Un grupo de expertos liderados por cinco prestigiosas organizaciones de salud mental del Reino Unido (grupo impulsor de la campaña We Need to Talk), ha elaborado recientemente un informe, titulado While we are waiting, donde se subraya la necesidad de controlar la demora en el acceso a tratamiento psicológico e incluye pautas de actuación para reducir los tiempos de espera.

El informe se enmarca dentro de una importante campaña llevada a cabo en el Reino Unido, que ha puesto en evidencia la necesidad de incluir los tratamientos psicológicos en la atención de problemas de salud mental, debido a su contrastada eficacia y bajo coste en comparación con los tratamientos tradicionales. Esta iniciativa se ha materializado en el desarrollo de un ambicioso programa subvencionado por el gobierno británico, denominado Improving Access to Psychological Therapies programme, y que incluye la incorporación de psicólogos en los servicios de Atención Primaria dentro del Sistema Nacional de Salud, en concreto, más de 3.600 psicólogos durante los próximos tres años.

 

Las implicaciones que conlleva contar con tratamientos eficaces en el Sistema Nacional de Salud ha llevado a que diversos grupos de expertos estén participando activamente en la propuesta de implantación de psicólogos y estén elaborando protocolos e informes para crear un sistema sólido de regulación y formación en tratamientos psicológicos basados en la evidencia en todo el país. Sin duda, este novedoso proyecto, pionero a nivel mundial, sentará las bases para futuras actuaciones en otros países.

Como ya se informó anteriormente en Infocop, a raíz de los estudios e informes presentados por el National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE) y de la London School of Economics, el gobierno británico ha reconocido la eficacia de las terapias psicológicas para la reducción del tiempo de hospitalización de los pacientes y la disminución de la probabilidad de futuras recaídas.

Sin embargo, a pesar de que la NICE recomienda la aplicación de terapias psicológicas para un amplio rango de trastornos mentales, incluyendo la depresión, los problemas de ansiedad y la esquizofrenia, lo cierto es que todavía son numerosas las barreras para el acceso de los pacientes a dichos tratamientos y el tiempo de espera puede llegar a prolongarse durante meses o incluso años, en algunos casos.

Por este motivo, entre los objetivos de la campaña We Need to Talk, se persigue la reducción drástica de los tiempos de espera para recibir tratamiento psicológico, dadas las graves repercusiones que puede tener esta demora en la salud de los afectados: agravamiento de los síntomas psicológicos, conflictos familiares y sociales, abstentismo laboral o desempleo, muerte prematura, etc.

De esta manera, el informe publicado recientemente por este grupo (While we are waiting) subraya la necesidad urgente de reducir las listas de espera para recibir tratamiento psicológico y señala las siguientes recomendaciones para aumentar la eficacia de las intervenciones en salud mental:

- La terapia psicológica debe comenzar a aplicarse, en los casos de urgencia, en un periodo de 3 a 10 días, una vez que se ha detectado la necesidad.

- Los tiempos de espera deben ser registrados y publicados anualmente, para conocer las dimensiones del problema.

- Los servicios de salud deben disponer de un conjunto de tratamientos psicológicos basados en la evidencia.

- El Sistema Nacional de Salud debe informar a los pacientes sobre los diferentes tipos de terapias que se les ofrecen, y asegurarse que van a acceder al tratamiento adecuado a su problema.

- Los servicios de salud deben disponer de flexibilidad horaria y ofrecer tratamientos psicológicos durante los fines de semana y fuera del horario comercial.

- Los centros de atención deben ser receptivos y accesibles a niños y jóvenes y, en este caso, deben ser supervisados por expertos en salud mental infantil.

- Es importante tener en cuenta la estrecha relación entre salud mental y física y ofrecer tratamiento psicológico para aquellas personas que presenten problemas de salud física crónicos.

- Durante el tiempo de espera de tratamiento se debe informar a los pacientes de que se encuentran en lista de espera y cuánto tiempo van a tener que esperar para recibir tratamiento.

- Se debe favorecer la implicación activa de los pacientes en la elección de su tratamiento, teniendo en cuenta sus necesidades y preferencias.

Artículos Relacionados
DEPRESIÓN, PRINCIPAL MOTIVO DE CONSULTA EN ATENCIÓN PRIMARIA
EFICACIA DIFERENCIAL DE LOS ANTIDEPRESIVOS Y LA PSICOTERAPIA COGNITIVA EN EL TRATAMIENTO CON PERSONAS DEPRESIVAS CON O SIN TRASTORNO DE PERSONALIDAD
DOLOR FÍSICO ASOCIADO A TRASTORNOS COMO LA ANSIEDAD Y LA DEPRESIÓN - INFRADIAGNÓSTICO E INFRATRATAMIENTO EN ATENCIÓN PRIMARIA
DEPRESIÓN, ANSIEDAD Y ESQUIZOFRENIA: ¿SE ESTÁ DANDO RESPUESTA DESDE LOS SISTEMAS NACIONALES DE SALUD?
ATENCIÓN PRIMARIA Y SALUD MENTAL: UNA RELACIÓN AÚN POR RESOLVER
TRES DE CADA DIEZ CATALANES QUE ACUDEN A ATENCIÓN PRIMARIA SUFREN PROBLEMAS DE SALUD MENTAL
SEGÚN UN INFORME DEL GOBIERNO VASCO, EL 20% DE LOS PACIENTES DE SALUD MENTAL DEBERÍA SER TRATADO SÓLO EN ATENCIÓN PRIMARIA
TRASTORNOS MENTALES E HIPERFRECUENTACIÓN EN ATENCIÓN PRIMARIA
PSICÓLOGOS EN ATENCIÓN PRIMARIA: EFICACIA DE UNA INTERVENCIÓN DE DETECCIÓN PRECOZ Y TRATAMIENTO PARA PROBLEMAS DE ANSIEDAD
LOS ANTIDEPRESIVOS EN TELA DE JUICIO - ENTREVISTA AL EQUIPO DE INVESTIGACIÓN DE IRVING KIRSCH
LOS ANTIDEPRESIVOS EN TELA DE JUICIO