Hoy, 29 de octubre, se celebra el Día Internacional Sin Juegos de Azar. A este respecto, diferentes asociaciones, como la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR), la Federación Andaluza para la Prevención y el Estudio del Juego Patológico (FAPESA), alertan de que el gasto en los juegos de azar se ha incrementado en los últimos años, a pesar de la crisis económica.

Efectivamente, según un estudio realizado por FAPESA, los españoles invierten una media de 645€ anuales en los juegos de azar, entre los que se incluyen la lotería, la quiniela, las apuestas, las máquinas tragaperras, los casinos, etc. Estos datos sitúan a España como el primer país de la Unión Europea y el tercero a nivel mundial en cuanto a gasto económico en dicho tipo de actividades. 

La participación en juegos de azar, como un entretenimiento que en principio podría parecer inofensivo, puede suponer la aparición de un importante problema de salud, al convertirse en una adicción. De hecho, se estima que aproximadamente un 2% de los españoles presentan un problema de adicción al juego o de juego patológico, lo cual tiene importantes repercusiones tanto a nivel individual, como familiar, laboral o social. Es más, organismos nacionales e internacionales alertan del riesgo de aumento de la incidencia de esta adicción en la población más joven, debido a la aparición de los juegos de azar a través de nuevos canales como Internet o el teléfono móvil que, no sólo son más atractivos para las personas de menor edad, sino también suponen la posibilidad de un acceso permanente (24 horas), permitiendo por tanto una satisfacción inmediata del deseo, así como facilitan la práctica en solitario y de manera anónima de esta actividad, lo cual reduce la potencia de los inhibidores de esta conducta.

Consecuentemente, diferentes asociaciones reclaman que el juego patológico se incluya en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, pero también exigen la necesidad de que las Administraciones apuesten por la puesta en marcha de campañas de concienciación sobre el riesgo de adicción que puede generar este tipo de actividades, así como de mecanismos de control similares a los que se han establecido para limitar el consumo de tabaco o alcohol-; igualmente, también reclaman el desarrollo de programas de psicoeducación para prevenir la aparición de este problema. Con relación a estas propuestas, es destacable que se ha constatado empíricamente que los programas de intervención más eficaces para el juego patológico, en cualquiera de sus niveles de prevención –primaria, secundaria o terciaria-, son aquellos que se fundamentan en técnicas cognitivo-conductuales, donde los psicólogos juegan un papel fundamental.

Artículos Relacionados
I JORNADAS DE JUEGO PATOLÓGICO EN EXTREMADURA. 8 Y 9 DE NOVIEMBRE DE 2007
JUEGO PATOLÓGICO Y ESQUEMAS COGNITIVOS TEMPRANOS
EDITADO EL PRIMER PROTOCOLO DE TRATAMIENTO COGNITIVO CONDUCTUAL PARA JUEGO PATOLÓGICO Y OTRAS ADICCIONES NO TÓXICAS
ESCLAVOS DEL JUEGO
DÍA MUNDIAL SIN JUEGOS DE AZAR. ENTREVISTA A ANA FERNÁNDEZ- ALBA
DÍA MUNDIAL SIN JUEGOS DE AZAR. ENTREVISTA A JAVIER FERNÁNDEZ-MONTALVO
EL ABUSO DE NUEVAS TECNOLOGÍAS EN LA ADOLESCENCIA PUEDE GENERAR LUDOPATÍA EN LA VIDA ADULTA
USO AUTOINFORMADO DE INTERNET EN ADOLESCENTES: PERFIL PSICOLÓGICO DE UN USO ELEVADO DE LA RED
ADICCIÓN A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS, ¿UNA REALIDAD CRECIENTE? – ENTREVISTA A Mª JOSÉ MAYORGAS