Tanto los afectados de cáncer, como los familiares y profesionales de la salud solicitan que se realicen planes de seguimiento estandarizados con programas integrales que incluyan atención psicológica y emocional. Esta es la principal conclusión del estudio Después del cáncer – experiencias y necesidades de personas que han superado la enfermedad y de sus familiares, realizado por la Fundación Josep Laporte junto con Laboratorios Roche y en colaboración con un gran número de asociaciones científicas oncológicas y de pacientes de nuestro país, como la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la Sociedad Española de Enfermería Oncológica (SEEO), la Sociedad Española de Psico-oncología (SEPO), la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), la Asociación Española de Afectados por Linfomas, Mielomas y Leucemias (AEAL), la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), la Asociación de Cáncer de Mama de Madrid (ASCAMMA), Europacolon España y el Foro Español de Pacientes (FEP).

En la investigación, cuyos resultados se dieron a conocer el 6 de julio de 2011, se han evaluado las necesidades de personas que han superado un proceso de cáncer y las de sus familiares, teniendo en cuenta el impacto emocional para la vida del afectado, la interacción familiar, la reinserción social y laboral, la calidad de vida y el seguimiento clínico del paciente a medio y a largo plazo.

Los resultados muestran que el diagnóstico de cáncer y el tratamiento oncológico (que implica revisiones regulares, continuas visitas hospitalarias y pruebas de control) provocan sentimientos de incertidumbre y abandono, desorientación y agotamiento emocional en los pacientes, así como frecuentes problemas de ansiedad. De esta manera, la aparición de la enfermedad y el proceso terapéutico que la acompaña, suponen una importante carga de estrés e implican la necesidad de reajustar los roles y los planes de futuro, tanto para el paciente como para la familia.

Por este motivo, y tal y como han demandado de manera uniforme los diferentes colectivos que han participado en el estudio, para lograr la adecuada reinserción del paciente en su vida familiar, social y laboral es imprescindible que se tengan en cuenta los aspectos psicológicos en los planes de intervención a medio y largo plazo de los supervivientes de cáncer. En concreto, es necesario "que se adapten los recursos existentes en la actualidad con el fin de establecer un plan de seguimiento estandarizado y unidades de atención específicas, se dé una atención psicológica y emocional, se aporte ayuda para la reincorporación a la vida social y laboral y se implementen programas de formación destinados a los afectados para la promoción de hábitos de vida saludables", subrayó Albert Jovell, presidente del Foro Español de Pacientes, durante el acto de presentación del trabajo.

La atención integral, por parte de equipos multidisciplinares, se configura así como la alternativa más eficaz y más adecuada para el abordaje de los supervivientes de cáncer y sus familiares. Según Josep Mª Borrás, coordinador científico de la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud, "en España hemos demostrado poder aumentar la supervivencia al cáncer de forma similar que al resto de Europa. Ahora tenemos el reto de continuar progresando y ofrecer a los largos supervivientes una atención sanitaria que cubra sus necesidades más allá de lo puramente clínico".

Por su parte, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) calcula que en España hay más de un millón y medio de pacientes que han superado un cáncer y las previsiones indican que estas cifras irán en aumento, por lo que "cada año curamos más tipos de cáncer y afortunadamente contamos con más supervivientes que requieren un seguimiento especial y coordinado con otras especialidades", explicó el doctor Emilio Alba, presidente de la SEOM. La demanda social es creciente, con 100.000 nuevos supervivientes de cáncer al año, lo que implica que "los problemas de salud relacionados con las secuelas de la enfermedad y con el tratamiento empezarán a ser un importante problema de salud en el 2015. Esto requerirá el desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas y de planes de asistencia para estos pacientes", añadió.

Fuente:

SEOM

Artículos Relacionados
APROXIMACIÓN CLÍNICA DE LA TOMA DE DECISIONES SOBRE FERTILIDAD EN PACIENTES DE CÁNCER DE MAMA
AFRONTAMIENTO Y MALESTAR EMOCIONAL PARENTAL EN RELACIÓN A LA CALIDAD DE VIDA DEL ADOLESCENTE ONCOLÓGICO EN REMISIÓN
“LA ATENCIÓN PSICOLÓGICA A LOS PACIENTES DE CÁNCER Y SUS FAMILIARES SIGUE SIENDO MUY INSUFICIENTE” – ENTREVISTA A JUAN A. CRUZADO, DIRECTOR DEL MÁSTER EN PSICOONCOLOGÍA DE LA UCM
DÍA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL-2010, POR UNA SALUD FÍSICA Y MENTAL INTEGRADA
EL TRATAMIENTO PSICOLÓGICO ES IMPRESCINDIBLE EN CÁNCER, SEGÚN LA AECC
PRINCIPALES CONCLUSIONES DEL CURSO "PSICOONCOLOGÍA: ASPECTOS PSICOLÓGICOS Y SOCIALES"
EL PARLAMENTO EUROPEO APOYA LA CREACIÓN DEL FORO EUROPEO CONTRA EL CÁNCER
TRATAMIENTO PSICOLÓGICO DE LOS PACIENTES CON CÁNCER