Tal y como informó Infocop, el pasado 25 de mayo de 2011 fue rechazada, en el Congreso de los Diputados, la Proposición No de Ley sobre la inserción del psicólogo educativo en el sistema educativo español no universitario, con 16 votos a favor y 19 en contra.

Tras la defensa de la proposición, realizada por el portavoz del Partido Popular (PP), Juan Antonio Gómez Trinidad, intervinieron Mª Mercè Pigem i Palmés de Convergència i Unió (CiU) y Emilio Álvarez Villazán, en representación del PSOE, para rechazar dicha propuesta.

Con el objetivo de profundizar en los argumentos que esgrimieron cada uno de los Grupos Parlamentarios, así como de tratar otras cuestiones de actualidad que van a afectar a la situación de los equipos de orientación escolar, Infocop ha entrevistado a María Pérez Solís, directora del Servicio de Orientación de la Universidad Complutense de Madrid, experta en esta materia. 

 
María Pérez Solís

En el transcurso de la entrevista se hace referencia a tres documentos -la transcripción de la sesión plenaria en la que la Comisión de Educación y Deporte del Congreso de los Diputados debatió la inserción del psicólogo educativo en el Sistema Educativo Español no universitario; el borrador del Real Decreto, por el que se aprueba el Reglamento de ingreso, accesos y adquisición de nuevas especialidades en los cuerpos docentes a los que se refiere la actual Ley Orgánica de Educación (2/2006); y la propuesta de enmiendas al borrador del Estatuto del Funcionario Docente no universitario relativas a la Especialidad de Orientación Educativa y a los Servicios de Apoyo Educativo que, en el año 2009, realizaron el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos (COP) y la Conferencia de Decanos de Psicología-, se ofrece, a los lectores interesados, el enlace directo a estas fuentes:

  • Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados (Año 2011. IX Legislatura. Núm. 779). Comisión de Educación y Deporte. Sesión plenaria sobre la Inserción del Psicólogo Educativo en el Sistema Educativo Español No Universitario. Presentada por el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso. (Número de Expediente 161/002207). Sesión número 28, celebrada en miércoles 25 de mayo de 2011. Para consultarlo, pincha aquí.
  • Borrador del Real Decreto, por el que se aprueba el Reglamento de ingreso, accesos y adquisición de nuevas especialidades en los cuerpos docentes a que se refiere la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. Para consultarlo, pincha aquí.
  • Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos y Conferencia de Decanos de Psicología (julio de 2009). Propuesta de enmiendas al borrador del Estatuto del Funcionario Docente no universitario relativas a la Especialidad de Orientación Educativa y a los Servicios de Apoyo Educativo. Para consultarlo, pincha aquí.

ENTREVISTA

Independientemente del resultado obtenido tras la votación de la PNL sobre la inserción del psicólogo educativo en el sistema de enseñanza no universitaria, ¿qué opinión le merece la defensa realizada por el diputado del Grupo Popular, Juan Antonio Gómez Trinidad?

No puedo sino valorar muy positivamente, como sé que ya lo han hecho diversos profesionales y padres que han tenido ocasión de seguir el debate en diferido, la defensa que de esta iniciativa parlamentaria ha hecho el señor Gómez Trinidad. Sus argumentos son sólidos y ampliamente compartidos por padres, profesores, profesionales de la psicología y de la pedagogía y por la comunidad universitaria.

Permítame que analicemos brevemente algunos de los argumentos esgrimidos por Gómez Trinidad en la exposición de motivos. Nos referimos al fracaso escolar, el abandono prematuro de la escuela, la complejidad en problemáticas de las aulas y a una legislación que permite el acceso a funciones educativas de perfiles profesionales no idóneos.

Es un hecho hoy día, que las deficiencias en la formación de nuestros jóvenes les impide competir en condiciones de igualdad con el resto de los jóvenes europeos. Según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), el 49% de los españoles únicamente tiene estudios obligatorios y sólo el 22% ha alcanzado el nivel de Educación Secundaria, frente al 47% de UE y al 44% de la OCDE. Pero los desajustes del sistema educativo van mucho más allá del abandono prematuro de la escuela (el 31,9%). Desde hace décadas hemos asistido a una política educativa errática que favorece el promocionar sin saber, el repetir un curso en Educación Primaria y otro en Educación Secundaria o, extraordinariamente, dos, con independencia de las características del alumnado (discapacidad, situación de riesgo, compensación educativa, etc.), así como el tan valorado currículo único y ordinario, que, en la realidad, es sólo un referente, el punto de partida para el alumnado con plurideficiencias, dado que en la práctica con este tipo de alumnado se realizan adaptaciones curriculares extremas o lo que es lo mismo, se ha de seguir lo que tradicionalmente denominamos un currículo especial. Si a todo lo anterior se suma la creciente desvaloración del saber por parte de la sociedad -en la que los modelos que actualmente representan el éxito, el poder o la riqueza no son en su mayoría fruto del conocimiento, ni del esfuerzo ni, en definitiva, del buen hacer y del trabajo-, sino más bien del oportunismo, del amiguismo o de los bien organizados grupos de presión, cabe esperar que nuestros niños y jóvenes descubran la escasa instrumentalidad de la enseñanza y, por ello, unos se desorienten, otros se rebelen y la mayoría sucumba y se adapte, provocando en ellos insatisfacción, desinterés, abandono, pasotismo y, en definitiva, fracaso escolar.

