Hoy, 28 de febrero, se celebra el Día Mundial de las Enfermedades Raras, cuyo objetivo es concienciar a la sociedad sobre las patologías poco frecuentes, así como atraer la atención hacia las situaciones de falta de equidad e injusticia que viven las familias que las padecen.

En nuestro país, más de 300 entidades participan en este día, organizando actividades por toda España. Asimismo, con el fin de hacer visibles estas patologías y acercarlas a los ciudadanos, el Gobierno ha declarado el 2013 como el Año Español de las Enfermedades Raras.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), las define como aquellas que afectan a uno de cada 2.000 ciudadanos, y estima que existen entre 6.000 y 8.000 enfermedades raras diferentes. En España, concretamente, hay tres millones de personas afectadas por estas patologías. Entre las más comunes, se encuentran la Colitis ulcerosa y la Enfermedad del Crohn, enfermedades inflamatorias intestinales cuyas causas aún se desconocen.

Con motivo de la celebración de este día, Infocop ha publicado el siguiente artículo, basado en un estudio difundido por la revista Ansiedad y Estrés, en el cual se analiza la relación entre el estrés y la Enfermedad del Crohn.

María José de Dios Duarte1; Ana Barrón López de Roda2, Andrés Arias Astray2 y Lorenzo Braschi1

1Universidad Alfonso X el Sabio

2Universidad Complutense de Madrid

La relación entre estrés y enfermedad es hoy en día incuestionable. Su relación con distintos trastornos, tanto físicos como mentales, ha sido puesta de manifiesto en multitud de investigaciones.

Concretamente, se ha demostrado que el estrés puede tener una influencia en el desarrollo de trastornos cardiovasculares, hipertensión arterial, accidentes cerebrovasculares, cáncer, trastornos dérmicos, depresión, ansiedad, etc.

En esta misma línea, el curso y la respuesta al tratamiento de los trastornos digestivos tienden a estar relacionados, entre otros factores, con altos niveles de estrés.

Se cuenta con abundantes evidencias sobre la relación entre estrés y la evolución de las enfermedades inflamatorias intestinales, consideradas de manera general.

Esto es, sobre el nexo entre el estrés y la colitis ulcerosa, la colitis indeterminada y la enfermedad de Crohn. Sin embargo, apenas existen estudios centrados específicamente en la influencia del estrés sobre la enfermedad de Crohn.

La enfermedad de Crohn es una patología inflamatoria intestinal de origen idiopático, que puede afectar a cualquier parte del tubo digestivo. Esta enfermedad, genera mucho sufrimiento físico y psicológico, y afecta, tanto a los pacientes, como a quienes les rodean. Existen etapas mejores, las de quiescencia, que se alternan con otras de brote, las cuales requieren el ingreso hospitalario.

Es una enfermedad crónica, autoinmune, cuyo tratamiento suele ser inespecífico y la mayor parte de las veces sintomático, tratando de prolongar en lo posible los períodos de remisión con el objetivo de mejorar la calidad de vida del paciente. En los casos más graves puede llegar a requerir tratamientos quirúrgicos. Pero, en cualquier caso, al ser una enfermedad crónica, las personas que la sufren deberán aprender a convivir con ella y a manejar lo mejor posible los síntomas y consecuencias que conlleva.

Para cubrir la laguna respecto a la carencia de estudios centrados concretamente en la relación del estrés y la enfermedad de Crohn, nos planteamos realizar una investigación específica. Para ello, se compararon los niveles de estrés de tres grupos de personas: pacientes de Crohn en brote, pacientes de Crohn en fase de quiescencia, y personas sanas. Los participantes en la investigación dieron respuesta a un conjunto de escalas que medían diferentes variables psicosociales, entre las que destaca el PSS-14 de Remor y Carrobles (2001), que evalúa estrés percibido.

Los resultados obtenidos, muestran que los enfermos en fase de brote son los que manifiestan mayores niveles de estrés al compararlos, tanto con los pacientes en fase de quiescencia, como con las personas sanas. Sin embargo, y en contra de lo que cabría esperar, no aparecen diferencias entre los enfermos de Crohn sin brote y las personas sanas respecto a sus niveles de estrés.

¿Cómo explicar esto? Cabe pensar que el estrés, con independencia que se pueda llegar a considerar un antecedente de la enfermedad de Crohn, al igual que ocurre con otras enfermedades inflamatorias intestinales, sea también una consecuencia de la misma y, en especial, de los episodios de brote.

En esta línea, hay que tener en cuenta lo estresantes que de por sí son los ingresos hospitalarios a los que se ven sometidos estos pacientes durante los brotes.

