Hoy, 31 de mayo, se celebra el Día Mundial Sin Tabaco. La investigación ha confirmado el daño que el tabaquismo tiene en la salud de los fumadores, así como en la salud de quienes les rodean. Según datos aportados por la OMS, más de 7 millones de muertes al año son el resultado del consumo directo de tabaco, mientras que alrededor de 1,2 millones son el resultado de la exposición de los no fumadores al humo de segunda mano. En España, más de 50.000 españoles han fallecido en el año 2020 por culpa del tabaco, una cifra muy similar a la de la COVID-19.

Debido a la gravedad de este problema de salud pública, con motivo de la celebración del Día Mundial Sin Tabaco, la OMS ha lanzado la campaña mundial “Comprometerse a dejar de fumar”, con la finalidad de motivar e incentivar la participación de los fumadores en los programas para abandonar el consumo de tabaco.

 

 

En esta línea, la OMS ha enumerado más de 100 razones para dejar de tabaco, que se pueden consultar aquí.

Asimismo, la OMS recuerda que los beneficios de dejar de fumar son múltiples de manera inmediata y a largo plazo: “Después de solo 20 minutos de dejar de fumar, la frecuencia cardíaca desciende. En 12 horas, el nivel de monóxido de carbono en la sangre desciende a lo normal. En 2 a 12 semanas, mejora la circulación y aumenta la función pulmonar. Dentro de 1 a 9 meses, la tos y la falta de aire disminuyen. Dentro de 5 a 15 años, el riesgo de accidente cerebrovascular se reduce al de un no fumador. En 10 años, la tasa de mortalidad por cáncer de pulmón es aproximadamente la mitad que la de un fumador. Dentro de los 15 años, el riesgo de enfermedad cardíaca es el de un no fumador”.

No obstante, el abandono del consumo del tabaco requiere apoyos específicos que permitan a los consumidores superar la adicción física y mental que genera. A pesar de esta necesidad, de los 780 millones de personas que han afirmado que quieren dejar de fumar, solo el 30% ha tenido acceso a herramientas y ayudas oportunas. Se trata, según la OMS, de una grave carencia de las políticas europeas, que no contemplan con suficiente compromiso la puesta en marcha de intervenciones basadas en la evidencia para reforzar el abandono del consumo de tabaco. Por este motivo, la OMS recuerda que este aspecto es un tema pendiente que debe ocupar un lugar prioritario en la agenda de salud pública, sobre todo, teniendo en cuenta que la pandemia por COVID-19 ha servido de aliciente para que millones de consumidores de tabaco se planteen en este periodo dejar de fumar.

En nuestro país, y con motivo de la celebración de este día, el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) ha difundido una campaña de concienciación a través de las redes sociales. Mediante esta iniciativa, el CNPT,  un comité formado por  38 sociedades científicas, consejos de colegios profesionales y asociaciones civiles y de pacientes, entre los que se incluye el Consejo General de la Psicología, solicita a las partes interesadas la difusión de contenidos para dar visibilidad a este grave problema de salud pública, utilizando el hashtag  #DMST21CNPT.

Más información aquí

Artículos Relacionados
Reducir el consumo de tabaco es una prioridad de salud mundial-Informe la OMS sobre tendencias a nivel mundial en la prevalencia del tabaquismo
La epidemia mundial del tabaco, informe de la OMS -2019
Se detectan cambios en el consumo de tabaco durante el confinamiento por la pandemia del COVID-19, según una encuesta
La ley de tabaco convierte el 87% de los hogares españoles en espacios sin humo de rebote
Medidas eficaces para el control del impacto del tabaco, según la OMS - Día Mundial contra el Tabaco