La ludopatía consiste en una alteración progresiva del comportamiento por la que la persona siente una incontrolable necesidad de jugar (juegos de azar), menospreciando cualquier consecuencia negativa. Se trata de una adicción donde no se consume ninguna sustancia, aunque a veces va acompañada de otras sustancias como tabaco, alcohol o drogas, lo que se conoce como comorbilidad. La persona con ludopatía piensa, vive y actúa en función del juego, dejando a un lado cualquier otro tipo de objetivo.

Así describe la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) esta problemática, cuyas con graves consecuencias, según advierte, afectan a distintas áreas de la vida de la persona: la económica (deudas, incumplimiento de pagos), la legal (robos y hurtos, problemas judiciales graves), la laboral (disminución de la atención y la concentración así como del rendimiento en el trabajo), la familiar (Mentiras constantes y clima de desconfianza, deterioro de la comunicación...), la social (ausencia de aficiones, desvinculación de las amistades, aislamiento y pérdida de relaciones), la psicológica (apatía y depresión, baja autoestima, sentimiento de culpa, tensión, ansiedad, irritabilidad e ideas suicidas…) y la somática (insomnio, falta de apetito, dolores de cabeza, estómago, nuca…).

Foto: tima miroshnichenko Fuente: pexels Fecha descarga: 06/09/2022

Con el fin de ayudar a las personas a detectar posibles problemas con el juego, la Federación ha publicado un sencillo test basado en criterios DSM-5, a través del cual se formulan 9 preguntas tales como, “¿has sentido la necesidad de apostar cantidades de dinero cada vez mayores?”, “¿Intentas reducir o abandonar el juego y te genera inquietud o nerviosismo?”, “A menudo tienes la mente ocupada en las apuestas (p.ej., reviviendo experiencias de apuestas pasadas, planificando tu próxima apuesta, pensando en formas de conseguir dinero para apostar)” o “¿Has puesto en peligro o has perdido una relación importante, un empleo o una carrera académica o profesional a causa del juego?”.

Tal y como señala la Federación, el resultado no es diagnóstico sino meramente orientativo, y su finalidad es ofrecer pistas sobre un posible problema, siendo esencial en este caso acudir a un profesional.

Se puede acceder al recurso aquí:

¿Soy ludópata? 

Artículos Relacionados
Un 7,1% de los/as estudiantes de 14 a 18 años presentaría un posible trastorno por uso de videojuegos-Nuevo Informe sobre adicciones comportamentales en España
Cómic para concienciar sobre los riesgos de la tecnología y el riesgo de la ludopatía
Una PNL pide emprender campañas para prevenir la ludopatía, especialmente, entre los y las menores
¿Qué es la ludopatía y qué consecuencias tiene? Nueva guía de la CEAPA
La vocal del COP Madrid Amaya Prado comparece en el Senado para informar de los problemas psicológicos, educativos y sociales derivados de las ludopatías en menores
Nuevo manual para trabajar con menores las sustancias psicoactivas, ludopatías y adicciones tecnológicas