Así mismo, compartimos con Gómez Trinidad, como expongo con más detalle en un artículo pendiente de publicación sobre "la paradoja del profesor orientador", que, en una escuela tan compleja como la actual, no cabe una intervención eficiente desde la pseudo-profesionalización. Por el contrario, se requiere de un equipo de profesionales que posea un cuerpo de conocimiento propio y un dominio cualificado de actuaciones prácticas. En definitiva, la exigencia de la profesionalización de todos los profesionales docentes y no docentes, como el psicólogo, que intervengan en contextos educativos. Sin ella, no es posible el logro de la calidad educativa. 

Precisamente, el Gobierno, a pesar o quizás por la proximidad de las elecciones generales, sigue legislando de espaldas a las necesidades y demandas de la sociedad. Está previsto que en los próximos meses se sancione un nuevo Real Decreto (RD) por el que se aprueba el Reglamento de ingreso, accesos y adquisición de nuevas especialidades en los cuerpos docentes a que se refiere la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. Con este nuevo RD, si se aprobase tal y como aparece en el borrador, se materializa la pseudo-profesionalización (art. 13 del borrador del RD) dado que, cualquier graduado, licenciado, ingeniero, arquitecto u otros títulos equivalentes a efectos de docencia, podrá acceder a las distintas especialidades, entre ellas la de orientación educativa, después de haber cursado el Máster de Formación del Profesorado.

Por supuesto, el Ministerio de Educación (MEC) conoce, desde hace algunos años, lo que en relación con el acceso a las plazas de la especialidad de orientación educativa, consideran la Conferencia de Decanos de Psicología y el Consejo de Colegios Oficiales de Psicólogos de España (COP). Esta propuesta, que a continuación les reproduzco en lo referente al acceso en su literalidad, forma parte de una propuesta más amplia que se hizo en su día para la mejora del borrador del Estatuto Docente presentado por el MEC:

"Tanto para el acceso a los Departamentos de Orientación e Intervención Psicológica y Pedagógica, en los distintos niveles educativos no universitarios, como para el acceso a los Servicios Técnicos de Apoyo Psicológico y Pedagógico se requerirá:

  • La Licenciatura o Grado en Psicología, o la Licenciatura o Grado en Pedagogía
  • El Máster en Psicología Educativa o Máster en Pedagogía
  • Haber superado el proceso selectivo del pertinente concurso oposición.

Así mismo, en el caso de los Psicólogos y Pedagogos pertenecientes a los Servicios Técnicos de Apoyo Psicológico y Pedagógico se requerirá además:

  • Al menos cinco años de experiencia profesional como Psicólogo o Pedagogo en los Departamentos de Orientación e Intervención Psicológica y Pedagógica o puesto público similar de Psicólogo o Pedagogo.
  • Y el haber superado el correspondiente concurso de méritos."

Finalmente, como indica Gómez Trinidad, la iniciativa surge de la propia sociedad y su finalidad no es otra que la de reforzar el carácter profesional específico de psicólogos educativos y de pedagogos.

Tras la intervención del diputado J. A. Gómez Trinidad, intervino Mª Mercè Pigem i Palmés de Convergència i Unió, quien señaló las razones por las que su partido no apoya la propuesta presentada por el PP. ¿Podría indicarnos cuáles fueron estos argumentos y si, desde su punto de vista y como experta en el área, tiene algo que señalar al respecto?

Efectivamente, Convergència i Unió se abstuvo a pesar de manifestar que compartían los objetivos de la iniciativa presentada por el Grupo Popular.

Es comprensible dada la tendencia de determinados grupos políticos en la defensa de localismos frente a proyectos comunes, aunque, a veces y quizás por razones económicas, nos veamos sorprendidos con peticiones, como la de Duran i Lleida, de un pacto de Estado para salvar el sistema sanitario. ¿Y por qué no un pacto de Estado para salvar la educación?

Con frecuencia, los formadores, los usuarios y los profesionales de la educación nos preguntamos ¿hacia dónde va la educación y, por ende, la orientación educativa en España? ¿Dónde está el límite entre las competencias del Gobierno Central y de las distintas Autonomías? ¿El derecho a la orientación lo disfrutan, hoy día, por igual todos los españoles o hay una orientación de primera, segunda o tercera categoría? Y, finalmente, ¿cuántos modelos de orientación habrá en el futuro en España?