Semanas atrás, diversos medios de comunicación se hacían eco del servicio que la Guardia Civil viene ofreciendo en los últimos años para atender psicológicamente a todos aquellos guardias civiles que así lo requieran. Concretamente, nos estamos refiriendo a la puesta en marcha de un teléfono de asistencia psicológica que funciona las 24 horas del día y que también está a disposición de familiares y personas del entorno más cercano de los guardias civiles.

Entre otros motivos, con este servicio telefónico sus responsables pretenden reducir, en la medida de lo posible, el número de bajas laborales por cuestiones psicológicas dentro del Cuerpo. Una cifra nada desdeñable, si tenemos en cuenta que, según los datos manejados por el diario El Confidencial Digital el pasado 23 de junio, del presupuesto total de la Guardia Civil, se han invertido 126 millones de euros en los últimos cinco años para cubrir los costes ocasionados por las bajas laborales de naturaleza psicológica.

Infocop Online se ha querido interesar por este servicio y por el papel que los profesionales de la Psicología desempeñan dentro del Cuerpo de la Guardia Civil y, por tal motivo, entrevista para sus lectores y lectoras a Santiago García Estebaranz, Oficial Facultativo, Psicólogo Especialista en Psicología Clínica.

En esta entrevista, Santiago García nos habla de las razones de la creación de un servicio como es el del Teléfono de Atención Psicológica (TAP) y del papel que juegan los profesionales de la Psicología, de manera general, en este Cuerpo.

ENTREVISTA

El servicio telefónico en el que se ofrece atención psicológica a guardias civiles y familiares viene funcionando desde hace ya algunos años. ¿Desde cuándo y con qué objetivos se creó un servicio de esta naturaleza?

El Teléfono de Atención Psicológica (TAP) empezó su funcionamiento en marzo de 2005 como una de las medidas preventivas que fueron aprobadas dentro del II Plan de Prevención de Conductas Suicidas en el seno de la Guardia Civil.

Su objetivo principal es tratar de detectar en la persona que llama aquellos factores de riesgo que nos hagan pensar en la posibilidad de un comportamiento autolítico. Valorado el riesgo en la conversación telefónica, nuestras acciones son variadas, que van desde una primera atención, apoyo y contención emocional, hasta la derivación oportuna para que el facultativo psicólogo responsable de su Unidad le atienda personalmente. Cuando la situación reviste signos de gravedad y se valora que la vida de la persona puede correr peligro, se comunica y/o localiza a quien llama, o algún otro familiar, vecinos, compañeros o servicios de emergencia.

En aquellos casos en los que algunos componentes del Cuerpo o familiares del mismo sufren algún accidente grave, un atentado u otras emergencias, o fallece por las razones que sea, el TAP se convierte en un medio profesional para comunicaciones urgentes. De manera inmediata, los psicólogos facultativos del Cuerpo disponibles se ponen en marcha para prestar la ayuda necesaria.

Concretamente, ¿qué tipo de atención se ofrece? ¿Cuáles son los problemas más frecuentemente tratados? ¿Cuál es el perfil de los usuarios de este teléfono?

Nuestra disponibilidad es permanente las 24 horas, todos los días del año. La llamada es gratuita y confidencial, y la atención psicológica es especializada. Este servicio lo atendemos psicólogos facultativos de la Dirección General de la Guardia Civil. Al tener un carácter confidencial y reservado, los datos o detalles que nos ayudan a resolver el asunto de la llamada, no pasan a formar parte de ninguna base de datos.

Una vez aclarado este punto, me gustaría comentar que los psicólogos que se encargan del servicio hacen una selección de aquellas llamadas que son de auténtica petición de ayuda. Casi la totalidad de ellas están asociadas a alteraciones emocionales vinculadas a problemas de relación en la pareja. No obstante, también es frecuente recibir llamadas relacionadas con otros aspectos de salud física o psicológica, así como otras vinculadas al ámbito de las relaciones profesionales.

Cada vez es más frecuente que la persona que llama al TAP se identifique como guardia civil, incluso ofreciendo detalles muy concretos de manera voluntaria, lo que, sin duda, nos permite contextualizar su problema de una manera más adecuada y así poder ayudarle o resolver sus dudas de manera más eficiente. Este hecho nos indica que la confianza en este teléfono es cada vez mayor, ya que la persona percibe el estricto respeto a la confidencialidad y la discreción de la intervención que caracterizan a este servicio.

El TAP lleva ya unos años en funcionamiento. De manera general, ¿qué resultados se han obtenido hasta la fecha?

