Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha realizado una revisión sistemática sobre la prevalencia y el riesgo de violencia en niños con discapacidad.

El estudio, publicado en The Lancet (una revista científica británica publicada semanalmente), ha puesto de manifiesto que los niños discapacitados son víctimas de violencia con una frecuencia 4 veces mayor que los niños sin discapacidad.

Los investigadores realizaron una revisión sistemática y un meta-análisis buscando en la literatura científica todos los estudios (transversales, de caso único o de cohorte) realizados en un período de 20 años, donde se estimaba la prevalencia de riesgo de violencia en menores de 18 años con discapacidad en comparación con sus homólogos sin discapacidad.

Los resultados de la revisión indican que: los niños con discapacidad son víctimas de alguna forma de violencia, con una frecuencia 3,7 veces mayor que los no discapacitados. Específicamente, el riesgo de violencia física es 3,6 veces mayor y de violencia sexual es 2,9 veces mayor para este grupo de niños.

Si además la discapacidad se acompaña de enfermedad mental o déficit intelectual, el riesgo de estos niños para sufrir violencia sexual se ve incrementado notablemente (4,6 veces mayor).

El informe también señala que el estigma social, la discriminación, la falta de apoyo de los cuidadores y el desconocimiento acerca de la discapacidad son factores que aumentan la probabilidad de sufrir violencia en este colectivo. Asimismo, la institucionalización de los niños con discapacidad es otra variable que influye en el aumento del riesgo de violencia.

Según una nota publicada en la página Web de la OMS por el doctor Etienne Krug, director del Departamento de Prevención de la Violencia y los Traumatismos y Discapacidad de la OMS, "Los resultados de esta revisión demuestran que los niños con discapacidad son desproporcionadamente vulnerables a la violencia y que sus necesidades se han desatendido durante demasiado tiempo". E. Krug remarca además la necesidad de elaborar un plan de acción para prevenir la violencia y minimizar sus consecuencias.

A este respecto, la OMS insta a realizar investigaciones sobre el maltrato en niños con discapacidad, buscando medidas de prevención eficaces. Como referencia, menciona las acciones de prevención del maltrato infantil en general indicadas en las guías: "Preventing child maltreatment: a guide to taking action and generating evidence" (Prevención del maltrato infantil. Guía para tomar medidas y obtener datos de investigación) y "Violence prevention: the evidence" (Prevención de la violencia. Los datos de investigación).

Tal y como informamos hace tiempo desde Infocop, en el primer Informe Mundial sobre la Discapacidad de la OMS también se proporcionan datos destinados a la formulación de políticas y programas innovadores que mejoren las vidas de las personas con discapacidad, y ofrece recomendaciones para promover la adopción de medidas eficaces a nivel sociosanitario y educativo, así como el cumplimiento de los derechos de las personas que tienen discapacidad, protegiéndolos de cualquier riesgo de violencia.

Para consultar el estudio, pincha aquí: The Lancet

Artículos Relacionados
XI CONGRESO INTERNACIONAL DE INFANCIA MALTRATADA- ENTREVISTA AL DIRECTOR DEL GRUPO DE INVESTIGACIÓN EN FAMILIA E INFANCIA
EL ESPECTRO DEL ABUSO SEXUAL EN LA INFANCIA: DEFINICIÓN Y TIPOLOGÍA
HACIA UN SISTEMA DE IDENTIFICACIÓN Y CLASIFICACIÓN DEL MALTRATO INFANTIL
MALTRATO Y DISCAPACIDAD VISUAL
SE CREA LA PRIMERA UNIDAD DE ATENCIÓN A VÍCTIMAS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL
DECLARACIÓN EUROPEA SOBRE LA SALUD DE LOS NIÑOS Y JÓVENES CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL Y SUS FAMILIAS