El parto es un factor de riesgo para la depresión. Ésta es una de las conclusiones del estudio publicado en el último número de la revista Archives of General Psychiatry.

Según los investigadores, el embarazo, por sí solo, no se asoció a una mayor probabilidad de desarrollar trastornos mentales, pero, sin embargo, sí que se relacionó con un mayor riesgo de padecer, concretamente, depresión mayor después del parto.

 

Se trata del primer estudio que evalúa el estado de salud durante el embarazo y el periodo post-parto en un amplio grupo de mujeres. En concreto, participaron más de 43.000 mujeres, de las cuales 14.549 habían estado embarazadas durante el último año. Los investigadores evaluaron mediante una encuesta algunas variables del estado de salud, como consumo de alcohol y drogas, presencia de trastorno mental y participación en tratamiento psiquiátrico/psicológico.

Los resultados del estudio mostraron que:

  • Las mujeres embarazadas o que habían tenido el parto el año anterior al estudio presentaron niveles menores de trastorno por abuso de alcohol y otras drogas (excepto drogas ilegales), que las mujeres no embarazadas.

  • Las mujeres que estaban embarazadas en el momento del estudio mostraron un riesgo menor para el desarrollo de trastornos del estado de ánimo, excepto depresión mayor, que las mujeres no embarazadas.

  • Así mismo, las mujeres embarazadas que presentaron trastorno psiquiátrico informaron de una tendencia menor a ir al médico para tratar estas dolencias frente al resto de mujeres.

Por otro lado, si bien el embarazo no se asoció al desarrollo de trastornos mentales, los autores han identificado algunos grupos específicos de mujeres embarazadas que tienen mayor probabilidad de desarrollar estos problemas, en concreto, mujeres entre 18 y 25 años que viven solas, son viudas, separadas, divorciadas o solteras, así como aquellas que han sufrido complicaciones o sucesos vitales estresantes durante el embarazo.

En conclusión, parece que el embarazo es un periodo crítico para el desarrollo de depresión mayor, sobre todo, en algunos grupos de riesgo. Según la literatura científica la presencia de trastorno mental en las madres se ha asociado con peor estado de salud, con cuidados prenatales inadecuados y con efectos negativos en los hijos (como problemas en el desarrollo y crecimiento o dificultades de comportamiento en la infancia y adolescencia), por lo que es necesario incorporar estrategias para aumentar la detección y el tratamiento de estos problemas durante el embarazo y el periodo post-parto.

El artículo original puede encontrarse en la revista Archives of General Psychiatry: Vesga-López, O., Blanco, C., Keyes, K., Olfson, M., Grant, BF, Hasin, DS. (2008). Psychiatric Disorders in Pregnant and Postpartum Women in the United States. Archives of General Psychiatry, 2008, 65 (7), 805-815.

Artículos Relacionados
EL CONSUMO DE ANTIDEPRESIVOS PUEDE AFECTAR AL FETO
GRUPO DE INTERÉS DE PSICOLOGÍA DE LA REPRODUCCIÓN DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE FERTILIDAD
UNA DE CADA TRES PAREJAS PUEDE TENER PROBLEMAS DE SUBFERTILIDAD EN ESPAÑA - ENTREVISTA A DIANA GUERRA
ESPAÑA ES EL PAÍS QUE PRESENTA MAYOR TASA DE MUJERES CON DEPRESIÓN Y ANSIEDAD, SEGÚN UN ESTUDIO REALIZADO EN EL CONTEXTO EUROPEO
LOS RECIÉN NACIDOS Y LAS MADRES PREMATURAS - JORNADAS
TRANSMISIÓN DE VALORES DESDE LA EDUCACIÓN EMOCIONAL
MADRES CON HIJOS AUTISTAS Y ESTRÉS