De manera parcial ya hemos contestado a esta pregunta. Abundando un poco más en el tema, podemos decir que el número de llamadas que se han atendido desde su puesta en marcha asciende a las 1.600. La tendencia anual del total de llamadas va disminuyendo, pero va aumentando el número de aquellas que realmente son de petición de ayuda o intervención, último objetivo del TAP. Consideramos que esto se debe a que, por un lado, existe un mayor conocimiento del servicio por parte de los integrantes del Cuerpo y, por consiguiente, al mejor uso de este medio; y por el otro, a la confianza, reserva y efectividad de nuestra labor.

Somos conocedores de que dentro de la estructura y organización interna de la Guardia Civil existe un Servicio específico de Psicología. ¿Nos podría hablar un poco más de este Servicio? ¿Cómo surgió el Servicio de Psicología dentro del Cuerpo de la Guardia Civil?

El Servicio de Psicología en la Guardia Civil tiene más de treinta años de historia. Se creó en 1977 como parte de un Servicio más amplio que existía en el seno de las Fuerzas Armadas. Si bien mantenemos unas excelentes relaciones de amistad y colaboración con lo que ahora se llama Unidad de Psicología de la Inspección General de Sanidad de las FAS, nuestra relación orgánica acabó hace casi diez años. Fue en el año 2000 cuando una reorganización del Ministerio del Interior nos situó en la Jefatura de Asistencia al Personal del Cuerpo de la Guardia Civil.

Ya en el nuevo siglo seguimos ampliando nuestras funciones y despliegue territorial. La creación de las Escalas Facultativas (Oficiales de la Guardia Civil con titulación universitaria que han superado un proceso de concurso-oposición por promoción interna o acceso directo, que trabajan en Servicios o Unidades especializadas que requieren cualificación académica) y el incremento, año tras año, del número de Oficiales Psicólogos, lo está facilitando. En la actualidad, nuestros Gabinetes de Psicología están en casi todas las capitales de provincia y centros y organismos del Cuerpo, dando cobertura a todos los guardias civiles de todo el territorio nacional.

De manera más concreta, ¿cuáles son las áreas de intervención y cuáles son los cometidos principales de los profesionales de la Psicología que desempeñan su labor en el Servicio de Psicología?

El principal área de trabajo es el clínico-asistencial. Concretamente, ofrecemos consejo psicológico o psicoterapia a los guardias civiles y/o familiares que nos lo piden, realizamos psicodiagnóstico y seguimiento de la evolución de quienes se encuentran de baja por motivos psicológicos, apoyo emocional en momentos críticos, etc. Como ya indicamos, los guardias civiles que causan baja por motivos psicológicos son atendidos necesariamente en cada Gabinete, y cuando lo solicitan expresamente, se les brinda atención psicoterapéutica. Esto también ocurre sin que se produzca una baja, pudiendo ir al Gabinete cualquier guardia o familiar directo que así lo necesite.

En las clásicas áreas de la Psicología del Trabajo y de las Organizaciones y en la de Educación también desarrollamos diversas parcelas, como pueden ser la selección de ingreso en el Cuerpo o para realizar distintas Especialidades (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas; Policía Judicial; Tráfico; Grupo Rural de Seguridad; Desactivación de Explosivos y Riesgo Nuclear, Biológico o Químico; Servicio de Información; Servicio Marítimo; etc.); el desarrollo de los planes de estudio y docencia en todos los Centros de Formación, abarcando materias como liderazgo, comunicación, gestión de personal, primeros auxilios psicológicos, control del estrés, etc.; la formación de los futuros facultativos en el área de Psicología; la descripción de los puestos de trabajo y la elaboración de su profesiograma; la evaluación del absentismo en las Unidades, la participación en jornadas y cursos específicos del Servicio de Psicología u otros organismos; la divulgación institucional del propio Servicio así como sobre materias específicas relacionadas con la salud laboral desde el punto de vista biopsicosocial; etc. Otras tareas puntuales del día a día, las ocupan los estudios e informes de diverso tipo, las colaboraciones con otros organismos o instituciones, la atención psicológica urgente en accidentes, enfermedades graves o atentados, etc.

Los compañeros facultativos en Policía Judicial aplican la Psicología al ámbito del derecho penal en la fase de investigación criminal-policial, ayudan en la obtención de testimonios de implicados "vulnerables" (víctimas o testigos menores, adultos traumatizados o con deficiencias), a los familiares en las tareas de identificación de cadáveres, en interrogatorios de algunos sospechosos, negociación en secuestros o en atrincheramientos con rehenes, elaboran perfiles de modalidades delictivas o de sospechosos, etc.

