Las personas que presenten sospecha de trastornos de ansiedad, como trastorno por estrés postraumático o trastorno obsesivo compulsivo, deben recibir tratamiento psicológico como primera elección. Así lo establece el  Instituto Nacional de la Excelencia para la Salud y la Atención del Reino Unido (National Institute for Health and Care Excellence, NICE), en los Estándares de calidad para los trastornos de ansiedad.

Tal y como advierte el NICE, un elevado porcentaje de personas con trastornos de ansiedad no son identificados por los profesionales sanitarios, de tal manera, que tan sólo un reducido grupo llega a recibir tratamiento para su problema de ansiedad. Si además se da el caso de que el trastorno de ansiedad coexiste con un trastorno depresivo, los síntomas de ansiedad suelen pasar totalmente desapercibidos por los profesionales sanitarios, centrándose el tratamiento en el cuadro de depresión.

Las normas de calidad, que están disponibles desde febrero de 2014, han sido elaboradas a partir de la revisión de la evidencia científica disponible y abarcan tanto la identificación como el manejo clínico de los trastornos de ansiedad en atención primaria, secundaria y comunitaria para niños, adolescentes y adultos, a excepción del trastorno de ansiedad generalizada y el trastorno de pánico en menores de 16 años (que serán tratados en otros estándares de calidad).

Los principios que enmarcan los Estándares de calidad para los trastornos de ansiedad se articulan en torno a los siguientes cuatro principios:

  • Las personas que presenten alguna sospecha de trastorno de ansiedad deben ser evaluadas específicamente para averiguar la presencia de trastornos de ansiedad, la gravedad de los síntomas y el deterioro funcional asociado.

  • Deben proporcionarse intervenciones psicológicas basadas en la evidencia a todas las personas con trastornos de ansiedad. El NICE subraya que resulta fundamental que se garantice que las personas con un trastorno de ansiedad reciben el mejor tratamiento, basado en la evidencia, en la primera ocasión que acuden a consulta, lo que implica que las personas con trastorno de ansiedad deben recibir tratamientos psicológicos como primera elección, frente a los fármacos.
  • Las benzodiacepinas (que generan tolerancia y dependencia) o los antipsicóticos (que están asociados a un elevado número de efectos adversos) no deben ser prescritos en personas con trastornos de ansiedad, excepto que se recomiende específicamente a corto plazo o en la atención de crisis.
  • Asimismo, el NICE, en su interés de evaluar la eficacia y efectividad de las intervenciones, recomienda que se realice un seguimiento sistemático de los pacientes, registrando su respuesta durante todo el proceso de tratamiento.

Estos estándares de calidad han sido muy bien acogidos por las asociaciones de pacientes de Reino Unido. En palabras de Nicky Lidbetter, -presidente de Anxiety UK, una organización benéfica para los trastornos de ansiedad de referencia en ese país -y según aparece recogido en la nota de prensa del NICE-: “En particular, aplaudimos el reconocimiento del valor otorgado al enfoque centrado en la persona en la prestación de servicios, dirigido a proporcionar una atención de calidad a los pacientes con trastornos de ansiedad. El hecho de destacar la necesidad de realizar una evaluación que identifique la experiencia global del paciente sobre su trastorno de ansiedad, garantizando que se van a ofrecer las intervenciones psicológicas basadas en la evidencia, menos intrusivas, y que las respuestas al tratamiento van a ser controladas con regularidad, resultan excelentes medidas para brindar el mejor servicio a las personas con problemas de ansiedad”. Tal y como resume el presidente de Anxiety UK, “estos estándares de calidad sobre los trastornos de ansiedad dejan claro a los médicos y otros profesionales sanitarios que se debe garantizar que todas las personas con trastornos de ansiedad reciban un tratamiento psicológico eficaz.

Se pueden consultar los estándares de calidad del NICE en el siguiente enlace:

Quality Standards, QS53: Anxiety disorders

Artículos Relacionados
Normas de calidad del NICE para el bienestar mental de las personas mayores en su domicilio
Estándares de calidad del NICE para las conductas autolesivas
Guía del NICE para el manejo y apoyo a niños y adolescentes con trastorno del espectro autista
¿Mejora la efectividad de los tratamientos psicológicos de la ansiedad al añadir un tratamiento farmacológico?
Nueva guía del NICE sobre Trastorno de Ansiedad Social
La OCU alerta del elevado consumo de fármacos para tratar la ansiedad entre la población española
Nueva herramienta del NICE para guiar la toma de decisiones en pacientes con trastornos de salud mental
Última evidencia del NICE sobre el Trastorno Obsesivo Compulsivo
Nueva Guía del NICE sobre la depresión en niños y adolescentes
Normas de calidad del NICE para la atención en demencia
Guía del NICE sobre trastornos de la conducta en niños y adolescentes
LA OCU SOLICITA MÁS TERAPIA PSICOLÓGICA Y MENOS MEDICACIÓN PARA LOS TRASTORNOS DE ANSIEDAD Y DEPRESIÓN
“NO EXISTE APOYO CIENTÍFICO PARA EL TRATAMIENTO DE LOS PROBLEMAS DE ANSIEDAD CON TRANQUILIZANTES” – ENTREVISTA A ANTONIO CANO VINDEL
LA TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL ES MÁS EFICAZ Y EFICIENTE QUE LOS FÁRMACOS PARA EL TRATAMIENTO DE LA ANSIEDAD Y DEPRESIÓN