientes que acuden con problemas psicológicos.

Según datos de la propia Conselleria de Salut de la Generalitat de Cataluya, recogidas en La Vanguardia, se estima que un 40% de esos pacientes no sufre una patología que requiera de la red especializada, aunque se reconocen las deficiencias del sistema al apuntarse tanto a la saturación del primer nivel de atención para atender esta demanda como a la falta de recursos de los médicos de cabecera para hacer frente a la misma como dos grandes problemas actuales.

 

Teniendo en cuenta estos datos, es paradójico que, dándose un porcentaje tan elevado de pacientes que acuden a consulta por problemas psicológicos, los cuales no son lo suficientemente graves para ser derivados a la red de servicios especializados de salud mental, no se cuente en Atención Primaria con psicólogos/as que ofrezcan tratamiento psicológico. Sin lugar a dudas, según evidencias científicas, para atender problemas de naturaleza psicológica y emocional, el tratamiento psicológico se muestra como el más eficiente.

Esto iría en la misma dirección de lo apuntado por Serafín Lemos, Presidente de la SECPyS, en el V Desayuno de Infocop, quien se quejaba de la ausencia de profesionales de la Psicología en Atención Primaria que pudieran atender de manera eficiente a estos pacientes que llegan a los centros con problemas de salud mental o emocionales. Lemos no entiende por qué razón se vació de contenido psicológico la Atención Primaria tras la Reforma Psiquiátrica.

Todas estas cuestiones, según los expertos asistentes a este Desayuno, requieren ser tenidas en cuenta y ser incluidas en las diferentes estrategias, planes o acciones en materia de salud mental que se vayan planteando en un futuro inmediato.

Artículos Relacionados
SEGÚN UN INFORME DEL GOBIERNO VASCO, EL 20% DE LOS PACIENTES DE SALUD MENTAL DEBERÍA SER TRATADO SÓLO EN ATENCIÓN PRIMARIA
PERSONAL DE ENFERMERÍA DE LOS SERVICIOS DE SALUD CATALANES DIRIGEN GRUPOS DE APOYO CON PACIENTES AQUEJADOS DE SINTOMATOLOGÍA ANSIOSO-DEPRESIVA LEVE
TRASTORNOS MENTALES E HIPERFRECUENTACIÓN EN ATENCIÓN PRIMARIA
PSICÓLOGOS EN ATENCIÓN PRIMARIA: EFICACIA DE UNA INTERVENCIÓN DE DETECCIÓN PRECOZ Y TRATAMIENTO PARA PROBLEMAS DE ANSIEDAD
EL 25% DE CONSULTAS DE ATENCIÓN PRIMARIA EN GALICIA PRESENTA TRASTORNOS MENTALES Y DEL COMPORTAMIENTO
DEPRESIÓN, ANSIEDAD Y ESQUIZOFRENIA: ¿SE ESTÁ DANDO RESPUESTA DESDE LOS SISTEMAS NACIONALES DE SALUD?
A DEBATE EL ESTADO DE LA SALUD MENTAL EN ESPAÑA EN EL V DESAYUNO DE INFOCOP
LA PRESENCIA CRECIENTE DE LOS TRASTORNOS PSICOLÓGICOS EN NUESTRA SOCIEDAD. CAUSAS Y SOLUCIONES
APROBADA LA ESTRATEGIA EN SALUD MENTAL DEL SISTEMA NACIONAL DE SALUD
MÁS DE 18 MILLONES DE EUROPEOS CON DEPRESIÓN A LA ESPERA DE UN TRATAMIENTO