La Society for Neuroscience ha celebrado los pasados días 17-21 de octubre su reunión anual en Chicago (EEUU), se han presentado nuevos resultados sobre los beneficios que Internet parece tener en el funcionamiento cognitivo.

Gary Small y Teena Moody de la Universidad de California en Los Ángeles han presentado los resultados del estudio realizado sobre una muestra de 24 personas voluntarias de edades comprendidas entres los 55 y los 78 años. El total de la muestra se dividió en dos grupos, uno que utilizaba Internet de manera habitual (n=12) y otro que apenas lo utilizada (n=12). Durante la evaluación pretratamiento, mediante técnicas de neuroimagen, se analizó la actividad cerebral en diferentes zonas mientras que los participantes realizaban búsquedas en Internet. A continuación, se les pidió a todas las personas integrantes del estudio que durante una semana navegan por la red durante una hora al día (búsquedas, lectura de la información, etc.).

Una semana después, los dos grupos se sometieron a la evaluación postratamiento y los resultados revelaron que, tras tan sólo siete días de manejo de Internet, ambos grupos presentaban una activación cognitiva similar de áreas cerebrales implicadas en la toma de decisiones, en el razonamiento y, en general, en las funciones cognitivas superiores como el lenguaje, la memoria, la lectura, la visión, etc.

Una vez más, Internet parece evidenciarse como un potente instrumento para mantener o, incluso, incrementar un adecuado funcionamiento cognitivo. Efectivamente, según los autores, a medida que envejecemos, también lo hace nuestro cerebro lo que supone, entre otras cosas, una reducción de la actividad neuronal, lo cual repercute en el propio funcionamiento cognitivo. Este estudio ha mostrado cómo el uso frecuente de Internet podría frenar dicho envejecimiento natural e, incluso, potenciar la eficiencia cognitiva de funciones cerebrales superiores.

Fuente:
El País