La Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS) organiza su VII Congreso Internacional, que tendrá lugar en Benidorm entre los días 18 al 20 de septiembre de 2008.

Desde que se celebrara en el año 1996 su primera edición, la SEAS organiza con carácter bianual este encuentro, que reúne a prestigiosos profesionales e investigadores del ámbito nacional e internacional especializados en este ámbito, en aras a profundizar en el conocimiento sobre distintas temáticas asociadas al estrés, la ansiedad y las emociones.

Con motivo de este evento, esta publicación ha querido entrevistar para sus lectores a Antonio Cano Vindel, Catedrático de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid y presidente de este congreso.

ENTREVISTA

En primer lugar le queremos preguntar cuáles son los objetivos específicos de esta VII edición del Congreso Internacional de la SEAS.

Los objetivos más importantes son: promover la investigación científica en el campo de la ansiedad, el estrés y otras emociones; difundir los resultados más recientes de la investigación básica y aplicada (Psicología clínica y de la salud, Psicología de las organizaciones, educativa, etc.), así como las experiencias profesionales más destacadas en estos campos (casos clínicos, intervención en grupos, aplicación de programas de prevención, técnicas de tratamiento, etc.); reunir, agrupar y comunicar a los investigadores y los profesionales que trabajamos en estos temas; transmitir un mensaje de esperanza a la sociedad, especialmente a las personas que sufren problemas de ansiedad, de estrés, trastornos del estado de ánimo u otros desórdenes emocionales o en los que están implicados las emociones, tales como los problemas de drogas, alimentación, sexuales, trastornos psicofisiológicos, etc.

Con este congreso se cumplen ya siete ediciones ¿Cuáles van a ser las novedades más relevantes de este encuentro? ¿Cuáles van a ser las áreas de mayor interés?

En el tratamiento de los trastornos de ansiedad se ha avanzado mucho en los últimos años. No obstante, un gran número de profesionales siguen estancados en la aplicación rígida de técnicas que no están basadas en la evidencia científica; otros muchos utilizan herramientas de la última mitad del siglo XX, como un análisis funcional de la conducta desfasado, que se fundamenta en el condicionamiento clásico, en el condicionamiento operante y en el supuesto de que el hombre se comporta similar a otras especies, por ejemplo la rata, o técnicas clásicas de reducción de ansiedad, entre ellas relajación, desensibilización sistemática, o exposición interoceptiva.

 

Algunos profesionales, los más modernos, utilizan una reestructuración cognitiva más propia de los años 80, sin las aportaciones recientes que en este campo se han realizado desde la Psicología básica y la Psicología clínica. Así, muchos de ellos se sienten frustrados porque no resuelven problemas para los que sí existe solución; mientras que muchas personas que sufren estos trastornos han realizado un periplo importante de consulta en consulta de profesionales que no zanjan sus problemas, con la consiguiente pérdida de calidad de vida y elevado nivel de sufrimiento.

Las novedades más relevantes de este encuentro se centrarán en dar a conocer los últimos hallazgos científicos, como son las técnicas de tratamiento más eficaces, más actuales y que resuelven para siempre estos problemas en tan sólo unos meses.

Los contenidos del congreso se estructuran en conferencias plenarias, simposios o sesiones temáticas y comunicaciones (orales y póster). Buena parte de los simposios girarán en torno a las Comisiones de trabajo que actualmente integran la SEAS: Emociones y Salud, Ansiedad y Estrés en el Ámbito Educativo, Estrés Laboral, Técnicas de Reducción de Ansiedad, Psicobiología, Farmacología y Neuropsicología, Emociones y Psicofisiología, Ansiedad y Estrés en las Adicciones, Estrés Postraumático y Malos Tratos, e Inteligencia Emocional.

Centrándonos en el tema de la ansiedad, los expertos señalan que los cuadros de ansiedad son uno de los trastornos psicológicos más prevalentes en la actualidad y que en menos de diez años podrían ser junto con la depresión una de las enfermedades más discapacitantes. En este sentido nos gustaría preguntarle de qué cifras estamos hablando y cuál es su opinión al respecto.

 

Actualmente, según las cifras más conservadoras y rigurosas publicadas en 2007 por la OMS, con Ronald C. Kessler a la cabeza, los datos en España de prevalencia-vida para los trastornos de ansiedad alcanzan la cifra del 9,9%. Esto quiere decir que actualmente hay casi un 10% de españoles que han padecido algún trastorno de ansiedad. Proyectando estos datos hacia el futuro, a la edad de 75 años será de un 13,3 el porcentaje de españoles que habrán sufrido algún trastorno de ansiedad a lo largo de su vida. Las cifras de los trastornos del estado de ánimo son más altas todavía, con un 10,6% y un 20,8%.