De la misma manera, para explicar ese resultado, se podría tener en cuenta la ansiedad que puede generar el simple hecho de anticipar las consecuencias de un brote. Nuestros resultados apoyan la idea de que existe una relación del estrés no sólo con el inicio de la enfermedad de Crohn, sino también con el curso clínico de la misma.

Todos estos resultados tienen implicaciones importantes de cara a diseñar intervenciones encaminadas a mejorar la calidad de vida de estos pacientes. Intervenciones que han de incidir sobre el estrés tanto considerado como un antecedente de la enfermedad así como una consecuencia frecuente de la misma.

El artículo completo puede encontrarse en la Revista Ansiedad y Estrés:

De Dios, M.J., Barrón, A., Arias, A. y Braschi L. (2012). Estrés y enfermedad de Crohn: diferencias entre enfermos de Crohn con brote, sin brote y personas sanas. Revista Ansiedad y Estrés, Vol. 18 (2-3), 167-176.

Referencias

García Paredes, J., Taxonera Samsó, C. y Peña, A. S. (2006) (Dirs.) Avances en el manejo de enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. Madrid: Arán Ediciones.

Remor, E., & Carrobles, J. A. (2001). Versión Española de la escala de estrés percibido (PSS-14): estudio psicométrico en una muestra VIH+. Ansiedad y Estrés, 7, 195-201.

Díaz Sibaja, M. A., Comeche Moreno, M. I., Mass Hesse, B., Díaz García, M. y Vallejo Pareja, M. A. (2008). Enfermedad Inflamatoria Intestinal: depresión y estrategias de afrontamiento. Apuntes de Psicología, 26 (1), 91-102.

Iglesias, M., Barreiro de Acosta, M., Vázquez, I., Figueiras, A., Nieto, L., Lorenzo, A., & Dominguez-Muñoz, J. E. (2009). Impacto psicológico de la enfermedad de Crohn en pacientes en remisión: riesgo de ansiedad y depresión. Revista Española de Enfermería Digestiva,101, 249-257.

María José de Dios Duarte. Jefa de Estudios de Grado en Enfermería en la Universidad Alfonso X el Sabio. Doctora en Psicología, licenciada en Administración y Dirección de Empresas y diplomada en Enfermería. Profesora en las asignaturas de Cuidados Paliativos, Cuidados en Salud Mental y Gestión y Legislación.

Ana Barrón López de Roda. Doctora en Psicología. Profesora titular de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre estrés y apoyo social, que obtuvo el premio extraordinario. Es autora de numerosas publicaciones científicas relacionadas con esta temática.

Andrés Arias Astray. Profesor titular de Trabajo Social y Servicios Sociales. Decano de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Doctor en Psicología y Máster en Modificación de Conducta por la UCM, y licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación (Área de Psicología) por la Universidad Pontificia de Salamanca, con Premio Nacional de Terminación de Estudios. En esta última universidad también ha obtenido el Máster en Terapia Psicoanalítica. También es diplomado en Trabajo Social por la Universidad de Castilla La-Mancha.

Lorenzo Braschi. Profesor de Estadística en la Universidad Alfonso X el Sabio. Máster en Metodología de las Ciencias del Comportamiento y Máster en Comportamiento Animal y Humano. Licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente se encuentra trabajando en una tesis doctoral sobre meta-análisis prospectivo en la Universidad Autónoma de Madrid.

Artículos Relacionados
TRATAMIENTO PSICOLÓGICO DE LAS ENFERMEDADES INFLAMATORIAS INTESTINALES (CROHN Y COLITIS ULCEROSA)
ENTREVISTA A ALBERT SESÉ CON MOTIVO DE LA CELEBRACIÓN DE LA 33ª EDICIÓN DE LA CONFERENCIA INTERNACIONAL DE LA STRESS AND ANXIETY RESEARCH SOCIETY
EL AFECTO POSITIVO SE EVIDENCIA COMO UN FACTOR DE PROTECCIÓN CARDIOVASCULAR
“EL ESTRÉS Y ... EL ARTE DE AMARGARTE LA VIDA”: NUEVA GUÍA DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID
¿CÓMO CONTROLAR LA PRESIÓN ARTERIAL?: PROGRAMAS DE CONTROL DE ESTRÉS PARA PACIENTES CON HIPERTENSIÓN
PROPIEDADES PSICOMÉTRICAS DE LA ESCALA HOSPITALARIA DE ANSIEDAD Y ESTRÉS (HAD) EN POBLACIÓN ESPAÑOLA
TERAPIA COGNITIVA PARA TRASTORNOS DE ANSIEDAD
SE PONE EN MARCHA LA WEB DE LA PRIMERA UNIDAD PÚBLICA ESPECIALIZADA EN ANSIEDAD EN ESPAÑA