En el Journal of Occupational and Health Psychology, se han publicado recientemente los resultados del ambicioso estudio longitudinal a seis años Salud y Jubilación. Esta investigación, realizada por el equipo de Yujie Zhan (Departamento de Psicología de la Universidad de Maryland), ha analizado la relación entre jubilación y salud sobre una muestra de más de 12.000 personas de entre 51 y 61 años.

Ciertamente, por todos es conocido que para muchas personas la jubilación supone un evento importante en su vida, puesto que han de adaptarse a una nueva rutina cotidiana. Existe mucha literatura que muestra empíricamente que la presencia de apoyo social, un buen nivel socioeconómico o la implicación en actividades constituyen factores de protección para facilitar una buena adaptación a este nuevo periodo de la vida. No obstante, muchas personas deciden continuar desarrollando una actividad laboral más allá de la edad de jubilación y, según el estudio que nos ocupa, continuar realizando un trabajo a tiempo parcial y que no suponga un incremento del nivel percibido de estrés en lugar de jubilarse, no sólo predice una mejor salud física, sino también un mayor nivel de funcionalidad y un mejor estado psicológico, tanto a nivel cognitivo como anímico, frente a aquellos que se jubilan. 

Según defienden los autores de este trabajo, quizá sería adecuado establecer unos planes de jubilación paulatinos, puesto que de esta manera se podría potenciar una mejor adaptación a la nueva etapa del ciclo vital de la persona, así como una mejor salud física y psicológica.

Artículos Relacionados
ASPECTOS PSICOSOCIALES DE LA PREJUBILACIÓN: MOTIVACIÓN HACIA EL RETIRO Y SATISFACCIÓN CON LA VIDA POST-LABORAL
VIVIR. GUÍA PARA UNA JUBILACIÓN ACTIVA
HABLANDO CON LOS FUNDADORES DE LA PSICOLOGÍA CONTEMPORÁNEA ESPAÑOLA – ENTREVISTA A MIGUEL SIGUÁN
LO ÚNICO QUE NOS PERTENECE DE VERDAD ES EL AQUÍ Y EL AHORA -ENTREVISTA A RAMÓN BAYÉS
EL RELOJ EMOCIONAL
PSICOLOGÍA DE LA VEJEZ
VIDA AFECTIVA Y MAYORES