Mi opinión es que estos problemas irán a más, puesto que en USA las cifras de trastornos de ansiedad son en general tres veces más altas que en España (31,0% y 36,0% respectivamente). Además, los jóvenes tienen más trastornos de ansiedad y habrá mayor acumulación a lo largo del tiempo, si no se toman medidas eficaces para estos problemas (realmente no se están tomando), a pesar de que existen técnicas eficaces para su tratamiento.

Por último, otro factor implicado en el aumento significativo de los trastornos de ansiedad en España es el consumo de drogas entre nuestros jóvenes. Nuestro país es el primero del mundo en el consumo de sustancias adictivas como la cocaína o el cannabis, sustancias que sabemos que provocan trastornos de ansiedad.

También se señala que son los adolescentes, los ancianos y las mujeres los más vulnerables a este tipo de trastornos. Desde su punto de vista ¿cuáles serían los factores de riesgo más relevantes en cada una de estas poblaciones?

Las personas más jóvenes, aquéllas con edades comprendidas entre los 18 y 34 años presentan cifras de prevalencia de trastornos de ansiedad más elevadas que la tercera edad (65 años ó más). Esto es así en casi todos los países del mundo, pero donde se observa más es en Japón (5,6 veces más en jóvenes que en ancianos), en Israel (4,7 veces) y en España  (3,8 veces más). Por último, los españoles entre 35 y 49 años son también los que más sufren un trastorno de ansiedad, en concreto, multiplican por 2,8 la probabilidad de sufrir un cuadro de este tipo si los comparamos con los adultos de 65 ó más años. Estas cifras son muy fiables y son significativas, con un error estadístico inferior al 5%.

 

¿A qué se deben? No lo sabemos realmente, sólo podemos especular. En el caso de Japón hay un nivel de estrés tan alto que muchas personas mueren por exceso de sobrecarga laboral (Karoshi). Así mismo, en Israel hay un factor de estrés muy importante que es el terrorismo; en este sentido, el trastorno de estrés postraumático afecta más a jóvenes, tal y como se constató en los estudios que llevamos a cabo sobre la población de Madrid tras los atentados del 11-M.

Desde el punto de la intervención ¿cuál es la eficacia diferencial del tratamiento psicológico en el campo de los trastornos de ansiedad en comparación con otros tipos de intervención?

Entre un 20 y un 30 por ciento de pacientes que acuden a su médico de atención primaria están tomando fármacos psicoactivos contra el estrés. En su mayoría, estos pacientes consumen tranquilizantes, antidepresivos, o ambos. Con este tipo de tratamiento, los trastornos de ansiedad se cronifican. Así, por ejemplo, en un estudio reciente publicado en el European Journal of Psychiatry, se señala que en España sólo se curaba un 5% de los pacientes que habían recibido tratamiento farmacológico. En el mismo, se registraban consumos de más de cuarenta años, sin que el trastorno de pánico o trastorno de angustia se hubiera curado. Con las técnicas de tratamiento psicológico más actuales, conducidas por un buen especialista, el paciente que persevera se cura en unos meses y para siempre.

Ya para finalizar ¿Le gustaría transmitir alguna otra cuestión a nuestros lectores?

Felicitar al Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos por la existencia de Infocop Online, que hace que el psicólogo esté mejor actualizado. Muchas gracias.

Artículos Relacionados
UN ESTUDIO DEL ICO CONCLUYE QUE 1 DE CADA 4 PACIENTES CON CÁNCER PRESENTA ANSIEDAD Y DEPRESIÓN
ANSIEDAD SOCIAL ESPECÍFICA Y GENERALIZADA: ¿VARIANTES DEL MISMO TRASTORNO O CATEGORÍAS CON CARACTERÍSTICAS SIMILARES?
JORNADAS SOBRE “EMOCIONES Y BIENESTAR”, ENTREVISTA A ANTONIO CANO VINDEL
¿PUEDE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL PREVENIR LOS TRASTORNOS DE ANSIEDAD?
VARIABLES DE PROCESO EN LA DETERMINACIÓN DE LA ANSIEDAD GENERALIZADA: ¿SE PUEDEN GENERALIZAR A OTRAS MEDIDAS DE ANSIEDAD Y DEPRESIÓN?