El autismo es un trastorno complejo, de origen desconocido, que altera la capacidad de comunicación, relación e imaginación del niño/a y se acompaña frecuentemente de cambios comportamentales. Se estima que el autismo afecta a uno de cada 250 niños en edad escolar, siendo reconocido como un problema superior al del Síndrome de Down o a la Diabetes Juvenil. Así, un estudio realizado por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Estados Unidos, la prevalencia de este trastorno ha pasado de ser 1 de cada 2.500 personas en las últimas décadas, a 1 de cada 150 en el año 2007.

Conscientes de esta realidad, el pasado 2 de abril se celebraba por primera vez el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, y coincidiendo con este evento, la Organización Mundial del Autismo ha hecho público un manifiesto en el que, entre otras cosas, se exige a las autoridades "soluciones inmediatas" que contribuyan a ofrecer a las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) "la atención adecuada durante todo el ciclo vital".

En este documento se denuncia que el diagnóstico de TEA se llega a demorar, por término medio, un año y medio, con las consecuencias que esto entraña para el desarrollo de los menores, por lo que abogan por la necesidad de contar con una adecuada detección temprana en este tipo de trastornos. Además, la organización denuncia que "la mayoría de los diagnósticos se llevan a cabo desde el ámbito privado y no desde los servicios públicos de cada uno de los Estados" y que, una vez obtenido el diagnóstico, "no hay servicios públicos suficientes que cubran las necesidades de estos niños".

En definitiva, en este texto se denuncia la falta de reconocimiento de las dificultades que personas afectadas de esta patología y sus familiares encuentran en la sociedad actual, habida cuenta de la escasez de concienciación, así como de recursos y servicios especializados para este colectivo (económicos, sanitarios, laborales, etc.).

Los puntos más destacados de este manifiesto son los siguientes, siendo de gran interés para los profesionales de la Psicología, por ser éste uno de los colectivos que más pueden contribuir al bienestar y la calidad de vida de estos pacientes y sus familiares:

la Organización Mundial del Autismo manifiesta que:

1. Los niños tardan una media de un año y medio –en el mejor de los casos- en recibir un diagnóstico adecuado, teniendo en cuenta lo importante que es la intervención temprana en este tipo de trastornos.

2. La mayoría de los diagnósticos, se llevan a cabo desde el ámbito privado y no desde los servicios públicos de cada uno de los Estados.

3. En la mayoría de los países, una vez obtenido el diagnóstico, la intervención temprana, fundamental para la rápida y buena evolución del niño, se realiza desde lo privado, y no hay servicios públicos suficientes que cubran las necesidades de estos niños.

4. Una vez se dispone del diagnóstico, en gran parte de los casos, uno de los padres debe dejar de trabajar para atender las necesidades del niño, en la mayoría de los casos es la mujer la que lleva a cabo este paso, afectando negativamente a la situación económica familiar, y su autorrealización.

5. En aquellos lugares donde la educación básica es obligatoria, los niños estarán escolarizados, sin embargo, una vez finalizada esta etapa, existe una ausencia de servicios para la transición a la vida adulta y el propio desarrollo de la adultez.

6. Existe una falta de independencia de las personas con Trastornos del Espectro Autista con más alto nivel, por la escasa incorporación al mundo laboral, y la falta de los apoyos necesarios.

7. La integración en las actividades de ocio, es escasa.

8. Una vez los padres se hacen mayores o fallecen, las personas con TEA más dependientes, carecen, en la mayoría de los casos, de residencias o centros, que atiendan y cubran todas sus necesidades.

9. Cuando sobreviene la decadencia o la vejez, estas personas ven agravada su dependencia, por las deficiencias propias de la edad, y, en un alto porcentaje, carecen de servicios adecuados para su atención.

Artículos Relacionados
¿ES POSIBLE EVALUAR EL DESARROLLO DEL LENGUAJE DE LOS BEBÉS?
EL TRATAMIENTO EFICAZ DEL AUTISMO
MADRES CON HIJOS AUTISTAS Y ESTRÉS
FALLECE ERIC SCHOPLER, REFERENTE INTERNACIONAL EN EL TRATAMIENTO DEL AUTISMO
LOS TRASTORNOS GENERALIZADOS DEL DESARROLLO – ENTREVISTA A MARÍA FRONTERA SANCHO
AUTISMO NO EQUIVALE A RETRASO MENTAL
LOS NIÑOS CON AUTISMO PRESENTAN PROBLEMAS ESPECÍFICOS DE MEMORIA