La Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos (European Federation of Psychologists Associations) acaba de hacer público que ha pasado a formar parte del Foro Europeo de Políticas de Salud (European Health Policy Forum).

Este Foro es un importante órgano consultivo de la Comisión Europea, que tiene el fin de garantizar que la estrategia de la Unión Europea en materia de salud sea abierta, transparente y responda a las necesidades y demandas de la sociedad, estableciendo líneas prioritarias de actuación sanitaria acordes a esta realidad. El Foro Europeo de Políticas de Salud se ha renovado a principios de este año y actualmente está compuesto por 50 organizaciones que representan a las diferentes partes interesadas del sector sanitario.

Con esta iniciativa, la EFPA participará activamente, a partir de ahora, en las consultas con la Comisión Europea en todas aquellas cuestiones relacionadas con temas de salud. Este paso supone un importante reconocimiento en el marco europeo del papel que juega la psicología en al ámbito de la salud y de su labor esencial en el área de la salud mental.

Con motivo de esta incorporación, la EFPA ha publicado un manifiesto en el que detalla su postura respecto a la implementación de políticas sanitarias y en el que define las competencias de los psicólogos de este ámbito.

A continuación se incluye el contenido íntegro de la Declaración de la Postura de la EFPA sobre Sanidad, para todos los interesados:

Declaración de la Postura de la EFPA sobre Sanidad

Este manifiesto representa el punto de vista en materia de salud de la Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos. Constituye la base de la postura adoptada por la EFPA en relación al desarrollo y a la implementación de políticas sanitarias en el marco de la Unión Europea.

  1. La salud forma parte de la vida.

    Como parte de la vida humana, la salud está íntimamente relacionada con el bienestar, el desempeño creativo y productivo, y la participación en la sociedad. Estas relaciones deben tenerse en cuenta en el ámbito de la investigación sanitaria y de la promoción de la salud. La salud no puede entenderse de manera aislada.

  2. La salud depende del comportamiento.

    La salud, incluida la salud mental, se encuentra en contínuo cambio, debido a su interrelación más o menos dependiente con la genética, la exposición a condiciones ambientales, los acontecimientos vitales, la personalidad y la participación activa (individual y social). El comportamiento influye en la salud de muy diversas maneras: puede dañar, forzar o agotar a la persona, pero al mismo tiempo también puede proteger, fortalecer y facilitar la recuperación del individuo.

  3. Las personas pueden tomar el control de su propia salud.

    Observar y controlar nuestra propia salud es una responsabilidad de cada individuo, y muchas personas pueden establecer acciones –individual y colectivamente- para prevenir activamente o recuperarse de su enfermedad, mantenerse en un estado de salud adecuado o amortiguar el impacto que las enfermedades crónicas pueden tener sobre sus vidas. La educación en salud puede ayudar a que las personas alcancen estas metas por su cuenta, pero tanto los cuidadores informales como los profesionales de la salud pueden proporcionarles el apoyo y la ayuda necesarias.

  4. Los psicólogos son expertos en salud.

    La Psicología, como ciencia del pensamiento, la emoción y la conducta humana, proporciona una serie de conocimientos sobre las causas y el desarrollo de la salud y de la enfermedad, que son complementarios a los de las ciencias médicas. Este conocimiento especializado posibilita a los psicólogos desarrollar diferentes vías para la promoción de la salud. El conocimiento psicológico permite identificar las condiciones favorables para alcanzar un buen estado de salud, realizar evaluaciones fiables de la salud física y mental (nivel de estrés, ansiedad y depresión), así como de las consecuencias psicológicas de la presencia de enfermedades crónicas, contribuir a la educación en salud y al desarrollo de habilidades de auto-observación y autocontrol, mejorar la motivación para el autocuidado, promover la evitación de conductas de riesgo para la salud, apoyar el cambio de conductas para superar el abuso o dependencia a determinadas sustancias o estilos de vida perjudiciales, y proporcionar tratamientos psicoterapeúticos y consejo psicológico (counseling).

  5. Papel del psicólogo.

    Los psicólogos pueden ejercer 5 tipos de funciones. En primer lugar, constituyen un importante grupo de profesionales sanitarios. Mediante el uso de métodos diagnósticos, educativos y terapeúticos, los psicólogos realizan servicios esenciales en Atención Primaria, en atención especializada -general y de salud mental-, así como en rehabilitación. Debido a que están cualificados para trabajar de manera autónoma, los psicólogos pueden colaborar junto con otros profesionales de la salud y también reforzar el trabajo que éstos realizan, con el objetivo de alcanzar los mejores resultados terapeúticos (por ejemplo, mejorar la adherencia al tratamiento farmacológico). En segundo lugar, los psicólogos del trabajo y las organizaciones especializados en el cuidado de la salud pueden ayudar a la creación de organizaciones de atención sanitaria más eficaces y a mejorar la calidad del trabajo que realizan los profesionales de la salud. En tercer lugar, los psicólogos que trabajan fuera del ámbito sanitario, -ej. psicólogos educativos, psicólogos del trabajo y las organizaciones, psicólogos comunitarios-, realizan un inestimable papel en el ámbito de la salud, mediante la detección temprana de problemas que pueden tener un importante impacto sobre la salud de la persona a largo plazo, el desarrollo de campañas de concienciación en salud y estilos de vida saludables, y la creación de condiciones vitales y laborales seguras y promotoras de una mejora del estado de salud. En cuarto lugar, todos los psicólogos independientemente de su especialidad pueden reconocer las amenazas a la propia salud humana y ayudar a prevenir y eliminar dichas amenazas. En quinto lugar, los psicólogos pueden, basándose en su conocimiento especilizado, ayudar a desarrollar e implementar políticas de promoción de la salud eficaces.

  6. Psicología y salud en Europa.

Los psicólogos están adecuadamente preparados a nivel profesional para trabajar con grupos de diferentes culturas, lenguas y procedencia, dentro y fuera de las fronteras nacionales. Los psicólogos están sujetos a los estándares de cualificación (EuroPsy) que garantizan que cuentan con la calidad imprescindible para ejercer dentro del marco europeo.

Declaración de la EFPA en nombre de los miembros representantes de las Asociaciones Nacionales de Psicología de 35 países europeos – septiembre de 2010

Artículos Relacionados
LA ORGANIZACIÓN COLEGIAL DE LA PSICOLOGÍA COINCIDE CON EL CONSEJO DE PSIQUIATRÍA DE LA UEMS Y LA EFPA EN CUESTIONAR LA REPRESENTATIVIDAD DE LA ASOCIACIÓN EUROPEA DE PSICOTERAPIA ANTE LA CE Y LAS AUTORIDADES DE LA UNIÓN
EL COMITÉ EJECUTIVO DE LA EFPA ELIGE A JOSÉ MARÍA PEIRÓ COMO MIEMBRO DEL COMITÉ EUROPEO DE ACREDITACIÓN DEL CERTIFICADO EUROPSY
INFORME DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LA FEDERACIÓN EUROPEA DE ASOCIACIONES DE PSICÓLOGOS
“ACTUANDO DE MANERA CONJUNTA PODEMOS CONSEGUIR MUY BUENOS RESULTADOS”- ENTREVISTA A ROBERT A. ROE, NUEVO PRESIDENTE DE LA EFPA
ROBERT ROE ES ELEGIDO NUEVO PRESIDENTE DE LA EFPA