Las mujeres con discapacidad se encuentran en un mayor riesgo de desigualdad, discriminación, vulnerabilidad, exclusión y aislamiento, lo que se demuestra en los bajos niveles educativos de este colectivo, su menor presencia en el mercado laboral, la ocupación de puestos laborales con menor responsabilidad y peor remunerados que el resto de la población, etc. Así lo advierte la guía Mujer y discapacidad. Por iguales derechos y no discriminación de las mujeres y niñas con discapacidad, elaborada por la Coordinadora de Personas con Discapacidad Física de Euskadi (Elkartean).

La publicación pretende poner en valor los derechos de este colectivo y sensibilizar a la población general sobre los obstáculos y problemas que habitualmente deben hacer frente.

 

Fuente: www.pexels.com Artista:
Anna Shvets Fecha descarga: 22/04/2021

De esta manera, la guía establece una reflexión sobre la necesidad de transformar la sociedad para alcanzar la plena igualdad de todos, incluidas las mujeres con discapacidad, enumerando los derechos de las mujeres y niñas con discapacidad física y especificando los riesgos a los que se enfrenta esta población, así como los indicadores de desigualdad que manifiestan. Finalmente, el documento recoge propuestas de mejora para garantizar los derechos de las niñas y mujeres con discapacidad física.

Entre dichas propuestas, Elkartean incluye:

  • Favorecer el empoderamiento y garantizar el derecho a decidir su futuro.
  • Asegurar el acceso a todos los servicios, recursos y espacios de la comunidad, garantizando su plena participación, en muchos casos limitada por la sobreprotección, el rol de cuidado y las barreras de accesibilidad universal.
  • Favorecer en el ámbito educativo el máximo desarrollo de la personalidad, capacidades y competencias de las niñas y mujeres con discapacidad, respondiendo a las necesidades individuales y expectativas con respecto a su futuro, en entornos formativos abiertos, inclusivos y accesibles.
  • Asegurar el derecho de las mujeres con discapacidad a tener la oportunidad de acceder a un trabajo libremente elegido o aceptado en un mercado y un entorno laborales que sean abiertos, inclusivos y accesibles.
  • Eliminar cualquier discriminación hacia las mujeres con discapacidad que desean ejercer como cuidadoras de otras personas en situación de dependencia, facilitándoles para ello los apoyos y medidas de conciliación que necesiten.
  • Asegurar la accesibilidad universal en todos los espacios.
  • Romper los estereotipos que niegan el desarrollo de los múltiples aspectos de la dimensión sexual de las mujeres con discapacidad, así como su deseo de ser madres, cuando libremente lo elijan.
  • Respetar su individualidad, siendo necesario comprender la especificidad de cada mujer con discapacidad, evitando la homogeneización de este heterogéneo grupo de mujeres para respetarlas en toda su diversidad.
  • Estimular un cambio de actitudes en las familias, que libere a las niñas, jóvenes y mujeres con discapacidad de la especial sobreprotección, mucho más acusada que la de los hombres.
  • Cambiar la percepción e imagen social de este grupo.
  • Fomentar su participación en la vida asociativa, contribuyendo activamente a impulsar cambios.
  • Conseguir visibilizar y tener en cuenta la diversidad de las mujeres con discapacidad.

Se puede acceder al documento en el siguiente enlace:

Mujer y discapacidad

Artículos Relacionados
Nueva guía para promover entornos amigables con las personas mayores y facilitar un envejecimiento activo y saludable
Luchando por los derechos de las personas con discapacidad en la era post-COVID
¿Qué retos enfrentan las personas con discapacidad en la expresión de su libertad sexual?
Expertos de la ONU advierten: la discapacidad no puede ser una razón para permitir la muerte asistida médicamente
La necesaria protección a las mujeres con discapacidad que sufren violencia de género, aprobada en el Congreso