En septiembre de 2004 finalizó un estudio importantísimo relacionado con los comportamientos autolíticos de algunos guardias civiles. Fruto de ese trabajo, surgió un informe que llevó a la elaboración del Plan de Prevención de Conductas Suicidas en la Guardia Civil, con el objetivo de prevenir y reducir la aparición de estas conductas. Alrededor de este Plan giran también muchos de nuestros cometidos: conferencias divulgativas, detección del riesgo en aspirantes y profesionales, intervención diagnóstica y clínica en las bajas psíquicas, etc. La referencia a la creación del Equipo Especialista en Conductas Suicidas y al Teléfono de Atención Psicológica en el Servicio de Psicología de la Dirección General, la pueden encontrar todos los lectores y lectoras de Infocop en el siguiente vínculo.

 

Como se puede apreciar, los ámbitos de trabajo y las distintas temáticas que abarca el psicólogo en el Cuerpo de la Guardia Civil son muy amplias, implicando a las diferentes especialidades de la Psicología. Nuestros cometidos influyen en la institución de manera concreta, según la demanda que nos hagan nuestros responsables. Todas las misiones, cada una en su nivel y ámbito, contribuyen científicamente para que la ciencia psicológica mejore en lo posible el Cuerpo de la Guardia Civil y, por ende, el servicio público a la sociedad.

Como usted conocerá, en los últimos años se ha agravado el debate en torno al carácter sanitario de la Psicología, un tema que preocupa de manera especial al Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos, habida cuenta de las dificultades con las que se ha venido encontrando la entidad colegial para que las Autoridades competentes acaben reconociéndola como tal. Si bien el Ministerio de Sanidad y Consumo no acaba de reconocer este carácter sanitario, en las Fuerzas Armadas la Psicología se incluye como una de las especialidades sanitarias. ¿Cuál es la situación en la Guardia Civil? ¿Cuál es su opinión al respecto?

Como ya hemos indicado, el Servicio de Psicología de la Guardia Civil se desvinculó del de las Fuerzas Armadas hace varios años. Pasó a depender de la Jefatura de Asistencia al Personal, junto al Servicio de Asistencia Sanitaria, al Servicio de Acción Social y al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales. Antes de esta reorganización, la relación que teníamos con Sanidad Militar era muy estrecha, pero a partir de nuestra dependencia orgánica en una misma Jefatura, la función clínico-asistencial se afianza y legitima aun más si cabe.

Es evidente la diferencia de organización que tenemos con las Fuerzas Armadas, pero aunque nuestro Servicio no está incluido como especialidad sanitaria en el organigrama, nuestras funciones en el área de la Psicología clínica sí son, de hecho, sanitarias. Por un lado, trabajamos en común con el Servicio de Sanidad del Cuerpo, en su mayoría responsabilidad de médicos militares, y por el otro, muchos de nosotros, especialistas en Psicología clínica, nos ocupamos de manera integral de la prevención, detección, evaluación, tratamiento y seguimiento de todas las bajas médicas por motivos psíquicos.

En sentido estricto, el Servicio en sí no es sanitario, sin embargo, la principal área de trabajo de los que lo componemos sí lo es. Cuando muchos de nosotros solicitamos el reconocimiento de la especialidad de psicólogo clínico, lo obtuvimos porque se reconoció claramente que las funciones clínicas las ejercemos desde el nacimiento del Servicio en 1979.

Para finalizar, ¿le gustaría añadir alguna otra cuestión con respecto al tema que nos ocupa?

Me gustaría agradecer a la redacción de Infocop la oportunidad que me ha brindado para que la comunidad de psicólogos y psicólogas nos conozca en un ámbito de trabajo tan específico y enriquecedor de la profesión como es el de la Guardia Civil.

He tenido la distinción de ser el portavoz y representante del Servicio de Psicología en esta entrevista, pero quiero desde aquí reconocer que lo que he contado no es más que la historia y el trabajo de todos los que formaron y forman parte del Servicio. Muchos años antes de la creación de la Escala Facultativa y también hoy, están en el Servicio guardias civiles licenciados en Psicología que realizan una gran labor especializada y muy encomiable. Desde aquí quiero agradecer el trabajo de todos ellos.

Artículos Relacionados
PSICOLOGÍA Y SEGURIDAD PÚBLICA – ENTREVISTA AL GENERAL JEFE DE LA JEFATURA DE ASISTENCIA AL PERSONAL DE LA GUARDIA CIVIL
EL CARÁCTER SANITARIO DE LA PSICOLOGÍA EN EL ÁMBITO MILITAR - ENTREVISTA AL JEFE DE LA UNIDAD DE PSICOLOGÍA DE LA INSPECCIÓN GENERAL DE SANIDAD DE LAS FAS
LA PSICOLOGÍA SE INCORPORA A LA UNIDAD MILITAR DE EMERGENCIAS DE LAS FAS– ENTREVISTA CON EL JEFE DE PSICOLOGÍA DE LA UME
LOS PSICÓLOGOS SON SANITARIOS EN LAS FUERZAS ARMADAS, SEGÚN LA LEY DE LA CARRERA MILITAR