El pasado 22 de junio, miembros del Parlamento Europeo se sumaron a una carta firmada por más de 65 asociaciones internacionales, en la que se solicita a los dirigentes europeos que actúen con celeridad para evitar que los actuales recortes derivados de la crisis económica den lugar a una crisis sanitaria.

Por primera vez, políticos y representantes de organizaciones europeas vinculadas con la intervención social, la salud y el trabajo, han unido sus voces en una carta abierta. En el texto, se solicita expresamente que se frenen los recortes en salud y en protección social y que se centre la atención en paliar el impacto de la crisis financiera sobre la salud física y psicológica de los ciudadanos europeos, que son los principales afectados por la crisis. El aumento de los problemas de salud física y mental se está volviendo insostenible para los Estados miembros, añade el texto, y los sistemas sanitarios se encuentran al borde del colapso.

El escrito realizado por esta coalición, liderada por la European Public Health Alliance (EPHA), recuerda a los líderes políticos que la reducción en el gasto aplicado a los servicios básicos de salud y de protección social, particularmente en atención primaria e intervención temprana, es "una economía falsa" (…) "Los recortes indiscriminados en sanidad y servicios sociales tendrán como consecuencia la detección tardía de las enfermedades y un aumento de los costes a largo plazo".

Por este motivo, solicitan que se actúe estratégicamente, aplicando reformas que no sean necesariamente regresivas. "Las lecciones del pasado indican que lo correcto es garantizar el apoyo a los ciudadanos en los momentos difíciles, realizar reformas inteligentes y asegurar su salud" (…) "Las inversiones en materia de salud deberían ser interpretadas como una contribución al crecimiento económico. Así como la salud es un valor en sí misma, es también un requisito para asegurar el desarrollo económico", incluye el texto.

La carta conjunta concluye que en este momento decisivo, la salud pública comunitaria y los ciudadanos europeos exigen un liderazgo firme de los líderes de Estado y de Gobierno para que adopten medidas que prioricen y aseguren la salud de las personas, y "no sacrifiquen su salud en pro de ganancias económicas a corto plazo".

La EPHA ha elaborado, además de esta carta dirigida a los miembros del Consejo Europeo, un informe que evidencia los efectos devastadores que está produciendo la actual crisis económica en la salud de los ciudadanos europeos. Los datos aportados subrayan el considerable aumento de suicidios y problemas de salud mental, así como de enfermedades infecciosas, en todo el territorio europeo (ver aquí). Estos datos, añade la EPHA, son indicadores que advierten que las políticas europeas en materia de salud están llevando a Europa hacia una dirección peligrosa.

Tal y como ha manifestado Monika Kosinska, secretaria general de la EPHA, en una nota de prensa emitida a los medios: "Los elevados niveles de desempleo, así como los problemas de endeudamiento de las familias europeas y los recortes de los servicios públicos están dejando a millones de personas al borde de la desesperación. Los actuales recortes indiscriminados en sanidad y servicios sociales no sólo están cuestionando el derecho fundamental de acceso a una atención, sino que también están socavando los valores esenciales que conforman la estrategia europea y el funcionamiento de las democracias".

Maria Nyman, directora de Mental Health Europe - otra de las organizaciones que suscribe esta carta- también se muestra preocupada ante esta situación. "Ha llegado el momento en que los gobiernos y los responsables políticos europeos entiendan que el aumento de los problemas de salud mental en Europa se debe tanto a la crisis como a la respuesta de los gobiernos a la misma. Los recortes del presupuesto sanitario van a empeorar esta ya difícil situación y van a perjudicar a los grupos más pobres y vulnerables de la sociedad. Garantizar una atención sanitaria adecuada es invertir en el futuro, lo que constituye la única forma sostenible para salir de la crisis", ha añadido.

Para acceder a la Carta Abierta, así como a las organizaciones que la firman, consulta el siguiente enlace:

Open letter to the European Council

Fuente:

http://www.epha.org/a/5227